TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A   C I V I L


Auto Supremo:427/2015

Sucre: 16 de Junio 2015

Expediente:PT- 7-15 S.

Partes:Víctor Hugo Arias Vega en representación de la “CompañíaMinera

Celeste” Ltda.c/ Teodoro Tomave Pérez

Proceso: Cumplimiento de contrato

Distrito:Potosí


VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 378 a 381 y vta.,interpuesto porVíctor Hugo Arias Vega en representación de la “Compañía Minera Celeste Ltda.,contra el Auto de Vista de N° 212, de 13 de diciembre de 2014, de fs. 372 a 373 y vta., pronunciado por la Sala Civil Comercial del Tribunal Departamental de Judicial de Potosí, dentro el proceso de Cumplimiento de contrato seguido por el recurrenteen contra de Teodoro Tomave Pérez; el Auto de concesión de fs. 384, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial de la ciudad de Potosí, pronunció Sentencia N° 23/”2013”, de fecha 12 de septiembre de 2014, de fs. 349 a 354, falla declarando PROBADA, de cumplimiento de contrato interpuesto a fs. 225 y subsanada a fs. 233 por la Compañía Minera Celeste Ltda., en contra de Teodoro Tomave Pérez, en consecuencia ordena que el demandado cumpla con la entrega de concentrados de zinc y plata previa valoración de liquidaciones finales por el importe  de $us. 357.609,64 o en su defecto haga efectivo dicho importe  o su equivalente en bolivianos al día de cambio oficial, sea dentro el plazo de 30 dias, Haber lugar al pago de daños y perjuicios a averiguarse en ejecución de Sentencia. Declara IMPROBADA la demanda reconvencional interpuesta  a fs. 287 subsanada a fs. 291 por Teodoro Tomave Pérez en contra de la Compañía Minera Celeste Ltda., en consecuencia sin lugar s disponer  la restitución  de pago de lo indebido por su inexistencia. 

Contra dicha Sentencia N° 23/”2013”, de fecha 12 de septiembre de 2014, de fs. 349 a 354, Teodoro Tomave Pérezinterpone recurso de apelación, que mereció el Auto de Auto de Vista de N° 212, de 13 de diciembre de 2014, de fs. 372 a 373 y vta., pronunciado por la Sala Civil Comercial del Tribunal Departamental de Judicial de Potosí, que ANULA OBRADOS, hasta fs. 264 vta.,Resolución que dio lugar al recurso de casación en la forma presentado por Víctor Hugo Arias Vega en representación de la “Compañía Minera Celeste Ltda.,el mismo que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Los recurrentes exponen argumentos por demás reiterados desarrollando cada uno de sus recursos en tres puntos, de cuyo contenido se resume lo siguiente:

En la forma

1.- Cuestiona elAuto de Vista de N° 212/2014, de 13 de diciembre de 2014, de fs. 372 a 373 y vta., señalando que al haber anula obrados hasta fs. 264 vta., inclusive disponiendo que el Juez A quo se pronuncie con relación al recurso de apelación en el efecto diferido de fs. 285, y al recurso de alzada de fs. 356-358 en forma congruente y exhaustiva y en los plazos respectivos, cuando más aun este no fue objeto de la apelación conjunta de los agravios por parte del demandado, por cuanto el Ad quem, dictó una Resolución ultra petita, más allá de lo pedido.

2.- Como también acusa alAuto de Vista de N° 212/2014, alegando que la parte demandada mediante memorial de fs. 285, interpone recurso de apelación en el efecto diferido, mismo que fue concedido por proveído de fecha 05 de agosto de 2013, lo cual al momento de plantear la apelación éste no activó el mismo tampoco fue ratificado, en el memorial de apelación de donde se determina que no fue objeto del recurso, de esta manera el Tribunal de Alzada ha vulnerado los arts. 24 y 25 de la Ley 1760, así como los arts. 115-II y 119-II de la Constitución Política del Estado, como también el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.  

Por lo que termina peticionando se ANULE obrados, disponiendo sin espera de turno dicte nueva Resolución.

CONSIDERANDO III

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

ElAuto de Vista N° 212, de 13 de diciembre de 2014, de fs. 372 a 373 y vta.,anulaobrados, bajo el argumento de que el “… EL JUEZ A-QUO SE PRONUNCIE CON RELACION AL RECURSO DE APELACION EN EL EFECTO DIFERIDO DE FS. 285. Y AL RECURSO DE ALZADA DE FS. 356-358”… Cabe advertir que en el recurso de apelación explanado por Teodoro Tomave Pérez, no refiere en absoluto de la apelación diferida interpuesta por él en la instancia, sólo se avoca a reclamar los supuestos agravios de la Sentencia.

En éste contexto, cabe referir, que el art. 219 del Código de Procedimiento Civil sobre la procedencia del recurso de apelación señala que procederá el recurso ordinario de apelación a favor de todo litigante que habiendo sufrido algún agravio en la Resolución del inferior, solicitare que el Juez o Tribunal superior lo repare; entendiendo que la apelación como medio de impugnación, en su presentación debe existir una expresión de agravios, que es el motivo de esa apelación, para que el superior en grado revise y repare el mismo.

Señalado esto, cabe expresar, que la apelación produce tres efectos: suspensivo, devolutivo y diferido. Este último llamado también de actuación diferida, que fue incorporado al Procedimiento Civil como "Régimen de la Apelación en el Efecto Diferido" mediante Ley N° 1760Ley de Abreviación Procesal Civil y de Asistencia Familiar, regido en su interposición y trámite a la siguiente normativa: art. 24.- (PROCEDENCIA).“La apelación en efecto diferido procederá contra las siguientes Resoluciones:1. Autos interlocutorios que resolvieren excepciones previas;2. Autos que resolvieren incidentes;3. Resoluciones sobre proposición, producción, denegación y diligenciamiento de la prueba, y, en general,4. Resoluciones que no cortaren el Procedimiento ulterior: El art. 25.- (PROCEDIMIENTO).I. La apelación en el efecto diferido se limitará a su simple interposición, en cuyo caso y sin perjuicio del cumplimiento de la Resolución impugnada y la prosecución del proceso, se reservará la fundamentación en forma conjunta con la de una eventual apelación de la Sentencia definitiva.II. Si la Sentencia definitiva fuere apelada, se correrá traslado de ambos recursos a la parte apelada, con cuya contestación o sin ella, los recursos se concederán para que sean resueltos en forma conjunta por el superior en grado. III. Si la Sentencia no fuere apelada se tendrá por desistida la apelación formulada en el efecto diferido".

La apelación en su efecto diferido, es una modalidad de apelación que parte del principio procesal de celeridad, concebida a fin de que el proceso principal no se interrumpa mediante la impugnación de resoluciones no definitivas de actos procesales que no fueren de trascendencia o que fueren accesorios a lo principal, conforme indica el art. 24 de la Ley N° 1760.

En su tramitación particular, expresada en el art. 25 de la misma Ley (Nº 1760), está limitada a su simple interposición, dentro de plazo, en la tramitación de la instancia, sin que ello signifique su concesión directa. Su fundamentación se reserva en forma conjunta con la de una eventual apelación a la Sentencia definitiva, donde, luego de su contestación, ambos recursos son concedidos al superior en grado. De lo que se advierte que el Procedimiento seguido en el recurso de apelación en su efecto diferido consta de una secuencia y momento procesal establecido, que no puede sustraerse en su trámite.

La eventualidad descrita en el art. 25 parágrafo II de la ley 1760, señala que si la Sentencia definitiva no fuere apelada se tendrá por desistida la apelación formulada en el efecto diferido, entendiendo que si no existe una apelación a la Sentencia, tampoco es posible activar la apelación diferida, existiendo un desistimiento legal del recurso, entendido como renuncia procesal a esa pretensión.

Sin embargo existe otra eventualidad, que resulta de la parte contendiente quien habiendo interpuesto la apelación, y obtenerla en el efecto diferido, apele a la Sentencia definitiva, impugnando el fondo del asunto, sin fundamentar o activar el recurso pendiente, si fuere el caso. En el hipotético que el apelante sólo ocupa su impugnación únicamente a la Sentencia, sin activar o manifestarse del recurso diferido, debe ser entendido como su desistimiento tácito, por un principio dispositivo, pues el juzgador debe atender sólo lo requerido por las partes, además, por un principio de preclusión y celeridad en que se halla sometido el proceso, debiendo concederse el recurso sólo en la apelación manifiesta. El desistimiento tácito, indicado, de una apelación diferida, no contraviene el principio de impugnación, por cuanto el órgano jurisdiccional al admitir la interposición ha garantizado ese derecho y dependía de la parte apelante activar éste conjuntamente con la apelación principal, para que luego se concediese el recurso al superior en grado para su Resolución.

En el caso de análisis, existe una interposición de apelación en el efecto diferido concedido a Teodoro Tomave Pérez conforme se advierte del Auto de fs. 288, por otro lado, dictada la Sentencia de fecha 12 de septiembre de 2014 de fs. 349 a 354, el demandado Teodoro Tomave Pérezopuso apelación a ésta, sin fundamentar menos ratificar la apelación concedida en el efecto diferido.

Conforme al razonamiento descrito, Teodoro Tomave Pérezal haber interpuesto la apelación diferida y concedida a fs. 288, tenía la oportunidad de activar este recurso conjuntamente su apelación a la Sentencia (ratificando los argumentos expuestos en su memorial de apelación), sin embargo de la apelación esgrimida por éste de fs. 356a358 y vta., se evidencia que no ratificó ni se manifestó respecto a la apelación diferida pendiente, por lo cual ha quedado desistida, por voluntad propia del demandado, quien además solicitó al Tribunal Ad quem delibere el fondo de la apelación, y no anular lo obrado y disponer que el A quo se pronuncie sobre laapelación diferida que no fue activada y mucho menos reclamada como agravio.

De lo precedentemente señalado, se evidencia que el Tribunal Ad quem, desconociendo su propia competencia, al anular obrados, procedió erradamente, contraviniendo el principio de celeridad procesal que comprende el ejercicio oportuno y sin dilaciones en la administración de justicia, puesto que debió resolver en la forma planteada el recurso de apelación a la Sentencia, entendiendo que la apelación diferida fue desistida tácitamente.

En cuanto a los demás agravios denunciados este Tribunal considera innecesario considerarlos al haber encontrado cierto el vicio de nulidad denunciado y respondido conforme se desarrolló supra.

Por lo referido, corresponde dictar Resolución conforme determina el art. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista de N° 212, de 13 de diciembre de 2014, de fs. 372 a 373 y vta., pronunciado por la Sala Civil Comercial del Tribunal Departamental de Judicial de Potosí, y dispone que el Tribunal sin espera de turno y previo sorteo pronuncie nueva Resolución debidamente fundamentada y motivada con arreglo a lo previsto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

Siendo excusable el error no se impone multa.

En cumplimiento del art. 17.IV de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, remítase copia de la presente Resolución al Consejo de la Magistratura

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo.Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Quinto