TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                          S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 409/2015                                                                        Sucre: 9 de Junio 2015                                

Expediente: CB 36 15 S.

Partes: Leticia Inés Cabero Alarcón de Krascht y otros c/ Justina Olga Cabero

            Alarcón y otra

Proceso: División y Partición

Distrito: Cochabamba


VISTOS: El recurso de casación de fs. 397 a 400, formulado por Juan Carlos Suazanabar Claros en representación de Leticia Inés Cabero Alarcón de Kracht, Ronald Lucas Cabero Alarcón y Ricardo René Cabero Alarcón contra el Auto de Vista signado con Ptda. Nº 248 Libro N° 197 de 06 de octubre de 2014 que cursa de fs. 392 a 393, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba en el proceso de división y partición seguido por Leticia Inés Cabero Alarcón de Krascht y otros en contra de Justina Olga Cabero Alarcón y otra, la concesión de fs. 413, los antecedentes del proceso y;

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Noveno en lo Civil de la ciudad de Cochabamba, pronuncia la Sentencia signada con partida Nº 44, de 12 de marzo de 2014 que cursa de fs. 363 a 369 y vta., declarando probada en parte la demanda de división y partición, probada en parte la demanda reconvencional deducida por Olga Cabero Alarcón, disponiendo la subasta y remate del bien inmueble ubicado en la Av. Calancha Nº 1279 previa valuación pericial para que con su resultado se distribuya entre sus copropietarios los porcentajes reconocidos en la Sentencia, debiendo devolverse a Justina Olga Cabero Alarcón el importe de los impuestos anuales del inmueble.

Resolución que al ser apelado, fue resuelto mediante Auto de Vista de fs. 392 a 393 que confirma la Sentencia apelada,  fallo que a su vez es recurrida de casación objeto de estudio.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1.- Describe los antecedentes del proceso, para señalar que el recurrente hubiera realizado la declaratoria de herederos al deceso de Ricardo Cabero Ricaldi, en la que Leticia Inés Cabero Alarcón de Kracht, Ronald Lucas, Ricardo René, Ernesto Toribio Cabero Alarcón y Ruth Cabero de Kracht siendo que a cada uno les correspondía 16.66% de acciones y derechos, sobre el bien inmueble marcado con la letra “A” de 301,79 m2 ubicado en la Av. Calancha Nº 1279 zona del hipódromo, pues en la demanda formulada como en el responde de Justina Olga Cabero Alarcón, coinciden con el objeto del proceso del lote A, pues en la Sentencia de 12 de marzo de 2014 se dispone la subasta y remate del bien ubicado en la Av. Calancha Nº 1297 que fue confirmada por Auto de Vista, por lo que las autoridades han actuado con ligereza, pues se desconoce que la demanda se refería únicamente al lote “A”, cuando se dispuso el remate de todo el inmueble y cita el art. 190 del Código de Procedimiento Civil.

Cita parte del Auto de Vista, para señalar que la “simple fotocopia” se encuentra en testimonio original Nº 40 de 21 de enero de 1977 otorgado como segundo testimonio y registrado en Derechos Reales bajo la partida Nº 193 fojas 98 del Libro de propiedades de la Ciudad Capital en fecha 24 de enero de 1977, que cursa en fs. 12 a 14 vta., de obrados, ante dicha existencia es una omisión cuando se dispone el remate del lote “B”, que tiene derecho propietario a nombre de Ruth Cabero de Kracht. Sostiene también que Justina Olga Cabero Alarcón, confiesa que los herederos de su padre son seis persona cada una con el 16.66% en acciones y derechos, que implica técnicamente su imposibilidad de dividir conforme al certificado de fs. 190 y la Ordenanza Municipal Nº 1061/91 de 20 de diciembre de 1991, que refiere que el predio “A” al encontrarse en la parte posterior del lote “B” tiene acceso mediante un pasaje, no admite más divisiones, y cabe el remate conforme al parágrafo I del art. 167 del Código Civil, pues se debe señalar que el predio en litigio es el lote “A” y no todo el inmueble como señala la Sentencia y Auto de Vista.

2.- No se considera el documento de fs. 12 a 14 cuya cláusula cuarta, en sentido de que Margarita Alarcón vda. de Cabero señala co propietaria del lote objeto de litis, señala que Ruth Cabero y Leticia Cabero han efectuado los gastos de construcción de un departamento a un 50% cada una de ellas así como el amurallamiento del lote, declaración que tiene todo el valor por estar contenido en un documento conforme al art. 1287, 1289 parágrafo I, y 1290 parágrafo I del código civil y 56 de la constitución, que trato de ser justificado por ambas instancias de que se trata de una simple fotocopia legalizada de fs. 165 a 166 vta.

3.- Señala también que en cuanto a las excepciones establecidas por la defensora de oficio de Ruth Cabero de Kracht, se señaló que aquella carece de legitimación para apelar, se dirá que no se ha revisado los poderes, de fs. 1 a 6, en el que se señala facultades para incidentar y recurrir, por ello acusa la vulneración de los derechos de los conferentes, que conlleva el derecho de indemnización, reparación y resarcimiento, que no ha merecido ninguna consideración y debe aplicarse el art. 113 de la Constitución, señala también que los de instancia refirieron que la madre de los conferentes hubiera cancelado los impuestos hasta la gestión de 1996 cuando falleció en la gestión de 1983, que fue denunciado por su parte en el memorial de fs. 173 a 174.

Por lo expuesto recurre de casación en la forma y en el fondo, solicitando la anulación del Auto recurrido se dicte nuevo Auto en el fondo y en la forma.

CONSIDERANDO III.

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de casación fue redactado con falta de tecnicismo alegando recurso de casación en la forma y en el fondo, sin especificar de manera puntualizada cuales son aspectos sobre el recurso en la forma y cuales en el fondo, por lo que este Tribunal de acuerdo a la deficiente redacción considera disgregar los agravios de la siguiente manera: 

En la forma.-

Sobre la acusación de que los tribunales desconocen que la pretensión de división fuera por el lote “A”, se dirá que en Sentencia se ha dispuesto la división del lote “A” y no ha introducido otra propiedad que fuera el lote descrito como lote “A”.

Sobre la acusación de que el Ad quem haya señalado que los apelantes no tienen legitimación para apelar sobre la excepción opuesta por la defensora de oficio de Ruth Kracht, se dirá que la misma acusa serios daños y perjuicios a los mandates del recurrente, sin embargo de ello no explica por que causa el proceso correspondería ser anulado, pues uno de los requisitos para viabilizar la nulidad procesal, es precisamente que el recurrente haya sido objeto de indefensión y que el acto le cause perjuicio, agravio que no se encuentra argumentado por el recurrente, por lo que la misma resulta ser infundada.

En el fondo.- 

1.- Sobre la acusación relativa a que la división solo se refería al lote “A”, y la asignación de los porcentajes fuera del 16,66% para cada uno de los herederos; corresponde señalar que la Sentencia de primera instancia en el considerando II, señaló que el lote “A” tiene una superficie de 241.19 m2, el lote “B” con 241,18 m2, y el pasaje con una superficie de 60,60 m2, habiéndose transferido el lote “B” por Margarita Alarcón vda. de Cabero en favor de Ruth Cabero de Kracht, por lo que ante el deceso de Ricardo Cabero Ricaldi, se declararon herederos seis de sus descendientes (Rene Ricardo, Justina Olga, Ronald Lucas, Ernesto Toribio, Leticia Inés y Ruth Cabero Alarcón) y registraron dicha declaratoria de herederos en el registro de propiedad del causante, a fs. 357, partida Nº 357 Libro Primero de Propiedad Cercado de 17 de febrero de 1997, siendo este el inmueble de litis (Lote “A”), posteriormente ante el deceso del heredero Ernesto Toribio Cabero Alarcón, fueron declaradas herederas sus hermanas Leticia Inés y Justina Olga Cabero Alarcón, por lo que tanto el Juez como el Ad quem consideraron que la división es por el derecho de propiedad del causante Ricardo Cabero Alarcón (respecto al lote “A”), no habiéndose mencionado para nada que la división afectaría el lote “B” de propiedad de Ruth Cabero de Kracht; por otra parte en cuanto a la asignación de los porcentajes del 16,66%, para cada heredero, se dirá que antes del deceso de Ernesto Toribio Cabero Alarcón a cada uno de los seis herederos de Ricardo Cabero Ricaldi, les correspondía el 16.66% -como señala la parte recurrente- empero de ello al deceso de Ernesto Toribio Cabero Alarcón dos de las hermanas (Leticia Ines y Justina Olga Cabero Alarcón) que tramitaron su declaratoria de herederos han adquirido la acciones que correspondería Ernesto Toribio, razón esta, por la que el porcentaje de Leticia Inés y Justina Olga Cabero Alarcón se hubiera incrementado al 24,99%, concluyendo que este Tribunal no advierte confusión alguna sobre la división de otra propiedad diferente al que le correspondía al causante Ricardo Cabero Ricaldi, menos sobre el porcentaje asignado a los herederos; siendo innecesario considerar para este agravio que el documento original de fs. 12 a 14 vta., acreditaría la propiedad de Ruth Cabero de Kracht.

2.- En cuanto a la no consideración de la cláusula cuarta del documento de fs. 12 a 14, en sentido de que Margarita Alarcón vda. de Cabero, hubiera indicado que en el lote “A”, Ruth y Leticia Cabero hubiera efectuado el gasto para la construcción de un departamento, el amurallamiento y la verja, declaración que tendría la fe probatoria asignada por los arts. 1287, 1289, 1290 del Código Civil.

Se dirá que, el documento de fs. 12 a 14 (testimonio Nº 40 de 21 de enero de 1977), es uno relativo a una venta de lote de terreno otorgado por Margarita Alarcón vda. de Cabero en favor de Ruth Cabero de Kracht, en cuya cláusula primera señala que la vendedora es co propietaria de un lote de terreno de una superficie de 542,97 m2., correspondiendo el 50% a los hijos habidos con Ricardo Cabero y en esa fecha hubiera procedido a la división en los lotes “A” y “B” (cado uno con una superficie de 241,19 m2 y un pasaje servidumbral de 60,60 m2), luego en la cláusula segunda  señala que sobre la titularidad que tiene sobre el lote “B”, la otorga en calidad de venta en favor de Ruth Cabero de Kracht, luego en la cláusula cuarta que sus hijas Ruth Cabero de Kracht y Leticia Cabero de Kracht han efectuado la construcción del amurallamiento, la verja y un departamento en el lote “A”. De la exposición efectuada por Margarita Alarcón vda. De Cabero, se tiene que la misma, refiere que en su calidad de propietaria del lote “B”, efectúa la transferencia del inmueble en favor de su hija Ruth Cabero de Kracht, sin embargo de ello refiere que sobre la propiedad del lote “A” (reconociendo la propiedad del lote “A” a favor de los hijos del matrimonio Cabero-Alarcón), se hubiera efectuado construcciones, empero de ello al señalar que tiene el derecho de propiedad sobre el lote “B” que lo ha transferirlo, se entiende que no tiene esa potestad de disposición sobre la fracción del lote “A”, por lo que no podía efectuar ningún reconocimiento de construcciones efectuadas por terceras personas ni por sus descendientes sobre dicho lote “A”, por lo que la declaración contenida en el documento de fs. 12 a 14, no puede ser considerado como oponible a la parte demandada, pues en la presente causa se debate la división del patrimonio dejado por el de cujus Ricardo Cabero Ricaldi y no de Margarita Alarcón; consiguientemente la declaración de la cláusula cuarta del documento de fs. 12 a 14, no resulta ser un medio de prueba idóneo para considerar que la actora hubiera introducido mejoras en la propiedad ahora objeto de división y partición, pues las declaraciones en favor de otro solo hacen fe contra quien lo ha suscrito (no habiendo suscrito el documento de fs. 12 a 14 Justina Olga Cabero Alarcón), por lo que no existe vulneración de los arts. 1287 y 1289 parágrafo I del Código Civil y 1290 parágrafo I y 56 Art. de la Constitución Política del Estado.

3.- En cuanto a la acusación relativa a que se hubiera cometido un “error en la redacción”, en sentido de que la madre de los mandantes hubiera cancelado, los impuestos hasta la gestión de 1996, cuando la misma falleció el 30 de julio de 1983, aludiendo que fue reclamado mediante memorial de fs. 173 a 174, que se reduce a una aclaración, empero de ello, por la forma de la redacción no puede ser considerado como una infracción, pues las infracciones establecidas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, son claras y precisas, olvidando el recurrente que la decisión de los Tribunales puede ser atacada en base a la infracción de la ley (violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley), o cuando se generare disposiciones contradictorias esto es haber otorgado o negado pretensiones que por su naturaleza son contradictorias entre sí, o, cuando se ha generado error de hecho o error de derecho en la apreciación de la prueba, caso para el cual se debe acreditar el medio de prueba que genere contradicción con los hechos probados o no probados por el juzgador o que aún en el caso de que el operador judicial considerando el medio de prueba no le otorgue el valor probatorio asignado por ley, de acuerdo a estos supuestos el recurrente sobre este punto acusado, solo señala que existió una confusión en cuanto al pago de impuestos, sin explicar de que manera esa confusión contrastaría algún hecho probado o no probado y que la misma contrastaría el fondo de la decisión dando lugar a modificar la decisión de mérito, por lo que el recurrente no ha cumplido en fundamentar su infracción en esto punto.

Por lo expuesto corresponde emitir fallo en base al art. 271 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO.- La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2.010 y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 397 a 400, formulado por Juan Carlos Suazanabar Claros en representación de Leticia Inés Cabero Alarcón de Kracht, Ronald Lucas Cabero Alarcón y Ricardo René Cabero Alarcón contra el Auto de Vista signado con Ptda. Nº 248 Libro N° 197 de 06 de octubre de 2014 que cursa de fs. 392 a 393. Con costas.

Se regula honorario del abogado de la actora en la suma de Bs.1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.        

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Quinto