TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo:372/2015

Sucre: 2 de Junio 2015

Expediente: O-16-15-S

Partes:María Antonieta Quiroga Soto Vda. De Ballesteros, Olga Carola Jimena

Ballesteros Quiroga, Oscar Fernando Ballesteros Quiroga y Aldo Gonzalo

Ballesteros Quiroga c/ Eva Plaza Sandi

Proceso: Entrega de Bien Inmueble

Distrito:Oruro

VISTOS: El recurso de casaciónen el fondo de fs. 581 a 584, interpuesto por Eva Plaza Sandi contra el Auto de Vista Nº232/2014, de fs. 574a579,  de 31 de diciembre  2014, pronunciado  por la Sala Civil Comercial y Familiar Segunda del Tribunal  Departamental de Justicia de Oruro, dentro el proceso de Entrega de Bien Inmueble, seguido por María Antonieta Quiroga Soto Vda. De Ballesteros, Olga Carola Jimena Ballesteros Quiroga, Oscar Fernando Ballesteros Quiroga y Aldo Gonzalo Ballesteros Quiroga contra la recurrente;  la concesión de fs. 596.; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial, el 15 de septiembre de 2014 pronunció Sentencia, cursante de fs. 536 a 539, declarando probada la demanda de principal de entrega de bien inmueble ubicado en calles Aroma Nº 177 esquina Bacovik de la ciudad de Oruro, registrado en las oficinas de Derechos Reales bajo la Matricula Nº 4..01.1.01.0004707, Asimismo rechazó los fundamentos del memorial de contestación a la demanda de fs. 25 a 26 y ampliada a fs. 32 de obrados, se declaró Improbada la demanda reconvencional de nulidad de declaratoria de herederos e Improbada la nulidad de inscripción de Folio Real Matricula Nº 4.01.1.01.0004707 asiento Nº 2, Improbado la exclusión de acceder a la sucesión hereditaria de María Antonieta Quiroga Vda. De Ballesteros; disponiendo la notificación de la parte demanda Eva Plaza Sandi a objeto que dentro del plazo de 3 días de ejecutoriada la Sentencia, se proceda a la entrega del bien inmueble ubicado en las calles Aroma Nº 177 esquina Bacovik a sus propietarios.

Contra dicha Resolución, presentó su recurso de apelación la parte demandada, exponiendo  los agravios sufridos con la Sentencia.

En virtud de la apelación planteada en la litis, el Tribunal de Alzada conforme a  los antecedentes del proceso y la apelación, confirmó la Sentencia en su totalidad.

Resolución que ahora es recurrida en casación, que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Acusa que el fundamento del Auto de Vista respecto a la afirmación que el memorial de recurso de apelación carecería de expresión de agravios, vulnera el principio de congruencia, toda vez que inicialmente el Ad quem indica que es necesario la expresión de agravios para que se habrá la competencia y de manera posterior vulnerando su propia fundamentación de no ingresar a resolver el fondo de la litis, abre su competencia e ingresa a resolver en el fondo el proceso, realizando una interpretación errónea del Código de Procedimiento Civil en sus arts. 374 num. 1) y 397 los cuales le ocasionan agravios.

Por otro lado indica que se le causó indefensión al expresar “IMPROBADOLA EXCLUSIÓN DE ACCEDER A LA SUCESIÓN HEREDITARIA DE MARIA ANTONIETA QUIROGA VDA. DE BALLESTEROS”, vulnerando su derecho patrimonial y familiar, omitiendo fundamentar el Ad quem la Resolución de segunda instancia hecho que constituye causal de nulidad al haberle ocasionado indefensión. 

También indica que por más de 22 años, la esposa demandante, estuvo separada del de cujus, hechos que debieron ser valorados, los mismos que demuestran su derecho propietario, situación que el Tribunal de alzada no fundamentó de manera adecuada, no hizo entender a la parte recurrente los motivos jurídicos de su exigencia, emitiendo una Resolución con falta de fundamentación vulnerando el debido proceso y la tutela judicial efectiva conforme los fallos constitucionales indicados en el recurso de casación.

Por dicho motivo y en virtud de considerar la parte recurrente que el Tribunal de alzada emitió una Resolución con falta de fundamentación y la misma sería causal de nulidad, termina peticionando que se dicte Auto Supremo casando la Resolución recurrida en merito a lo expuesto.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Considera este Tribunal Supremo que ante el planteamiento formulado por la recurrente, existe la necesidad de aclarar lo que en esencia es el recurso de casación, en ese sentido, corresponde señalar que éste es considerado como un medio impugnatorio vertical y extraordinario, procedente en supuestos estrictamente determinados por ley y dirigido a lograr que el máximo Tribunal revise y reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

Que la Casación tiene por fin privilegiar la recta aplicación de la ley y de esta manera alcanzar la justicia en la Resolución de los conflictos procesales. Por ello, estamos ante una institución necesaria y de enorme importancia en la administración de justicia, pues gracias a ella, se cuenta con una vía que asegura la correcta aplicación o interpretación de las normas jurídicas y la uniformidad de la jurisprudencia nacional.

Como característica esencial de este recurso podemos establecer que no se trata de una tercera instancia, pues el Tribunal de casación es un Tribunal de derecho y no de hecho, por ello el recurso solo procede por las causales taxativamente indicadas por la ley, debiendo el Tribunal de Casación circunscribirse a considerar las causales invocadas por el recurrente y siempre que se formulen con observancia de los requisitos exigidos por la misma ley.

Al respecto la jurisprudencia sentada por el Tribunal Supremo de Justicia, señala que el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, que puede ser planteada en el fondo o en la forma o en ambos a la vez, conforme está establecida en el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil.

Cuando el recurso de casación se interpone en el fondo, esto por errores en la Resolución de fondo o errores en la Resolución de fondo del litigio, los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el artículo 253 del adjetivo Civil, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva Resolución que resuelva el litigio, unificando la jurisprudencia e interpretación de las normas jurídicas o creando nueva jurisprudencia; en tanto que si se plantea en la forma, es decir por errores de procedimiento, la fundamentación debe adecuarse a las causales y previsiones contenidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal, siendo su finalidad la anulación de la Resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley. En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

De lo manifestado precedentemente se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes, el uno, nos referimos al de fondo, está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la Resolución del litigio, y en este caso lo que el recurrente pretende es que el Auto Supremo Case la Resolución recurrida y resuelva el fondo de la controversia en base a la correcta aplicación o interpretación de la ley o la debida valoración de la prueba. En cambio el recurso de casación en la forma está orientado a que el Tribunal Supremo constate la existencia de errores formales en la Resolución impugnada o de procedimiento en la sustanciación de la causa que conlleven la afectación del debido proceso, en ese caso la pretensión recursiva del recurrente está orientada a la nulidad de la Resolución impugnada o a la nulidad de obrados.

En el caso en análisis, la recurrente refiere interponer recurso de casación en el fondo, sin embargo no indica nada de fondo que pueda ser analizado en casación, el recurso de casación se circunscribe a objetar una supuesta incongruencia en la fundamentación del Auto de Vista, haciendo alusión a la infracción del art. 236 del Código de Procedimiento Civil; de la misma forma, acusa que se le habría causado indefensión  por la falta de fundamentación en la Resolución de segunda instancia, situaciones procesales que no desvirtúan, ni atacan en nada el fondo de lo debatido en la litis; también el recurso de casación en el fondo hace alusión a Sentencias Constitucionales respecto a la motivación de los fallos judiciales y el debido proceso, Resoluciones Constitucionales que sin duda van dirigidas a orientar el modo correcto de la emisión de las Resoluciones Judiciales, aspectos procesales que no son coincidentes con el recurso de casación en el fondo, donde se debió atacar cuestiones de fondo y no de forma.

Por otro lado, si bien la recurrente señala como infraccionado los arts. 374 num. 1) y 397 del Código de Procedimiento Civil, normativas relativas a los medios legales de prueba y su valoración, el recurso no indica en qué consistiría dicha infracción o interpretación errónea de la ley -como se acusa-, la recurrente en base a dicha infracción solicita que se tome en cuenta para una posible nulidad de la Resolución recurrida y a más de expresar dichas normativas como infraccionadas y que no se hubieran tomado en cuenta los hechos facticos del proceso (separación de más de 22 años), la recurrente realiza un reclamo general de la interpretación errónea de las indicadas normativas, como se tiene expuesto, no fundamentó nada de fondo de la litis, es más, solamente hace una queja general sobre lo argumentado por el Tribunal de alzada, respecto a su recurso de apelación, que fue considerado falto de expresión de agravios, pero aun así conforme a los nuevos lineamientos constitucionales de acceso a la justicia, el Auto de Vista entró a resolver el fondo del proceso, situación que no es motivo de impugnación en el presente recurso, limitándose solamente a formular reclamos formales que no tienen ninguna relación con el fondo del proceso.  

Por lo indicado, se entiende que el recurso de casación analizado, ataca errores formales del Auto de Vista, que de ninguna manera pueden generar la Casación de la Resolución del Ad quem como termina peticionando la parte recurrente.

Dichos  aspectos analizados, evidencian la absoluta deficiencia con la que se ha planteado el recurso de casación, no existiendo cumplimiento alguno de lo que imperativamente señala el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, a efectos de que se considere un recurso de casación de fondo.

Por todos esos antecedentes, este Tribunal Supremo de Justicia se ve imposibilitado de analizar el recurso como se tiene planteado, por lo que corresponde emitir el fallo en sujeción a lo determinado por los arts. 271 num.1) y 272 num.2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, conforme dispone la atribución prevista en el art. 42.Inum. 1) de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 y en aplicación a lo determinado en el art. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 581 a 584, interpuesto por Eva Plaza Sandi contra el Auto de Vista Nº232/2014, de fs. 574 a 579,  de 31 de diciembre  2014, pronunciado  por la Sala Civil Comercial y Familiar Segunda del Tribunal  Departamental de Justicia de Oruro. Con Costas.

Se regula el honorario del profesional en la suma de Bs.- 1000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto