TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 777/2015 - L                                                        Sucre: 11 de Septiembre 2015                                                         Expediente:CH-14-11-S                                        Partes:Elizabeth Farfán c/ Aurora Farfán Cruz de Patzi, Roberto Lozada Farfán, 

            Alfredo Farfán y Celestino Farfán

Proceso:Usucapión

Distrito:Chuquisaca


VISTOS: El recurso de Casación en la forma y en el fondo de fs. 661 a 663, interpuesto por Roberto Loayza Farfán contra el Auto de Vista Nº042, de 01 de febrero de 2011 de fs. 654 a 657 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, en el proceso de usucapión ordinario, seguido por la recurrente contra Aurora Farfán Cruz de Patzi, Roberto Lozada Farfán, Alfredo Farfán y Celestino Farfán; Auto de concesión del recurso de fs. 666, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Segundo de Partido en lo Civil y comercial de Sucre, dictó la Sentencia Nº 115 de fecha 24 de septiembre de 2010 de fs. 608 a 609 y vta., por el que declaró PROBADA la demanda de fs. 6 ratificada a fs. 182, así como la excepción perentoria de falta de acción y derecho en la reconvencionista e improbada la mutua petición de reivindicación, por consiguiente reconociendo haberse operado usucapión extraordinaria de conformidad al art. 138 del Código Civil.

Resolución contra la que Aurora Francisca Farfán Cruz de Patzi interpuso recurso de apelación (fs. 617 a 618 y vta.) y Elizabeth Farfán (fs. 625 a 627), en cuyo mérito la Sala Civil Segundadel Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, emitió el Auto de Vista Nº 042cursante de fs. 654 a 657y vta., por el que ANULÓ obrados, declarando no haber lugar a la admisión y sustanciación de la causa.

Resolución que dio lugar al recurso de Casación en la forma y en el fondo, interpuesto por Roberto Lozada Farfán, que es motivo de Autos.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1.-Señala que el razonamiento del Tribunal de alzada radica en que no procede la usucapión sobre un inmueble indiviso por tener títulos propietarios, criterio que no tiene sustento de ninguna normativa legal.

2.- Que otro absurdo jurídico del Auto de Vista es indicar que se instauro una demanda conjunta de usucapión ordinaria y extraordinaria, sin percatarse que se hizo en base al art. 134 del Código Civil, al margen que conforme el art. 328 del Procedimiento Civil toda demanda puede tener pluralidad de peticiones.

3.- Que el Auto de Vista anuló obrados en aplicación a lo dispuesto por el art. 15 de la L.O.J., cuando la revisión de obrados de esta norma tiene por finalidad aplicar sanciones, mas no anular obrados, más aun cuando solo procede la nulidad en los casos previstos por el art. 247 de la misma norma legal.

4.- Que la parte no solicitó la nulidad dispuesta por el Tribunal de Alzada, contraviniendo lo dispuesto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, convirtiéndose en una Resolución ultrapetita.

Concluye solicitando se case la Resolución recurrida o en su caso se anule obrados. 

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RES OLUCIÓN:

Previamente corresponde realizar algunas puntualizaciones en mérito de que el ahora recurrente no dedujo apelación contra la Resolución de primera instancia.

Dentro de ese marco el art. 213 del Código de Procedimiento Civil, textualmente señala: "(Recurribilidad de las Resoluciones judiciales).- I.- Las Resoluciones judiciales serán recurribles mediante impugnación de la parte perjudicada...", bajo ese entendimiento diremos que el recurso es el medio de impugnación que la ley otorga a las partes para impugnar una Resolución que les cause perjuicio, por medio del cual se busque su modificación o revocatoria, concepto acogido por una diversidad de las legislaciones procesales, por consiguiente el recurso es el medio de impugnación en favor del perjudicado, es que en nuestro sistema, se ha descrito recursos ordinarios y extraordinarios, como el de reposición, apelación, de casación y revisión, en forma respectiva, condición de perjuicio expuesto con bastante claridad en el art. 219 del mismo cuerpo legal. 

