TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL



Auto Supremo: 377/2015

Sucre: 02 de junio 2015

Expediente:        O-13-15-S

Partes: Richard QuinayaChoque representado legalmente por Fernando

Machicado Méndez. c/ Adela Condori Flores.

Proceso: Divorcio.

Distrito: Oruro.

VISTOS:El recurso de casación de fs. 1095A 1099 y vta., interpuesto porAdela Condori Flores, contra el Auto de Vista Nº 246/2014 de fecha 05 de diciembre de 2014, cursante de fs. 1085 a 1091, pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso ordinario de Divorcio, seguido por Richard Quinaya Flores representado legalmente por Fernando Machicado Méndez contra la recurrente; la concesión de fs. 1103; los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Tramitado el Proceso, el Juez de Partido Primero de Familia de la ciudad de Oruro, emitió la Sentencia Nº 26/2014 de fecha 18 de marzo de 2014, cursante de fs. 1040 a 1045 y vta., declarando PROBADA la demanda de fs. 51 a 52 y vta., interpuesta por Richard Quinaya Choque por la causal inmersa en el art. 130 inc. 4) del Código de Familia, así como PROBADA la demanda reconvencional interpuesta por Adela Condori Flores por las causales previstas en el art. 130 inc. 1) y 4) del mismo cuerpo legal, sin costas; en ese entendido declaró también improbadas las excepciones de falta de acción y derecho formuladas en la causa por la demandada, consiguientemente declaró disuelto el vínculo matrimonial que une a los esposos Richard Quinaya Choque y Adela Condori Flores por culpa de ambos esposos, sin derecho a ser asistida la esposa, fijando en mérito a la salud del hijo mayor como cuota de asistencia familiar para ambos menores la suma de Bs. 1.000, disponiéndose la tenencia y guarda de J. y D. Quinaya Condori, en favor de su progenitora. Respecto a los bienes dispuso que en ejecución de sentencia se proceda a la división y partición, previa su fehaciente comprobación. De igual modo dispuso que ejecutoriada la sentencia se de cumplimiento a los dispuesto en la última parte del art. 398 del Código de Familia 

Contra la referida Sentencia, tanto Richard Quinaya Choque como Adela Condori Flores, interpusieron Recurso de Apelación cursante de fs.1047 a 1049 y vta, y de fs. 1053 a 1057 y vta., respectivamente.

En merito a esos antecedentes, la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, emitió el Auto de Vista Nº 246/2014 de fecha 05 de diciembre de 2014, cursante de fs. 1085 a 1091, por el que CONFIRMO la Sentencia recurrida.

Resolución que dio lugar al Recurso de Casación, interpuesto por Adela Condori Flores.

CONSIDERANDO II:        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Denuncia violación e infracción del parágrafo II del art. 115 de la Constitución Política del Estado y primera parte del parágrafo I del art. 117 de la citada disposición legal, asimismo del inciso 1) del art. 3 del Código de Procedimiento Civil, arguyendo que el actor fue declarado rebelde por el Juez A quo por no haber contestado a la demanda reconvencional.

Acusa que en el Auto de Vista no se realizó una valoración sobre los fundamentos fácticos y legales del memorial de apelación de la ahora también recurrente.

Señala que en el Auto de Vista los miembros del Tribunal de Alzada se limitaron a realizar una simple narración, relación, transcripción  abreviación de su memorial de apelación, actitud con la que habrían vulnerado el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, puesto que el Auto de Vista no se circunscribiría en nada al objeto de su memorial de apelación.

Denuncia la infracción, inobservancia y violación del art. 140 del Código de Familia al valorar la prueba testifical de cargo, argumentando que en razón a la declaración de los testigos de cargo Angélica Martínez Ríos de Achacollo, Walter Condori Canaviri y Germán Flores Soliz, la acción de divorcio interpuesta por el actor se encontraría extinguida de conformidad al art. 140 del Código de Familia.

Acusa la infracción, inobservancia y violación del art. 90 del Código de Procedimiento Civil, con el fundamento de que el Tribunal de Alzada realizó una mala interpretación y valoración de lo que significa el instituto jurídico de la prescripción del derecho, pues su persona nunca mencionó ni fundamentó su recurso de apelación en la excepción de prescripción de la prueba testifical de cargo como falsamente habría señalado el Tribunal de Alzada.

Asimismo, la recurrente acusa la violación del art. 236 del Código de Procedimiento Civil, porque el Tribunal de Alzada no consideró ni valoró con criterio de equidad legal su recurso de apelación, toda vez que no se habrían pronunciado sobre los puntos apelados, menos valorado su petición habiendo obrado sin criterio legal, forzando criterios y violando flagrantemente jurisprudencia vinculante.

En razón a esos antecedentes, solicita a este Tribunal Supremo de Justicia emita Auto Supremo anulando obrados hasta fs. 1040 inclusive, es decir hasta que la Juez A quo emita nueva Sentencia o en su defecto se case el Auto de Vista recurrido, en ambos casos solicita que se declare improbada la demanda principal fijando una asistencia familiar a favor de su persona en su condición de esposa y a favor de sus hijos en la suma de un mil ochocientos 00/100 bolivianos que el obligado debe asistir.

CONSIDERANDO III:        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

De manera previa debemosrealizar las siguientes precisiones y de ello dependerá si corresponde o no considerar el recurso:

El parágrafo II del art. 164 de la Constitución Política del Estado, preceptúa: “La ley será de cumplimiento obligatorio desde el día de su publicación, salvo que en ella se establezca un plazo diferente para su entrada en vigencia”. En ese entendido, el Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, norma que en revisión de la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, fue publicada en fecha 24 de noviembre de 2014. En razón a esas consideraciones, se deduce que los procesos de divorcio y desvinculación conyugal y las normas que les son inherentes o conexas, tanto en el aspecto sustantivo como en el adjetivo se encuentran vigentes desde el 24 de noviembre de 2014 fecha de publicación del Código de las Familias; siguiendo ese análisis, el art. 434 inc. a) del Código de Familias, respecto al proceso de divorcio, señala que éste se encuentra calificado como un proceso extraordinario, y que ante una apelación el Auto de Vista ya no admite recurso de casación, conforme dispone de manera expresala última parte del art. 444 del mismo cuerpo legal.

En ese entendido, en el caso de autos la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, ante el recurso de apelación interpuesto por ambas partes, emitió el Auto de Vista Nº 246/2014 de fecha 05 de diciembre de 2014, cursante de fs. 1085 a 1091, mediante el cual confirmó la Sentencia recurrida, resolución que originó que la recurrente interponga el presente recurso de casación, el cual fue concedido mediante Auto Nº 12/2015 de 28 de enero de 2015 cursante a fs. 1103; de lo expuesto se deduce que el Auto de Vista fue emitido en vigencia del Código de las Familias, siendo así, dicha resolución nació como un acto jurídico procesal sin que pueda ser impugnado mediante recurso de casación conforme a las reglas del art. 444 y la disposición transitoria segunda inc. b) del Código de las Familias, anticipación que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos.

Por lo expuesto y toda vez que la publicación de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en los hechos ocurrió en fecha 24 de noviembre de 2014 (publicación de la Gaceta Oficial), se entiende que a partir de ese momento, tal como lo señala la disposición transitoria segunda, deben aplicarse las normas del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar.

En ese sentido, en el caso de autos, tomando en cuenta que el Auto de Vista fue pronunciado el 05 de diciembre de 2014, por el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante auto de fs. 1103, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía negar la concesión del recurso de casación interpuesto por la parte demandada reconvencionista, dando por concluido el proceso con la facultad que le señala el art. 262 del Código de Procedimiento Civil,  modificado por el art. 26 de la Ley Nº 1760, que dispone: “El Tribunal de Apelación deberá negar la concesión del recurso de casación y declarar ejecutoriada la sentencia o auto recurrido en los siguientes casos: 3) Cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255”.           

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme al art. 271 num. 1) en relación al art. 272 num. 1) ambos del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 1) y 272 num.1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el Recurso de Casación  de fs. 1095 a 1099 y vta., interpuesto porAdela Condori Flores, contra el Auto de Vista Nº 246/2014 de fecha 05 de diciembre de 2014, cursante de fs. 1085 a 1091, pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro. Sin costas por no existir respuesta al recurso de casación.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo.Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto