TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

       SALA CIVIL



Auto Supremo: 373/2015                                                                Sucre: 02 de junio 2015                                                                Expediente:        LP-24-15-S                                                                Partes: Nelly Vásquez de Campos y Walter Oscar Vásquez Bazán. c/  Domingo

Delfín Mamani Callisaya y Benita Quispe de Mamani.

Proceso: Reivindicación y pago de daños y perjuicios.

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 267 a 268, interpuesto por Domingo Delfín Mamani Callisaya, contra el Auto de Vista Nº S-394/2014 de fecha 24 de octubre de 2014, cursante de fs. 264 a 265 y vta., pronunciado por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso ordinario de reivindicación y pago de daños y perjuicios, seguido por Nelly Vásquez de Campos y Walter Oscar Vásquez BazáncontraDomingo Delfín Mamani Callisaya y Benita Quispe de Maman, la concesión del recurso de fs. 272; los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Tramitado el Proceso, el Juez Primero de Partido en lo Civil y Comercial de la capital, emitió la Sentencia Nº 151/2012, de fecha 10 de septiembre de 2012, cursante de fs. 177a 182 y vta., declarando PROBADA la demanda interpuesta por Nelly Vásquez de Campos por sí y en representación legal de su hermano Walter Oscar Vásquez Bazán en lo que respecta a la reivindicación, ordenando la restitución del lote de terreno despojado por los demandados dentro de 15 días de haberse ejecutoriado la Sentencia e IMPROBADA respecto al pago de daños y perjuicios.

Contra la referida Sentencia, Domingo Delfín Mamani Callizaya, interpuso Recurso de Apelación cursante de fs. 186 a 188.

En merito a esos antecedentes, la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, emitió el Auto de Vista Nº S-394/2014 de fecha 24 de octubre de 2014, cursante de fs. 264 a 265 y vta., por el que CONFIRMA tanto el Auto de fs. 48 vta. a 49, el Auto de 11 de agosto de 2011 de fs. 155 y la Sentencia Nº 151/2012 de 10 de septiembre de 2012. Con costas.

Resolución que dio lugar al recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por Domingo Delfín Mamani Callisaya, el que se pasa a considerar y resolver.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Denuncia que al ser el objeto del proceso un lote de terreno rústico ubicado fuera de la jurisdicción de la ciudad de La Paz, correspondía conocer el proceso a la jurisdicción agroambiental  por lo que solicita la nulidad de todo lo obrado y consiguiente remisión al Tribunal Agroambiental.

En el fondo:

Señala que la Sentencia fue dictada mediante medios ilícitos.

Acusa que existen disposiciones contradictorias dictadas por un Juez usurpador  de la Jurisdicción Agroambiental, por lo que señala que las resoluciones dictadas son nulas.

Denuncia que tanto el Auto de Vista así como la Sentencia convalidan actos ilegales que fueron reclamados oportunamente, como es la incompetencia del Juez.

En la forma:

Acusa la violación de normas supremas enmarcadas en la Constitución Política del Estado y señala que la Sentencia fue dictada por un Juez incompetente cuando el Juez competente es la Jurisdicción Agroambiental.

En razón a esos antecedentes solicita se case el Auto de Vista y se remita al Tribunal Competente como es la jurisdicción Agroambiental y se aplique los arts. 15, 16 y 17 de la Ley del Órgano Judicial por existir irregularidades procesales reclamadas oportunamente.

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Estando interpuesto el recurso de casación tanto en el fondo como en la forma, previamente corresponde referirnos al recurso de forma, toda vez que de ser evidentes los agravios expuestos darían lugar a la nulidad de obrados, imposibilitando el pronunciamiento en el fondo; en ese entendido diremos que:

De la forma:

En este punto, el recurrente acusa que la Sentencia fue dictada por un Juez incompetente por ser el objeto del proceso un lote de terreno rústico que se encontraría fuera de la jurisdicción municipal de la ciudad de La Paz, razón por la cual solicita se declare la nulidad de obrados, en ese entendido y conforme a la revisión del proceso, se tiene que a fs. 142 de obrados cursa la Certificación Jurisdiccional Nº 0063/2011 emitida por la Unidad de Metropolización Ordenamiento y Delimitación del Territorio dependiente del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, que certifica que el inmueble objeto de la litis pertenece a los actores y que el mismo se encuentra ubicado en la zona/sector según Folio Real JACKO KALANI EX FUNDO CHICANI PALCA, actualmente “CHICANI” dentro de la jurisdicción de La Paz de acuerdo a la Ley Nº 1669 y la Ley Nº 453 de Radio Urbano y Suburbano; prueba, que en razón al decreto de fecha 10 de mayo de 2011 cursante a fs. 145 vta., se la tuvo por ofrecida y pese a haber sido puesta a conocimiento de la parte recurrente, tal como se advierte de la papeleta de notificación de fs. 146, éste no objetó dicha prueba, pues si el recurrente consideraba que el terreno objeto de  la litis es un predio rústico y que la jurisdicción agroambiental es la competente para conocer el presente proceso, éste debió demostrar tal extremo y no limitarse a acusar la incompetencia del Juez sin prueba legal alguna que demuestre dicho extremo.

Por lo expuesto el recurso de casación en la forma en razón alo previsto en los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento deviene en infundado.

Del fondo:

Previamente a considerar el recurso de casación en el fondo, corresponderealizar las siguientes consideraciones:

El recurso de casación es considerado como el medio impugnatorio vertical y extraordinario, el cual procede en supuestos estrictamente determinados por ley y está dirigido a lograr que este Máximo Tribunal revise, reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación por los Tribunales Departamentales de Justicia, que infrinjan normas de derecho material o normas que garanticen el derecho al debido procesoo las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

En ese sentido la uniforme jurisprudencia emitida por la entonces Corte Suprema de Justicia, que es compartida por este Máximo Tribunal, señaló que el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, que puede ser interpuesto en el fondo o en la forma o en ambos a la vez, conforme a lo establecido en el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil; es así que, el recurso de casación será en el fondo cuando acuse errores “in iudicando”, es decir errores en la resolución de fondo del proceso, debiendo circunscribirse los mismos a las causales inmersas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba; en cambio, será en la forma cuando acuse errores in procedendo es decir errores de procedimiento, los que deberán adecuarse a las causales establecidas en el art. 254 del Código de Procedimiento Civilsiendo su finalidad la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo.

En ambos casos, es decir en el recurso de casación en el fondo o en la forma, el cumplimiento del art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, resulta inexcusable, es decir que el recurrente debe citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

En el caso de Autos, el recurrente de manera general haciendo referencia al art. 253 del Código de Procedimiento Civil, acusa la violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, sin especificar ni detallar cuales serían esas leyes aplicadas o interpretadas indebida o erróneamente y cuales los perjuicios que estas le ocasionan, pues solo se limita a advertir que la Sentencia habría sido declarada probada en razón a medios ilícitos y que iniciará acciones penales; asimismo, sin especificar si se refiere a la resolución de primera o de segunda instancia acusa la existencia de disposiciones contradictorias dictadas por un Juez usurpador de jurisdicción agroambiental, sin señalar a que disposiciones se estaría refiriendo y en qué consistiría la contradicción que acusa, ni las razones por las cuales el Juez al que hace referencia sería usurpador de la jurisdicción agroambiental, al margen de ello debemos aclarar que este agravio, conforme a lo desarrollado supra no corresponde al fondo del proceso sino a la forma por lo que el recurrente debió interponer dicho recurso en sus agravios de forma, pues la finalidad que persigue es la nulidad de los supuestos actos que fueron usurpados por “un Juez”. Finalmente, cuando acusa que tanto en el Auto de Vista como en la Sentencia se habrían convalidado actos ilegales que fueron reclamados oportunamente, el recurrente no detalla cuales serían esos actos ilegales que afectan al fondo del proceso ni mucho menos los agravios que estos le ocasionan, pues el recurso de casación al tratarse de un recurso extraordinario debe basarse en los fundamentos expuestos en el mismo recurso y no así en memoriales anteriores o posteriores, y cuando en la parte final hace mención a la supuesta incompetencia del Juez, conforme se detalló anteriormente, este hecho debió ser recurrido de manera fundamentada en el recurso de casación en la forma y no así en el fondo.

Consiguientemente, se concluye queel recurso de casación en el fondodeviene en improcedente conforme a lo establecido en los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

En ese entendido y por las razones expuestas corresponde fallar en la forma prevista en los arts. 271 num. 1) y 2), 272 y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma, y conforme a lo establecido en los arts. 271 num. 1) y 272num. 2) del mismoadjetivo civil, declara  IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo, interpuestos por Domingo Delfín Mamani Callisaya, contra el Auto de Vista Nº S-394/2014 de fecha 24 de octubre de 2014, cursante de fs. 264 a 265 y vta., pronunciado por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas.

Se regula honorarios del abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo.Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto