TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                               S A L A  C I V I L

 


Auto Supremo: 384/2015

Sucre: 8 de junio 2015

Partes: PETROSUR S.R.L. c/ Sala Civil Segunda  del Tribunal

            Departamental de Justicia de Santa Cruz  

Expediente: SC-77-15-Com

Distrito: Santa Cruz


VISTOS: El Recurso de Compulsa de fs. 24 y vta., y anuncio de fs. 18 a 19, interpuesto por Jorge Ernesto Rojas López en representación de PETROSUR S.R.L., contra el Auto de fecha 20 de abril de 2015, que niega la concesión del Recurso de Casación, pronunciado por Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del Proceso Ordinario seguido por PETROSUR SRL contra Sociedad Comercial CONSARQ S.R.L., los antecedentes del testimonio y;


CONSIDERANDO I:


De la revisión de los datos que cursan en fotocopias legalizadas se llega a establecer que dentro del caso ut supra, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Santa Cruz, pronunció el Auto de Vista de fecha 2 de marzo de 2015 de fs. 5 a 6 vta., del cuadernillo de compulsa por el que se confirma en forma total el Auto de fecha 23 de diciembre de 2014.

Determinación que fue impugnada vía Recurso de Casación, por  Jorge Ernesto Rojas López en representación de PETROSUR S.R.L, mediante su memorial de fs. 9 a 12 del testimonio, el cual fue negado en su concesión mediante Auto de fecha 20 de Abril de 2015, de fs. 16, Resolución contra la cual el ahora anunciante ha interpuesto anuncio de compulsa, mismo que previa sustanciación, es presentado ante este Máximo Tribunal Supremo, el cual que se pasa analizar.

CONSIDERANDO II:

Conforme con la previsión del art. 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en el efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa de concesión del recurso es legítima o no, tomando en cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras, corresponde determinar si el Tribunal compulsado  adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario  y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el Art. 255 del referido cuerpo procesal, este último complementado por el Art. 26 de la Ley No 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, conforme el Art. 283 del Código de Procedimiento Civil, el recurso de compulsa tiene como única finalidad verificar la legalidad o no de la desestimación del recurso de casación, no teniendo este Tribunal atribuciones para tomar otra determinación sobre el contenido principal del proceso.

Que, del análisis del recurso de compulsa, se establece que el recurrente fundamenta la negativa indebida bajo dos aspectos:

1.- Que la procedencia de su recurso se halla establecida en el Art. 255 del C.P.C., por que el Auto impugnado de fs. 4 del testimonio de compulsa, confirmado por Auto de Vista, es un auto definitivo, ya que, pone fin a la pretensión perseguida puesto que levanta la medida precautoria conforme al Art. 177 del C.P.C., lo que nunca fue incumplida, por cuanto al ser una Resolución definitiva debía proceder el recurso de casación.

Conforme al fundamento esbozado en el Recurso de Compulsa se puede establecer que el fundamento radica en que la Resolución que da origen al presente recurso, es una Resolución definitiva, por cuanto, conforme establecería el Art. 255 del C.P.C., es procedente el recurso de casación, siendo de manera específica ese el fundamento del compulsante, corresponde analizar si la Resolución de fs. 4, de fecha 23 de diciembre de 2014, es un Auto Interlocutorio Definitivo o no.

A tal efecto, en cuanto al tema de Autos Definitivos podemos citar la Sentencia Constitucional 0092/2010-R de 4 de mayo, que sobre el caso refiere: “Este Tribunal en su SC 0636/2003-R de 9 de mayo, ha establecido que: “...en el ordenamiento jurídico procesal civil vigente, como una de las formas de resolución judicial se tiene reconocido el auto interlocutorio, entendido como aquella resolución que decide las cuestiones incidentales que se suscitan durante la tramitación del proceso y, que según Eduardo J. Couture: 'es un pronunciamiento sobre el proceso no sobre el derecho'; que dirime cuestiones accesorias que surgen con ocasión de lo principal y se resuelven según lo alegado y probado por las partes, vale decir, con apoyo de una fundamentación o motivación. El art. 188 CPC, siguiendo el mismo sentido expresamente dice: 'Los autos interlocutorios resolverán cuestiones que requieren sustanciación y se suscitaren durante la tramitación del proceso...´.

Que, según la naturaleza del asunto que es resuelto por los Autos interlocutorios, éstos se dividen en definitivos y simples o propiamente dichos. Los primeros, cortan todo procedimiento ulterior del juicio, haciendo imposible, de hecho y de derecho, la prosecución del proceso...”

De lo que se concluye que el Auto Interlocutorio Definitivo, es aquella Resolución que corta todo procedimiento ulterior y pone fin al litigio o en su caso impide que el Juez pueda proseguir con el trámite de la causa, resultando esta la esencia del Auto Definitivo.

Teniendo en claro todo lo expuesto, en el caso de Autos, revisado el testimonio que da origen al recurso de compulsa, se establece que el Auto aludido de fecha 23 de diciembre de 2014 no es una Resolución definitiva,  habida cuenta que esta Resolución de forma textual expresa:  “la demanda de medidas precautorias, son disposiciones por el juez con objeto de impedir los actos de imposición de administración que pudieran hacer ilusoria el resultado del juicio y con el objeto de asegurar de antemano la eficacia de la decisión a dictarse en el mismo.

Las medidas pueden ser intraproceso como también antes del proceso a iniciar; y en el caso de Autos; la medida ha sido solicitada antes de iniciar el proceso; y su naturaleza es garantizar la suma de un monto de dinero, que adeuda la empresa demandada, por consiguiente dicha medida a efecto de continuar vigente debe ser demandada  dentro de los cinco días que estipula el art. 177 del Código de procedimiento Civil.

Que, según los datos del proceso pese a que el demandante ha instaurado demanda, que por falta de pago de cuantía, esta no ha sido admitida; lo que implica que la medida precautoria, ha caducado, por no ser interpuesta dentro de la demanda y del plazo que otorga la norma.

POR TANTO: en conformidad al art. 177 del C.P.C., se ordena el levantamiento de la medida precautoria de retención de fondos…. ”, del contenido de la resolución objeto del presente recurso, se establece que esta gira en torno a las medidas precautorias incoadas antes de iniciar el proceso, cuestiones que son de carácter accesorio a la presente causa de demanda de pago, es decir, que este Auto interlocutorio confirmado por Auto de Vista, en ningún momento se ha pronunciado sobre los motivos por los cuales no se admite la demanda, Resolución que si tiene carácter definitivo, a contrario sensu de una Resolución que resuelve las medidas precautorias incoadas, las que al tener un carácter de accesoriedad no son consideradas como definitivas y por ende simplemente son susceptibles del recurso de apelación, y no así del recurso de casación al no tratarse de una cuestión del fondo que haya impedido el tramite normal de la causa, o haya cortado todo procedimiento ulterior.

En consecuencia no se evidencia que el Juez de la causa haya denegado incorrectamente el recurso de casación interpuesto. 

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42.I num. 4) de la Nueva Ley del Órgano Judicial Nº 025, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Jorge Ernesto Rojas López en representación de PETROSUR S.R.L.


En aplicación del Art. 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa al compulsante que se gradúa en el equivalente a  tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo monto mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.


Regístrese,  comuníquese y devuélvase.-

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto