TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SAL A  CIVIL


Auto Supremo: 763/2015 - L

Sucre: 08 de Septiembre 2015

Expediente:SC 23 11-S 

Partes:Juvenal VásquezAjhuachoc/Roberto ChanizHuayta y Freddy Magne

Laime.

Proceso:Nulidad de contrato, desocupación y entrega, más pago de daños y

perjuicios        

Distrito:Santa Cruz


VISTOS: El recurso de casación en la forma interpuesto por Roberto ChanizHuayta y Freddy MagneLaime de fs. 281 a 282 y vta., impugnando el Auto de Vista de fecha 29 de noviembre de 2010, cursante a fs. 278 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso de Nulidad de contrato, desocupación y entrega, más pago de daños y perjuicios, seguido por Juvenal VásquezAjhuacho contra los recurrentes, la concesión de fs. 286, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez de Partido Noveno en lo Civil y Comercial, en fecha 16 de junio 2005 emitió Sentencia cursante de fojas 173 a 174 vta., declarando, Probada en parte la demanda interpuesta por Juvenal VasquezAjhuachoen lo que refiere a la nulidad del documento de fecha 2 de marzo de 1999, la desocupación y entrega del puesto de venta, e improbada en cuanto a los daños y perjuicios.  En consecuencia se ordenó la desocupación del puesto de venta Nº PI-0633 de la Asociación de Comerciantes “ÁreaNorte”, de la Feria de Barrio Lindo, debiendo el demandado Freddy MagneLaime entregar el puesto en el plazo de Tres Días de ejecutoriada la Sentencia.

Contra la indicada Resolución, interpuso recurso de apelación la parte demandada, en base de dicho recurso, la ex Corte Superior de Justicia de Santa Cruz emitió Auto de Vista, que confirmó la Sentencia, Resolución que fue recurrida en casación y mereció el Auto Supremo Nº 343 de fs. 268 a 269 y vta., que dispuso la emisión de un nuevo Auto de Vista, motivo por el cual se emitió el Auto de Vista de fecha 29 de noviembre de 2010.

Resolución de segunda instancia que dio lugar al recurso de casación en la forma presentado por la parte demandada, recurso que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La parte recurrente observa el Auto de Vista indicando que no se cumplió a lo determinado en el Auto Supremo, aduciendo que se planteó excepciones y en el Auto de calificación del proceso no fueron tomadas en cuenta, ni consideradas al momento de dictar Sentencia, situación que debió ser observada por el Tribunal Ad quem y anular la Sentencia conforme al principio de congruencia, de objetividad y tasación de la prueba.

Líneas más abajo, vuelve a reiterar sobre la supuesta omisión del Auto de Vista en relación a lo determinado por el Auto Supremo, indicando que la Resolución de segunda instancia vuelve a cometer el mismo error del primer Auto de Vista, donde los de alzada no se pronunciaron sobre la nulidad de la Sentencia y que se debería anular hasta el vicio más antiguo, o sea hasta el momento en que el Juez A quo dictó Auto de calificación del proceso donde debió pronunciarse sobre las excepciones opuestas.

Por dicho motivo termina solicitando que se anulen obrados hasta el vicio más antiguo. 

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de casación en la forma está orientado a objetar la supuesta omisión del Auto de Vista a lo determinado en el Auto Supremo dictado en obrados, al ser ese el marco de nuestro análisis, se deberá tener presente lo siguiente:

Que, de fs. 268 a 269 y vta., cursa el Auto Supremo Nº 343 de 8 de octubre de 2010, donde se estableció la existencia de incongruencia en el Auto de Vista de fecha 24 de mayo de 2006, estableciéndose que: “Del análisis del contenido del Auto de Vista recurrido, se establece en la parte considerativa, la incongruencia de dicha resolución, emitida en vulneración al principio de exhaustividad, que debe contener toda resolución judicial y por tanto ha sido dictada de manera citra petita, toda vez que, se niega el examen íntegro del recurso de apelación planteado, sin decidir sobre todos los agravios expuestos en el recurso que obligaban al Tribunal Ad quem, a pronunciarse expresamente en relación a ellos, en franca vulneración al art. 236 del Código de Procedimiento Civil que manda que el Auto de Vista deberá circunscribirse precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de apelación y fundamentación…” indicando líneas más abajo que en el recurso de apelación existen más de dos agravios que deben ser considerados por el Tribunal Ad quem como por ejemplo sobre las excepciones perentorias opuestas. 

Por su parte, el Auto de Vista, de fecha 29 de noviembre de 2010, evidentemente no consideró, no razonó sobre las excepciones perentorias opuestas, solamente estableció sobre: “a) El desconocimiento del principio de presunción de inocencia, al sostener que el documento de fecha 02 de marzo de 1999 es nulo por ilícito; b) Que, entra en contradicción entre el punto IV y V, al sostener que el documento de fecha 02 de marzo de1999, del cual se pide su nulidad es ilícito (…) Para concluir el recurso, solo hace algunas consideraciones dejando constancia que el análisis de la prueba es superficial y parcializada.” (sic), únicos puntos de los recurrentes que fueron analizados por la Resolución de segunda instancia, los cuales notoriamente no consideran lo expuesto en el Auto Supremo de fecha 8 de octubre de 2010.

De la revisión del recurso de apelación, los recurrentes además de justificar los dos puntos identificados por el Tribunal de alzada, de manera clara y concreta argumentan sobre las excepciones planteadas en la litis, indicando en un punto concreto que estas estarían probadas, agravio expuesto en apelación que fue identificado en el Auto Supremo Nº 343, y que no fue resuelto por el Tribunal de alzada,  motivo por el cual, se ordenó al Ad quem absolver dicho reclamo.

Conforme se tiene del nuevo Auto de Vista, éste solamente entró a considerar lo referente a la nulidad debatida, la contradicción en la parte resolutiva o dispositiva de la Sentencia y finalmente sobre la procedencia de los daños y perjuicios; pero en ningún momento hace referencia a las excepciones perentorias planteadas, dejando imprejuzgado dicho reclamo, vulnerando así el derecho de la parte recurrente de contar con una Resolución que cumpla con el principio de exhaustividad y de congruencia. 

Como se podrá advertir, el Tribunal Ad quem no resolvió sobre la procedencia o no de las excepciones perentorias (Falta de acción y derecho en el demandante, improcedencia, ilegalidad y falsedad en la demanda planteadas que motivó la impugnación propiamente dicha.

Los aspectos señalados importan no solo el incumplimiento del principio de congruencia y pertinencia previsto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, al momento de pronunciar la Resolución de segunda instancia, sino también la afectación al debido proceso, habida cuenta que el Tribunal de alzada se sale del marco previsto en dicha norma legal con respecto a la apelación formulada, siendo además confusa y deficiente en su fundamentación, por lo que de acuerdo al art. 254 num. 4) del adjetivo de la materia, conlleva la nulidad del mismo.

Por lo expuesto, corresponde fallar en la forma prevista por los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010 y en aplicación de los arts. 254 num. 4), 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista de fecha 29 de noviembre de 2010, cursante a fs. 278 y vta, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, debiendo resolver la apelación con pertinencia al art. 236 de la norma adjetiva civil debidamente fundamentada.

Siendo inexcusable el error en que han incurrido los Vocales signatarios del Auto Vista impugnado, se impone multa de un día de su haber mensual a cada uno de ellos, a favor del Tesoro Judicial. A tal efecto, comuníquese a la Dirección General Administra y Financiera.

En cumplimiento a lo previsto por el art. 17.IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani