TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 703/2015 - L                                                        Sucre: 25 de Agosto 2015                                                         Expediente: O-4-11-S                                        Partes:Alberto Guzmán Vallejos c/ Nelly Rodríguez                                Proceso:Divorcio                                                        Distrito:Oruro

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 156 a 158 y vta., interpuesto por Nelly Rodríguez de Guzmán, contra el Auto de Vista Nº 002,de 6 de enero de 2011 de fs. 148 a 150 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro (hoy Tribunal Departamental), en el proceso de Divorcio, seguido por Alberto Guzmán Vallejoscontra Nelly Rodríguez;concesión de fs. 162, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Segundo de Partido de Familia de Oruro, dictó Sentencia de 12 de octubre de 2010 cursante de fs. 127 a 131, por el que declara: 1.- Sin lugar e IMPROBADA la demanda de DIVORCIO de folios 15-15 vta., por la causal establecida por el Art. 131 del Código de Familia; por otro lado, PROBADA, la demanda reconvencional de divorcio de fs. 26-27, complementada y ratificada por escrito de fs. 31, por la causal 4º establecida por el Art. 130 del Código de Familia; asimismo IMPROBADA, la acción reconvencional de fs. 26-27, complementada y ratificada por escrito de fs. 31, por la causal 1º establecida por el Art. 130 del Código de Familia. II.- Se declara disuelto el vínculo conyugal que une a los esposos: Alberto Guzmán Vallejos y Nelly Rodríguez, por culpa del demandado, con derecho a asistencia familiar la señora. III.- Se asigna asistencia familiar en favor de la señora, en la suma de Bs. 400, de carácter mensual que debe cancelar el obligado Alberto Guzmán Vallejos, bajo alternativa de ley. IV.- Bienes gananciales serán objeto de división y partición en ejecución de Sentencia, previa su fehaciente comprobación y cumplimiento de formalidades. V.- En Ejecución de Sentencia, procédase a la cancelación de la Partida Matrimonial Nº 26 de 07 de octubre de 1978, del Folio Nº 13, del Libro  Nº5-78-79, de la O.R.C.

Nº 267 de ésta ciudad (Oruro), previas las formalidades de ley.

Resolución contra la que se interpuso recurso de apelación por Nelly Rodríguez de Guzmán, mediante memorial de fs. 134 a 135 y vta.

En mérito a esos antecedentes la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro (hoy Tribunal Departamental), emitió el Auto de Vista cursante de fs. 148 a150 y vta., por el que CONFIRMA la Sentencia de fs. 127-131 de fecha 12 de octubre de 2010

Resolución que dio lugar al recurso de casación en la forma, interpuesto por parte de Nelly Rodríguez de Guzmán, que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Que recurre de casación al amparo del art. 254 nums. 4) y 7) del Código de Procedimiento Civil,  con el entendimiento de que el recurso de casación tuviera  errores de hecho y derecho en la interpretación errónea y la aplicación indebida de las normas legales. Luego expone aspectos de su entendimiento respecto al recurso que plantea, refiriendo que en el caso se habría infringido y consiguientemente quebrantado la ley.

Cuestiona el razonamiento del Auto de Vista respecto a la respuesta dada en relación a la obligación de las partes de generar su prueba, y la solicitud que habría realizado respecto a una retención de beneficios sociales, que no habría sido posible ejecutar, con ello se habría vulnerado el derecho a la petición, entendiendo que se habría cumplido lo previsto por los artículos que alega de principio.

Por otra parte, que ese vicio no conllevaría la vulneración del art. 90 del C.P.C., no fuera evidente, y al contrario no se habría dado cumplimiento a normas procesales. Reclamando porqué lo dispuesto para notificación no hubiera sido cumplido, que considera vulneración del debido proceso, defensa.

Lo anterior iría a en infracción de los arts. 21 y 22 del Código de Familia, refiriendo a aspectos que jurisprudencia habría establecido respecto al no pronunciamiento sobre algunos aspectos y que merecieron anulación de obrados, concluyendo que hubiera reclamado de manera oportuna la infracción ante el J uez.

Como último punto refiere efectuar su petición conforme a derechorazonando que  debiera casarse el Auto de Vista, debiendo fallarse por la nulidad de obrados hasta fs. 117 de obrados a fin de que se proceda a la notificación que pretende.

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Verificado los antecedentes del caso, y en razón del planteamiento del recurso de casación en la forma, estableciendo que éste reclama por el presunto incumplimiento de notificaciones que al final como consecuencia tuviera como resultado la vulneración a sus derechos; sin embargo, en consideración a que en apelación su único reclamo fue porque “…revoque la Sentencia SOLAMENTE EN CUANTO A LA ASIGNACION DE ASISTENCIA FAMILIAR EN LA SUMA DE BS. 400,00 EN MI FAVOR, debiendo FIJAR UNA ASISTENCIA FAMILIAR EN LA SUMA DE BS. 1.000,00 en forma mensual…”, aunque en seguida sugiere una presunta nulidad de obrados para recabar una certificación. Si esto es así, es perfectamente coherente la respuesta otorgada por el Auto de Vista, que a fin de desvirtuar sus argumentos, explicando lo referido a la producción de prueba, arribando finalmente que el monto fijado era el pertinente y acorde a los datos del proceso.

Bajo esas consideraciones cuando nuevamente trae a cuestionamiento los mismos aspectos ya respondidos por el Ad quem y destinados a un pronunciamiento respecto al monto de asistencia familiar, corresponde señalar que este es un tema que en diversos fallos se ha tratado por este Tribunal y el entendimiento es precisamente el que dio en su respuesta a la apelación por parte del demandado a fs. 138, es decir, que la fijación del monto de asistencia familiar no causa estado y puede ser modificado aun en ejecución de Sentencia previa verificación de su procedencia. Ese entendimiento no es novedad si consideramos que en muchos casos similares la extinta Corte Suprema de la Nación emitió criterio que es compartido por este Supremo Tribunal-, por ejemplo en el Auto Supremo Nº 110 de 19 de marzo de 2009 en la que se estableció que "...conforme lo establece el artículo 28 del Código de Familia, (...) las resoluciones sobre asistencia familiar no causan estado, debido a que la reducción, aumento o exoneración de la misma, procede en cualquier tiempo, dependiendo de las circunstancias en que se encuentren los beneficiarios y obligados...". Debiendo considerarse que la norma con la que se tramitó la causa en su art. 28 Código de Familia-, señala que la pensión de asistencia familiar se reduce o se aumenta de acuerdo a la disminución o incremento que se opera en las necesidades del beneficiario o en los recursos del obligado y que por consiguiente la Resolución que fija la pensión de asistencia familiar es revisable, modificable y reducible de acuerdo a las necesidades del beneficiario o los recursos que genere el obligado y que la recurrente puede acudir ante el Juez de la causa y pedir su incremento si así considera por los recurso económicos que el obligado pueda generar.

En el caso en examen, la pretensión de la recurrente se centra solamente respecto al monto de la  asistencia familiar, incluso la presunta existencia de vicios de nulidad  va dirigido a eventualmente producir prueba para el incremento de la suma fijada.

Bajo esas consideraciones, resulta inatendible la pretensión de la recurrente que tiene expedita incluso en ejecución de Sentencia, la posibilidad de reclamar respecto a la fijación del monto de asistencia familiar.

Consecuentemente corresponderá emitir Resolución en sujeción a lo previsto por el art. 271-1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO:La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley de Órgano Judicial y en aplicación de lo previsto por los Arts. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma interpuesto por Nelly Rodríguez de Guzmán que cursa de fojas 156 a 158 y vta., Sin costas por no haber respuesta.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.