Consecuentemente, se dirá que el art. 257 del Código de Procedimiento Civil refiere: "(Plazo).- El recurso de casación se interpondrá dentro del plazo fatal e improrrogable de ocho días a contar desde la notificación con el Auto de Vista o Sentencia...", como se podrá apreciar dicho articulado refiere, a un recurso de casación, o sea al medio de impugnación que puede formular un perjudicado procesal, obviamente bajo las condiciones establecidas en el art. 258 del Código de Procedimiento Civil, de acuerdo a ello se podrá decir que el avance de la doctrina, ha desarrollado el "principio de impugnación", por el cual se ha formulado la legitimación del recurrente, entendiendo que solo un perjudicado es quien puede recurrir.

Consideración que tiene sustento, en base al aporte de doctrinarios del derecho como Hugo Alsina quien en su obra TRATADO TEORICO Y PRACTICO DE DERECHO PROCESAL, tomo IV, pág. 191 señala lo siguiente: "b) la cuestión de saber quien puede interponer un recurso, constituye un aspecto de la legitimación procesal. Como regla general, puede decirse que los recursos tienen la característica de que funcionan por iniciativa de las partes, y que en consecuencia, a ellas corresponderá su deducción (V 4). Pero hay casos en que el recurso se niega a las partes, y otros en que se concede a terceros. Es que, así como el interés es la medida de la acción, el agravio es la medida en el recurso, y por eso se concede aún a los que no siendo partes en el proceso, sufren un perjuicio como consecuencia de la Sentencia. Se explica entonces que el recurso no proceda cuando la Sentencia sea favorable a la pretensión de la parte, o cuando ésta se ha allanado a la pretensión del adversario y la Sentencia se funda en esa conformidad. Los terceros no pueden interponer recursos en los procesos en que no intervengan, pero pueden hacerlo desde que se incorporan a la relación procesal, porque en ese momento asumen la calidad de partes. No obstante permanecer en su situación de terceros, pueden interponer ciertos recursos, como el extraordinario de apelación por inconstitucionalidad cuando se pretende ejecutar contra ellos una Sentencia dictada en un proceso en el que no ha intervenido (VII, 18)..."

Desde otro criterio doctrinario se tiene la ponencia presentada en la Universidad San Marcos de Lima, por Pedro Donaires Sánchez, intitulado: "LOS PRINCIPIOS DE LA IMPUGNACIÓN", señala lo siguiente: "...PRINCIPIOS DE LA IMPUGNACIÓN... La doctrina no es uniforme respecto de cuáles son los principios que rigen la impugnación. Corresponderá a la teoría de la impugnación, ahondar este tema y plantearlo con uniformidad y coherencia; por el momento, estos son los acogidos por los distintos Autores, algunos de los cuales son citados... 2. Interés del perjudicado o agraviado. Esto significa que el perjudicado con el acto viciado debe tener interés en cuestionarlo haciendo uso de los medios impugnatorios. No debe haberlo consentido ni expresa ni tácitamente. Hay consentimiento expreso cuando el afectado acepta fehacientemente dicho acto. Hay consentimiento tácito cuando deja transcurrir el plazo que tenía para impugnar o procede a ejecutarla o cumplirla; o, no lo cuestiona en la primera oportunidad que tuvo. Quien consiente, no puede impugnar válidamente. La ausencia de consentimiento otorga la legitimación para la impugnación. No existen las impugnaciones de oficio, salvo los casos en que por estar afectada una norma de orden público, el juzgador debe aplicar, de oficio, el remedio de la nulidad; o, el caso en el que la norma procesal ha dispuesto la consulta al superior (por ejemplo, cuando la Sentencia que declara el divorcio conyugal, no impugnada por las partes, debe ser elevada al superior, en consulta, para su aprobación)..." 

En nuestro medio el aporte doctrinario de Carlos Morales Guillen, en su obra "CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL CONCORDADO Y ANOTADO", en la página 500 señala: "... En la doctrina y en la práctica, generalmente, y también en la ley (v. gr. El ap. 213, según el cual las Resoluciones judiciales, serán recurribles mediante impugnación de la parte perjudicada), se habla de medios de impugnación (Chiovenda, Carnelutii, Couture)".

En el sub lite, el recurrente, mediante memorial de fs. 9 y vta., responde a la demanda en forma positiva, alegando que junto a otros copropietarios, adquirió el inmueble objeto de Litis de sus abuelos Lazaro Farfán y Carmen Cruz, teniendo cada uno conocimiento de la extensión y el lugar que le correspondía en el mismo, transfiriendo su parte a Elizabeth Farfán (demandante) en fecha 15 de diciembre de 1985, recibiendo el importe total de la transferencia. Acción que  mereció respuesta negativa de los otros co demandados. 

En cuyo méritoel Juez de la causa dictó sentencia de fecha 24 de septiembre de 2010 (fs.608 a 609 y vta.), por la que se declaró probada la demanda principal e improbada la reconvencional de reivindicación, Resolución que fue recurrida de apelación por la demandada Aurora Francisca Farfán Cruz de Patzi (fs. 617 a 618 y vta.), y por la actora Elizabeth Farfán, en cuyo mérito y sobre todo en consideración a que la actora ratificó lo mencionado en su demanda, en sentido de que la fracción del inmueble objeto de Litis le fue transferida por su propietario Roberto Lozada,(ahora recurrente), conforme el documento de 15 de diciembre de 1985, venta que fue ratificada por Escritura Pública Nº 502/2005, en cuyo mérito el Tribunal de Alzada anuló obrados cuyo razonamiento principal radica en el hecho de que el propietario no puede accionar la presente demanda para obtener el reconocimiento de su condición de propietaria cuando ya ostenta tal calidad y no invoca que a su vendedor no le asista el derecho propietario para transferir el inmueble.

Aspecto que incumbe solo a la actora y los demandados que respondieron negativamente a la demanda, negando el derecho propietario que alega tener la actora Elizabeth Farfán, mas no al ahora recurrente, quien como se dijo respondió positivamente a la demanda alegando que transfirió la fracción que le correspondía sobre el inmueble objeto de Litis a la actora mediante documento de 15 de diciembre de 1985, por consiguiente correspondía, formular recurso de apelación o de casación, a la actora al haberse negado la adquisición de derecho propietario conforme demandó; o en su caso los demandados que respondieron negativamente la demanda, al considerar que la Resolución objeto de impugnación reconocía el derecho propietario de la actora por la transferencia de dominio que realizó el ahora recurrente,sujetos procesales que al verse perjudicados o agraviados, se encuentran legitimados como para interponer recurso de apelación o casación el cual es un: "...medio de impugnación que la ley otorga a las partes de impugnar una Resolución que les cause perjuicio, por medio del cual se busque su modificación o revocatoria..."

Por lo referido las acusaciones descritas como: 1) la improcedencia de la usucapión sobre inmuebles en lo indiviso por tener títulos propietarios, 2) que dentro de una demanda está permitido la pluralidad de peticiones, 3) que el art. 15 de la L.O.J., tiene solo la finalidad de imponer sanciones a los inferiores mas no anular obrados, y 4) que ninguna de las partes solicitó la nulidad de obrados; agravios que no tienen trascendencia debido a que el recurrente reconoció haber transferido a título de compra venta la fracción que le correspondía sobre el inmueble a favor de la actora Elizabeth Farfán, quien no recurrió de la Resolución de alzada como tampoco los otros demandados que respondieron negativamente a la demanda, sin que el recurrente haya demostrado conforme el recurso de casación de qué forma las Resoluciones de instancia y más que todo la recurrida de casación le cause perjuicio y/o agravio en sus intereses, deducción sostenida de acuerdo al tenor del recurso de casación, por lo que la misma deviene en su improcedencia.

Lo expuesto tiene, estrecha relación con lo previsto en el art. 30 inciso 14) de la Ley del Órgano Judicial que señala: "...IMPUGNACIÓN. Garantiza la doble instancia; es decir, el derecho de las partes de apelar ante el inmediato superior, de las Resoluciones definitivas que diriman un conflicto y que presuntamente les causa un agravio....", norma vigente al momento de intentarse los recursos de apelación y casación, como señala la disposición transitoria primera de la mencionada ley, texto del cual se extrae que los medios de impugnación están abiertos para los litigantes que presuntamente hayan sufrido un agravio, o perjuicio en cuanto a sus derechos, lo que no ocurre en Autos, como se ha expresado supra.

Por lo expuesto, y al no concurrir el agravio sufrido como presupuesto esencial que habilita la interposición de los recursos o medios de impugnación, corresponde emitir fallo en la forma prevista por el art. 271 num. 1) del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, en aplicación del art. 271 num. 1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Roberto Lozada Farfán, contra el Auto de Vista Nº 042, de 01 de febrero de 2011, cursante a fs.654 a 657 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segundadel Tribunal Departamental de Justicia del Distrito de Chuquisaca. Sin costas.

No se regula honorarios por no existir respuesta al recurso de casación.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.