TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo:455/2015

Sucre:19 de Junio 2015        

Expediente: 0-10-15-S

Partes: Flora Beatriz Ureña García c/ Empresa Minera Huanuni representada

por Marcelino Quispe López y Vitaliano Ojeda

Proceso:Pago de Adeudos por provisión de material, más daños y perjuicios

Distrito:Oruro

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de Fs. 252 a 253 y vta., impugnando el Auto de Vista Nº 250, de fecha 11 de diciembre de 2014,cursante a fs. 245 a 249 y vta., pronunciado por  la Sala Civil Primera del Tribunal departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso de Pago de adeudos por provisión de material, más daños y perjuiciosseguido a instancia de Flora Beatriz Ureña García contra la Empresa Minera Huanuni, la respuesta de fs. 265 a fs. 266, la concesión de fs. 267,los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Flora Beatriz Ureña García interpuso demanda de pago de adeudos por provisión de material  para interior mina, así como material de construcción y además pago de daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento de obligación a la empresa minera Huanuni antes RBG Minera Huanuni S.A, indicando que emergente de una orden de compra, emitida por la que fue RBG Minera Huanuni S.A. (actualmente Empresa Minera Huanuni), la demandante, quien es propietaria de la empresa “Comercial Urkupiña”, se adjudicó un contrato de provisión de material de construcción, consistente en callapos, durmientes, escaleras y otros para ser utilizados para interior mina, contrato que fue consolidado a través de la adjudicación mediante “orden de compra”, suscrito entre la nombrada empresa R.B.G Huanuni S.A., hoy empresa Minera Huanuni, Sin embargo luego de haber cumplido con la provisión de materiales, el mismo que fue recepcionado a satisfacción, la empresa demandada no cumplió con el pago que asciende al monto de Bs. 98.006.00, lamentablemente tampoco tuvieron efecto los reclamos a través de cartas notariadas, sin embargo, en mérito a dichas cartas la empresa RBG Minera Huanuni S.A., hoy empresa minera Huanuni ha efectuado una auditoría por la Consultora Alcázar Morales, la misma que ha establecido la existencia de la deuda, todo esto en la gestión 2003, por lo que hubo un compromiso de pago, aclara también la demandante que dirigió su reclamo al superintendente de negocios de la Empresa Minera Huanuniconminándole el pago y en razón a la nueva Política gubernamental y cambio de gobierno, lo que fue AlliedDeals, posteriormente R.B.G., estuvo asociada en riesgo compartido con COMIBOL, para trabajar con la mina Huanuni, por lo que habiendo asumido responsabilidad nuevamente la Corporación Minera de Bolivia, debido a las nuevas normas emitidas, la empresa Minera Huanuni pasa nuevamente a tutela de COMIBOL. Hace conocer también que para cumplir con esa provisión de materiales solicitó un crédito que  asciende a la suma de Bs. 176.100.oo.de FORTALEZA S.A.

Contestada la demanda por el Gerente de la Empresa Minera Huanuni plantea excepción previa de impersonería la misma que es declarada improbada y apelada concedida en efecto diferido, contestando la demanda en forma negativa e interpuesto la excepción perentoria de prescripción extintiva.

Tramitado el proceso el Juez de Partido Séptimo en lo Civil de la ciudad de Oruro, Pronuncio Sentencia  Nº 75 de fecha 23 de abril de 2013, cursante a fs. 217 a 219, por la que declara Probada la demanda consiguientemente dispone  la notificación al Gerente de la empresa Huanuni para que a tercero día cancela la suma de Bs. 98.006 bajo conminatoria de Ley y declara improbada la excepción de prescripción sin costas.

Contra la Sentencia de primera instancia la Empresa Minera Huanuni, a través de su representante Vitaliano Ojeda Calluni, interpone recurso de apelación, el mismo que en conocimiento de la sala Civil Primera del Tribunal departamental de Justicia de Oruro pronuncio el Auto de Vista Nº 250, de fecha 11 de diciembre de 2014., por el que anuló obrados hasta la admisión de la demanda.

Contra esta Resolución de Alzada la demandante interpone recurso de casación en el fondo, el cual se analiza:

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La recurrente interpuso recurso de casación en el fondo expresando los siguientes agravios:

Acusa la aplicación incorrecta del art. 17 de la Ley del Órgano Judicial concordante con el art. 3 inc 1) y 90 del Código de Procedimiento Civil, indicando que la revisión de actuados procesales será de oficio y se limitara solo a aquellos asuntos previstos por ley, empero ya se ha hecho norma y reina de las nulidades que inclusive en procesos de más de 10 años y procesos que tuvieron sentencia ejecutoriada, lo único que se hace es anular y no analizar en el fondo lo que se pretende acudiendo al órgano jurisdiccional, nada es satisfactorio, nada esta correcto, todo en criterio del Tribunal superior es erróneo. Hace referencia al principio de legalidad, indicando que tiene su razón en la conservación de los actos procesales, porque si cualquier irregularidad acarrearía nulidad el campo sería vastísimo y los resultados negativos, en el presente caso el tribunal Ad quem anula todo lo obrado hasta el proveído de admisión de la demanda y deja sin efecto un largo peregrinar desde el año 2002, hasta acudir al órgano jurisdiccional con el fin de acudir al órgano judicial, argumentando que no corresponde que se demande a la empresa Huanuni para lograr el pago de la deuda que tiene conmigo, desde lo que fue RBG Minera Huanuni S.A. bajo el argumento que se debe acudir a la normativa civil y comercial por tratarse de una Sociedad Anónima, sin tener en cuenta que la empresa RBG Minera Huanuni S.A. hoy empresa minera Huanuni dependiente de COMIBOL, sin ni siquiera detenerse a analizar que todos los activos y pasivos han pasado hoy a manos de la empresa minera Huanuni.

Hace referencia a que el Decreto Supremo 28901, elevado a rango de Ley, claramente refiere que en la gestión 2007, el  Estado de Bolivia, asume el dominio y administración total de la Empresa Minera Huanuni, en consecuencia, también todas las obligaciones y beneficios que obviamente existían, por eso inclusive los trabajadores y muchos acreedores fueron beneficiados en su oportunidad con el cumplimiento de sus acreencias que tuvieron por la provisión de diversos insumos. Indica que todo el material entregado en ningún momento se ha llevado la empresa privada, porque la que se ha beneficiado es la Empresa Minera Huanuni y hasta la fecha todo el material que proveyó a la empresaestáen uso y es de conocimiento de los gerentes.

Afirma que en ningún momento se dijo que se trata de la misma entidad porque claramente he referido que RBG Huanuni S.A. pasó a manos de la Empresa Minera Huanuni y está a cargo de COMIBOL, empero no se puede pretender que se demande a RBG EMPRESA MINERA HUANUNI S.A. e ir en busca de sus representantes hasta Inglaterra, porque además todos los activos y pasivos de la nombrada empresa RBG Empresa Minera Huanuni han pasado a la EMPRESA MINERA HUANUNI, la empresa hoy estatal tampoco puede eludir todos los beneficios que terceros hemos otorgado oportunamente, incluso la empresa Minera Huanuni, mediante memorial de fs. 44 reconoce que existe una obligación pendiente con mi persona y la empresa dependiente de COMIBOL e inclusive sugiere que se debe dirigir la demanda al superior jerárquico de la empresa minera Huanuni, aspecto que no ha considerado el tribunal Ad quem.

Concluye su recurso pidiendo que se dicte Auto Supremo casando el Auto de Vista y deliberando en el fondo se declare probada su demanda  y en consecuencia se disponga el pago del monto adeudado de Bs. 98.006, más pago de daños y perjuicios.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

La recurrente interpone recurso de casación en el fondo ante una Resolución anulatoria de obrados, en virtud de ello resulta conveniente aclarar que no procede el recurso de casación en el fondo ante una Resolución anulatoria, en atención a que el Tribunal Ad quem no ingresó a resolver el fondo del asunto, razón está para que ante un Auto de Vista Anulatorio de obrados  solo sea pertinente interponer recurso de casación en la forma.

El recurrente interpone el recurso de casación en fondo, con argumentosque hacen a la forma, pues cuestiona la aplicación incorrecta del art. 17 de la Ley del Órgano Judicial, concordante con el art. 3 Inc. 1) y art. 90 del Código de Procedimiento Civil, referido a que la revisión de los actuados procesales será de oficio, en virtud a que en el proceso se encuentren vicios procedimentales que interés al orden público.

En el caso de Autos el Tribunal de Alzada en ejercicio de su facultad fiscalizadora, realizó un análisis sobre la legitimación procesal activa y pasiva, determinando que la Empresa Minera Huanuni, actualmente bajo la tuición del Estado a través de la COMIBOL no es sujeto pasivo de la obligación, en mérito a que la obligación que reclama la demandante se adquirió con la empresa RBG Empresa Minera Huanuni S.A., y no con la  Empresa Minera Huanuni dependiente del Estado.

En mérito a ello resulta conveniente realizar un análisis retrospectivo de los cambios que ha sufrido la Empresa Minera Huanuni. En 1987, por el Decreto Supremo 21377, se descentraliza y forma parte de la Empresa Minera Subsidiaria de Oruro como Centro Minero Huanuni. A finales de 1992 nuevamente toma el nombre de Empresa Minera Huanuni, dependiendo directamente de las Oficinas Centrales de COMIBOL. El 9 de Marzo del 2000 se firma el contrato de riesgo compartido con AlliedDeals PLC, que posteriormente se llamó RBG Minera Huanuni S.A. y por la quiebra de ésta  la empresa es intervenida judicialmente.Nuevamente es modificado el nombre de la Empresa; entre Junio del 2002 a Mayo 2006, lleva el nombre de “RBG Minera Huanuni S.A. Intervención”.EstatalEn mayo 2006, se hace efectiva la rescisión de contrato y la Empresa pasa a depender de COMIBOL con el nominativo de Empresa Minera Huanuni.A partir de junio 2006, por disposición gubernamental, se anula el contrato de riesgo compartido y vuelve a depender de la COMIBOL bajo el denominativo de Empresa Minera Huanuni.

Según datos cursantes en la demanda y la prueba aportada al proceso, la empresa demandada Empresa Minera Huanuni, a tiempo de apersonarse, a fs. 49, interpone la excepción previa de impersonería en el demandado, argumentando que la demandante de manera equívoca dirige la presente demanda a la Empresa Minera Huanuni, toda vez que por la documentación aparejada a la demanda, la demandante ha establecido la relación directamente con los personeros de la Empresa RBG Minera Huanuni, empresa que resulta totalmente extraña a la Empresa Minera Huanuni. Sin embargo, esa excepción de impersonería interpuesta por la parte demandada, ha sido declarada improbada, porque esencialmente no ha acreditado con prueba fehaciente e idónea que la Empresa Minera Huanuni haya quedado liberada de las obligaciones de RBG Empresa Minera Huanuni, pronunciando la Juez de la causa Auto de fecha 29 de marzo de 2012, por el que declaró improbada la excepción previa de impersonería, siendo apelada dicha Resolución por la Empresa Minera Huanuni a través de su Gerente Marcelino Quispe López, y concedida su apelación en el efecto diferido, por Auto de fecha 20 de abril de 2012, reservándose su fundamentación en forma conjunta con la de una eventual apelación de la Sentencia. En el recurso de apelación cursante de fs. 222 a 224 el recurrente hace referencia a  que existe un recurso pendiente de resolver en el Otrosí I.

De los antecedentes expuestos se establece que el análisis de la legitimación activa y  pasiva que realizo el Tribunal de Alzada, fueron considerados en virtud del recurso de apelación diferida, así como con la potestad fiscalizadora establecida en el art. 17 de la Ley del órgano judicial, determinando que la Empresa RBG Minera Huanuni S.A. esencialmente fue una empresa privada, y que la actual empresa Minera Huanuni es una empresa estatal y la obligación de pago por provisión de materiales fue asumida porEmpresa RBG Minera Huanuni persona jurídica privada diferente a la Empresa Minera Huanuni Estatal. En el caso de Autos si bien resulta evidente que con la emisión del  D.S. 28901 de 31 de Octubre de 2006, La COMIBOL asume la administración directa de los Yacimientos Nacionalizados del Centro Minero de Huanuni, desarrollando actividades productivas de prospección, explotación, exploración beneficio,  fundición y comercialización de sus productos minerales, en el mencionado decreto también se establece todo el proceso de reactivación que tendrá la Empresa Minera Huanuni bajo la tuición del Estado, incluso se establece en el art. 8.-La Corporación Minera de Bolivia, realizará las gestiones necesarias para la contratación de empréstitos y la consolidación de la cooperación técnica internacional, para el efectivo desarrollo técnico de las actividades de la Empresa Minera Huanuni. En el art. 9Se instruye a la Corporación Minera de Bolivia, iniciar en forma inmediata las acciones judiciales para la recuperación del daño económico causado en contra del patrimonio del Estado y la Nación como consecuencia del extinguido contrato de Riesgo Compartido suscrito con la firma AlliedDeals PLC y AlliedDeals Minera Huanuni, en marzo del año 2000.  En ese sentido toda vez que la Empresa Minera Huanuni asumirá la recuperación del daño económico causado en contra del Estado como consecuencia del extinguido contrato de Riesgo Compartido suscrito con AlliedDealsPlc y AlliedDeals Minera Huanuni, también resulta lógico que asuma las obligaciones adquiridas como emergencia de provisión de materiales y otros que han servido para el funcionamiento de la Empresa RBG Minera Huanuni S.A. que han servido de base para la pretensión jurídica de la presente demanda.

En mérito a lo expuesto y toda vez que la Empresa Huanuni por memorial cursante de fs. 222 a224 interpone recurso de apelación contra la Sentencia de Primera instancia con varios puntos que han sido objeto de impugnación mismos que por la nulidad dispuesta por el tribunal de Alzada no han sido considerados  y con la finalidad que el Tribunal Ad quem ingrese al fondo del asunto y resuelva bajo el principio de congruencia establecido en el art. 236 del Compilado Adjetivo Civil, que señala que el Auto de Vista deberá circunscribirse precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de la apelación y fundamentación; norma en la que se manifiesta el principio de congruencia, por el cuál la Resolución de Alzada en su motivación y fundamentación debe estar dirigida a absolver cada uno de los agravios deducidos en apelación, sin omitir, exceder o alterar el cuadro recursivo que se sustancia.

En consecuencia, en el marco del recurso de apelación, corresponde también que el Tribunal de alzada valore o reevalúe la prueba y de esta manera emita su criterio a objeto de establecer si confirma o revoca la Sentencia recurrida.

Por todo lo expuesto, al ser evidente la infracción acusada en la que incurrió el Tribunal de Alzada, corresponde a este Supremo Tribunal fallar en la forma prevista por los artículos 271 num. 3), 275 con relación al 254 num. 4) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil de Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.Inum. 1) de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 del 24 de junio de 2010 y en aplicación de los arts. 271 num. 3), 275 con relación al art. 254 num.4) del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista Nº 250, de 11 de diciembre de 2014, que cursa a fs. 245 a 249 y vta.,y se dispone que sin espera de turno y previo sorteo el Tribunal Ad quem resuelva la apelación interpuesta.

Siendo excusable el error no se impone multa.

En aplicación del art. 17.IV de la Ley Nº 025, remítase copia de la presente Resolución al Consejo de la Magistratura a los fines consiguientes de ley.

Regístrese comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Durán

Fdo. Mgdo.Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Quinto