TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo: 709/2015 - L

Sucre: 25 de Agosto 2015

Expediente: CB-43-11-S

Partes:Carola Sandra y Janneth Morales Auza c/ Claudia Alejandra Quintela

Mendieta y Martha Valenzuela de Pérez

Proceso:Mejor Derecho y Reivindicación de inmueble.        

Distrito: Cochabamba

VISTOS: El recurso de casación en el fondo interpuesto por Claudia Alejandra Quintela Mendieta de fs. 249 a 252, impugnando el Auto de Vista de fecha 16 de noviembre de 2010, pronunciado por la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso de Mejor Derecho y reivindicación, seguido por Carola Sandra y Janneth Morales Auza contra la recurrente, la concesión de fs. 258, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial, en fecha 11 de agosto 2005 emitió Sentencia cursante de fojas 217 a 224 y vta., declarando, Probada la demanda  principal así como la excepción de falta de acción y derecho , se declaró improbada las excepciones de falsedad de título, prescripción y falta de calidad en las personas de las demandantes opuestas con la acción reconvencional, improbada la acción reconvencional interpuesta por Claudia Alejandra Quintela Mendieta así como sus excepciones perentorias opuestas a la demanda. En consecuencia se declaró1.- el Mejor derecho Propietario de las Sras. Carola Sandra Morales Auza y Janette Norma Morales Auzasobre el inmueble signado como lote “C”, manzana 43 de la zona de Aranjuez de una extensión superficial según replanteo de 343.95 m2, registrado en Derechos Reales bajo la matricula computarizada Nº 3.01.1.02.0013573, Asiento A-2 en fecha 21 de noviembre de 2001.

2.- Se dispuso la Reivindicación y entrega del inmueble referido por las demandadas, actuales ocupantes a favor de las demandantes en el plazo de 30 días computables desde la notificación con la Sentencia bajo conminatoria de expedirse mandamiento de lanzamiento.

Contra la indicada Resolución, la recurrente interpuso recurso de apelación, en base al mismo, la ex Corte Superior de Justicia de Cochabamba emitió Auto de Vista, que confirmo totalmente la Sentencia dictada en obrados.

Resolución de segunda instancia que dio lugar al recurso de casación en el fondo presentado por la parte demandada, recurso que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La parte recurrente  acusa la infracción del art. 236 del Código de Procedimiento Civil  al no circunscribirse a los puntos resueltos por el inferior que fueron motivo de apelación, vulnerando sus derechos constitucionales y normas procesales, indicando que pormemorial de apelación expuso sus argumentos de fondo que no fueron considerados por el Tribunal Ad quem emitiendo una Resolución incoherente donde se vulnero lo dispuesto en el art. 190 del Adjetivo Civil.

También hace alusión a la valoración probatoria en obrados, indicando que conforme norma el art. 1320, 1328 II del Código Civil, demostró ser la heredera de la abuela propietaria del inmueble y no una simple cuidadora, demostrándose en obrados que las actoras nunca estuvieron en posesión del inmueble.

Continuando con su recurso señala 12 diferentes puntos concluyendo que todos no fueron considerados por el Auto de Vista recurrido, reiterando que su derecho a plantear la acción reconvencional está claramente determinado por dos aspectos: 1.- porque la demanda está dirigida en su contra y 2.- porque el art. 1007 del Código Civil dice que la herencia se adquiere por el solo ministerio de al ley y los herederos, sean de cualquier clase, continúan la posesión de su causante desde que se abre la sucesión.

Por dichos motivos termina solicitando que se Case el Auto de Vista recurrido y deliberando en el fondo se declare improbada la demanda principal y las excepciones opuestas a la acción reconvencional así como Probada la acción reconvencional, se reconozca su derecho a la sucesión de Sara Claros en representación de su padre Mario Quintela Claros.   

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

De la revisión del recurso de casación en el fondo, se puede extraer los siguientes agravios:

1.- Que el Tribunal Ad quem infraccionó lo determinado en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

2.- Que, el Tribunal Ad quememitió una Resolución incoherente que vulnero lo dispuesto en el art. 190 del Adjetivo Civil.

3.-  Que, señaló 12 diferentes puntos en su recurso de apelación, los mismos que no fueron considerados por el Auto de Vista.

4.-  Finalmente, que conforme norma el art. 1320, 1328.II del Código Civil, demostró ser la heredera de la abuela propietaria del inmueble y no una simple cuidadora.

Bajo ese entendido se deberá indicar a la parte recurrente la diferencia que existe entre los argumentos que hacen al recurso de casación en el fondo y los argumentos que condicen con los de forma. Así tenemos la jurisprudencia dictada en varios Autos Supremos que establecieron: “…que cuando se recurre de casación en el fondo, debe fundarse en infracciones de "in iudicando", en que hubieran incurrido los Tribunales de instancia al pronunciar sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil; mientras que el recurso de casación en la forma o nulidad, se funda en errores al procedimiento, "in procedendo", referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas igualmente para cada caso en concreto, por el artículo 254 de la citada norma.

De lo referido procedentemente se infiere que las formas de resolución de cada uno de los recursos, en el fondo y en la forma, también adopta una forma específica y diferenciada, de ahí que, cuando se plantea recurso de casación en el fondo lo que se pretende es que el Tribunal case el Auto de Vista impugnado y resuelva el fondo del litigio; en cambio, cuando se plantea el recurso de nulidad o casación en la forma, lo que se pretende es la nulidad de obrados, siendo comunes para ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado. Por ello, al margen de exponer los motivos en que se funda su recurso de casación, sea en el fondo o en la forma, es deber del recurrente concretar su pretensión en forma congruente con el recurso que plantea.

En el mismo sentido, el art. 258 num. 2) del adjetivo civil establece que el recurso deberá citar en términos claros concretos y precisos la resolución que se recurriere, su folio dentro el expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya sea en el recurso de casación, en fondo o en la forma, aplicación normativa inexcusable.”

En el sub lite, la recurrente acude ante el Tribunal Supremo de Justicia impugnadola determinación asumida en el Auto de Vista, acusando infracciones enteramente dirigidas a objetar la forma de la Resolución, argumentos que no esgrimen para: “…CASAR el Auto de Vista Recurrido y deliberando en el fondo declarar IMPROBADA la demanda principal y las excepciones opuestas a la acción reconvencional…” (sic) petición final de la recurrente que no condice con los argumentos empleados en el recurso de casación en el fondo, es más bajo argumentos de forma éste Tribunal Supremo de Justicia no puede llegar a casar la Resolución de segunda instancia como solicita, en todo caso, los argumentos expuestos en su recurso debieron ser presentados mediante recurso de casación en la forma y no en el fondo como de manera errada se lo hizo.

Por otro lado, es importante hacer notar que la parte recurrente no cumple con lo normado en el art. 258 num. 2) del adjetivo civil, disposición que establece la cita en términos claros concretos y precisos de la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, no especifica en que consiste la violación de fondo que pudiese existir que permita entrar a considerar el recurso, es más en todo el recurso no subsume las infracciones a las causales señaladas en el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, careciendo el recurso de técnica recursiva

Por esa razón, corresponde a este Tribunal resolver conforme señala el art. 271 num. 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud a la atribución contenida en el art. 42.I num. 1) de la Ley N° 025 del Órgano Judicial y en aplicación del art. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo interpuesto por Claudia Alejandra Quintela Mendieta de fs. 249 a 252, impugnando el Auto de Vista de fecha 16 de noviembre de 2010, pronunciado por la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior de Justicia de Cochabamba. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani