TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo: 378/2015

Sucre:2 de Junio 2015

Expediente: O-12-15-S

Partes:Delia Gongora Veliz c/ Teodoro Fernández Alvino

Proceso:Ruptura Unilateral

Distrito:Oruro


VISTOS: El recurso de casación de fs. 420 y vta., interpuesto por Delia Gongora Veliz, contra el Auto de Vista Nº 261, de fecha 24 de diciembre de 2014, cursante de fs. 415 a 418 y vta., pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso ordinario de Ruptura Unilateral, seguido por la recurrente contra Teodoro Fernández Alvino; la concesión de fs. 426; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Tramitado el Proceso, el Juez de Partido Primero de Familia de la ciudad de Oruro, emitió la Sentencia Nº 68, de fecha 13 de junio de 2014, cursante de fs. 391 a 395 y vta., declarando IMPROBADA la demanda de ruptura unilateral interpuesta por Delia Gongora Veliz por el art. 169 del Código de Familia con relación al inc. 1) y 4) del art. 130 del mismo cuerpo legal, al carecer el demandado de libertad de estado, PROBADAS las excepciones de fs. 34 a 26 de falta de acción y derecho opuestas por el demandado. De igual forma libró los derechos de las hijas a la vía llamada por ley, por encontrarse los mismos precautelados por el Estado en su más alta función de la minoridad.

Contra la referida Sentencia, Delia Gongora Veliz, interpuso Recurso de Apelación cursante a fs. 397 y vta.

En merito a esos antecedentes, la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, emitió el Auto de Vista Nº 261, de fecha 24 de diciembre de 2014, cursante de fs. 415 a 418 y vta., por el que CONFIRMO la Sentencia recurrida, con costas.

Resolución que dio lugar al Recurso de Casación, interpuesto por Delia Gongora Veliz.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Denuncia que tanto el Juez de primera instancia como los del Tribunal de Alzada, no consideraron que en el caso de Autos dejaron en la impunidad el haber consumado un matrimonio con la procreación de tres hijas, la adquisición de bienes los que quedaron en su integridad con el demandado.

Acusa que tanto el Tribunal inferior como el de Apelación no consideraron las declaraciones literales y testificales que señalaron contundentemente que Teodoro Fernández Alvino en forma consentida vivió con su persona en forma permanente e ininterrumpida, procreando tres hijas y adquiriendo bienes.

Asimismo acusa que no fue tomado en cuenta la existencia de una Resolución de separación de cuerpos dentro del proceso de divorcio del demandado con la señora “Sequita”.

En razón a esos antecedentes la recurrente simplemente solicitó se admita el presente recurso.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

De manera previa debemos realizar las siguientes precisiones y de ello dependerá si corresponde o no considerar el recurso:

El parágrafo II del art. 164 de la Constitución Política del Estado, preceptúa: “La ley será de cumplimiento obligatorio desde el día de su publicación, salvo que en ella se establezca un plazo diferente para su entrada en vigencia”. En ese entendido, el Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, norma que en revisión de la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, fue publicada en fecha 24 de noviembre de 2014.

En razón a esas consideraciones, del texto descrito supra se evidencia que cuando el Código de Familias (Ley Nº 603) en su disposición transitoria segunda se refiere a “desvinculación conyugal”, se entiende que se refiere a la desvinculación de una unión conyugal libre o de hecho, lo que en el actual Código de Familia es conocido como Ruptura Unilateral, procesos que en virtud a lo señalado supra se encuentran vigentes desde la fecha de publicación del Código de las Familias, es decir que, los procesos de divorcio y desvinculación conyugal y las normas que les son inherentes o conexas, tanto en el aspecto sustantivo como en el adjetivo se encuentran vigentes desde el 24 de noviembre de 2014 fecha de publicación del Código de las Familias. Siguiendo ese análisis,el art. 434 del Código de Familias, respecto al proceso de divorcio y desvinculación conyugal,señala que éste se encuentra calificado como un proceso extraordinario, y que ante una apelación el Auto de Vista ya no admite recurso de casación, conforme dispone de manera expresa el art. 444 del mismo cuerpo legal.

En ese entendido, en el caso de Autos la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, ante el recurso de apelación interpuesto por la ahora también recurrente, emitió el Auto de Vista Nº 261/2014 de fecha 24 de diciembre de 2014, cursante de fs. 415 a 418 y vta., mediante el cual confirmó la Sentencia recurrida, Resolución que originó que Delia Gongora Veliz interponga el presente recurso de casación, el cual fue concedido mediante Auto Nº 09, de 26 de enero de 2015 cursante a fs. 426; de lo expuesto se deduce que el Auto de Vista fue emitido en vigencia del Código de las Familias, siendo así, dicha Resolución nació como un acto jurídico procesal sin que pueda ser impugnado mediante recurso de casación conforme a las reglas del art. 444 y la disposición transitoria segunda inc. b) del Código de las Familias, anticipación que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos.

Por lo expuesto y toda vez que la publicación de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en los hechos ocurrió en fecha 24 de noviembre de 2014 (publicación de la Gaceta Oficial), se entiende que a partir de ese momento, tal como lo señala la disposición transitoria segunda, deben aplicarse las normas del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar.

En ese sentido, en el caso de Autos, tomando en cuenta que el Auto de Vista fue pronunciado el 24 de diciembre de 2014, por el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante Auto de fs. 426, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía negar la concesión del recurso de casación interpuesto por la parte demandada dando por concluido el proceso con la facultad que le señala el art. 262 del Código de Procedimiento Civil,  modificado por el art. 26 de la Ley Nº 1760, que dispone: “El Tribunal de Apelación deberá negar la concesión del recurso de casación y declarar ejecutoriada la sentencia o auto recurrido en los siguientes casos: 3) Cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255”.           

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme al art. 271 num. 1) en relación al art. 272 num. 1) ambos del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 1) y 272 num.1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el Recurso de Casación  de fs. 420 y vta., interpuesto por Delia Gongora Veliz, contra el Auto de Vista Nº 261, de fecha 24 de diciembre de 2014, cursante de fs. 415 a 418 y vta., pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo.Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto