TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                  S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 357/2015 L

Fecha: 21 de mayo 2015                                                

Expediente: LP - 1 - 09 S                                                

Partes: Andrés Condori Merlo y Eugenia Mamani de Condori  c/ Emiliana López 

            Condori y Dionisia López de Condori.

Proceso: Reconocimiento de mejor derecho propietario, desocupación y        entrega

               del lote de terreno más daños y perjuicios por hechos ilícitos.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 449 a 454, interpuesto por Emiliana López Condori y Dionisia López de Condori, contra el Auto de Vista 129/2008 de 03 de abril de 2008, de fs. 446 a 447 vta., pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso ordinario de reconocimiento de mejor derecho propietario, desocupación y entrega del lote de terrenos más daños y perjuicios, instaurado por Andrés Condori Merlo y María Eugenia Mamani de Condori contra las recurrentes; la respuesta al recurso de fs. 457 a 458 vta.; el Auto de concesión de fs. 459; los antecedentes procesales; y:


CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, Andrés Condori Merlo y Eugenia Mamani de Condori, a fs. 48 a 49 vta.,  interpone demanda ordinaria de declaratoria de mejor derecho propietario, desocupación y entrega de lotes de terreno más el pago de daños y perjuicios; señalando que mediante escrituras Públicas 2565 y 2531 de fecha 19 de octubre de 1994 son propietarias de los lotes de terreno Nº 95 y 96 con una extensión de 265 y 230 m2, adquiridos de Juan Poma Gutiérrez, derecho propietario que se encuentra registrada ante las oficinas de Derechos Reales en enero de 1995, sin embargo el 29 de marzo de 1999 fueron despojadas de sus lotes de terreno, pese a haber realizado construcciones en el lugar, por varias personas inducidas por Emiliana López y Dionisia López, quienes alegan tener derecho de propiedad sobre los mismos, citadas con la demanda estas respondieron negativamente la demanda refiriendo ser propietarias de los lotes de terreno conforme la Escritura Pública Nº 118/1995 de 12 de enero de 1995, registrado en Derechos Reales el 15 de febrero de 2006, aclarada conforme el testimonio 1259/99 de 31 de mayo, para finalmente reconvenir por usucapión quinquenal, acción negatoria más daños y perjuicios.

Tramitado el proceso conforme a ley, la Jueza Segundo de Partido en lo Civil y Comercial de la Capital, pronuncia la  Sentencia Nº 385/2007 de 27 de septiembre de 2007,  cursante a fs. 415 a 417 vta., declarando probada en parte la demanda respecto al mejor derecho propietario e improbada con relación a la desocupación más daños y perjuicios e improbada la demanda reconvencional.

La referida Sentencia fue recurrida de apelación por las demandadas, que fuera resuelta mediante Auto de Vista Nº 129/2008 de fecha 03 de abril de 2008, corriente a fs. 446 a 447 vta. de obrados, pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, que revocó parcialmente la sentencia, declarando probada la demanda de desocupación y entrega de los terrenos dentro del plazo de 30 días de ejecutoriado el fallo, sin costas por ser juicio doble.

Ocasionando que Emiliana López Condori y Dionisia López de Condori interpongan recurso de casación en la forma y en el fondo contra la misma, en los términos expresados en el memorial de fs. 449 a 454, que fue resuelto mediante Auto Supremo No. 304 de 26 de junio de 2013, (fs. 512 a 514 vta.), pronunciada por la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, que declaró  improcedentes ambos recursos, Auto Supremo que fue motivo de la interposición de Amparo Constitucional a instancia de Dionisia López de Condori y Emilia López Condori, contra la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, resuelto por Auto Constitucional Nº 24/2014 que denegó la solicitud, última Resolución que fue revocada en parte mediante Sentencia Constitucional Plurinacional 0151/2014-S3 de 20 de noviembre de 2014, cuya copia cursa a fs. 756 a 763, por lo que, a mérito de la mencionada Resolución Constitucional, se pasa a resolver el recurso de casación interpuesto por el nombrado impugnante.


CONSIDERANDO II:        

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Las recurrentes interponen recurso de casación en la forma y en el fondo, sin hacer distinción de cuales de sus agravios corresponderían a uno y otro recurso, empero en aplicación a la garantía de tutela judicial efectiva y principio pro actione previa identificación y clasificación de los mismos, se puede extraer los siguientes agravios:

En la forma:

1.- Que la demanda no dio cumplimiento a lo dispuesto por el art. 327 del Código de Procedimiento Civil, al identificar correctamente la cosa demanda al indicar que la misma estaría en el Alto cuando la misma se encuentra en Viacha, habiéndose vulnerado el art. 190 del Código de Procedimiento Civil.

2.- Aplicación incorrecta del art. 131 de la Ley de Municipalidades, debido a que se citó a la Alcaldía de El Alto cuando correspondía citar a la Municipalidad de Viacha, por encontrarse ante esta jurisdicción el inmueble en litigio, habiéndole provocado indefensión, que es causal de nulidad conforme el art. 247 de la Ley de Organización Judicial.

3.- Que la prueba de la parte actora se encuentra fuera del plazo previsto por el

art. 140 del Código de Procedimiento Civil, pues presento el mismo día de su notificación con el Auto de relación procesal, cuando el plazo se aperturaba recién al día siguiente, habiéndose vulnerado los art. 90 del Adjetivo Civil, correspondiendo la aplicación de los dispuesto por el art. 15 de la LOJ y 252 del Código de Procedimiento Civil.

En el fondo:

1.- Acusa la incorrecta valoración del art. 1545 del Código Civil, debido a que su derecho propietario viene de un vendedor distinto al de los demandantes, que hace inviable el mejor derecho de propiedad que es procedente cuando las partes adquieren el bien del mismo vendedor, teniendo valor preferente quien haya inscrito primero el derecho que les asiste en Derechos Reales.

Culmina pidiendo se dicte la Resolución correspondiente otorgando a cada persona lo que le corresponde.

CONSIDERANDO III:                                                

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


Antes de ingresar a resolver el recurso de casación interpuesto, se hace imprescindible dejar establecido que, conforme se tiene desarrollado en la uniforme jurisprudencia legal establecida por este Tribunal, el recurso de casación se encuentra equiparado a una demanda nueva de puro derecho y puede ser planteado en la forma, en el fondo o en ambos a la vez, conforme lo prevé el art. 250 del Código de Procedimiento Civil; por lo que, cuando se plantea en la forma, es decir por errores de procedimiento, denominado también errores "in procedendo", la pretensión debe estar dirigida a la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso y que se encuentren expresamente sancionadas  con nulidad por la ley; en tanto que el recurso de casación en el fondo o "error in judicando", procede por errores en la Resolución del fondo mismo del litigio y está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución impugnada, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que resuelva el fondo de la controversia en base a la correcta aplicación o interpretación de la ley o la debida valoración de la prueba. En cada caso, los hechos denunciados deben circunscribirse a las casuales de procedencia establecidas en los arts. 253 y 254 del Código Adjetivo Civil, respectivamente, debiendo cumplirse ineludiblemente la exigencia contenida en el inc. 2) del artículo 258 de la misma norma procesal señalada; es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

Recurso de casación en la forma:

Dicho esto, corresponde ingresar a resolver previamente los agravios deducidos en la forma, debido a que de encontrar ciertas las infracciones acusadas corresponderá la anulación de la resolución impugnada, resultando innecesaria ya la resolución del recurso de casación planteado en el fondo.

1.- De la lectura de los agravios en la forma, se tiene que las recurrentes, incumplen la técnica recursiva prevista por el art. 258 num. 2) del Adjetivo civil, debido a que si bien acusan el incumplimiento del art. 327 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto la actora en su demanda hubieseargüido que el inmueble se encontraría en la ciudad de El Alto, cuando en realidad el mismo pertenecería a la jurisdicción de Viacha, empero y pese a referir este aspecto las recurrentes, no concluyen su reclamo, quedando en una simple acusación, destinada seguramente a alegar que los inmuebles son distintos, sin embargo dicho motivo no fue alegado por las demandadas a tiempo de reconvenir y responder la demanda principal, que conforme los antecedentes quedó establecido que los lotes de terreno objeto de litigio se tratan de los mismos sobre los que alegan derecho propietario tanto los demandantes y demandados, y que evidentemente se encuentran en la urbanización Urkupiña, Sector 2, Cantón Viacha, Provincia Ingavi del Departamento de La Paz.


2.-Error en cuanto al incumplimiento del art. 258 num. 2) del Adjetivo Civil que también se advierte en el segundo agravio, al limitarse acusar la incorrecta aplicación del art. 131 de la Ley de Municipalidades, debido a que se procedió a la citación con la demanda a la Alcaldía de la ciudad de El Alto, cuando el inmueble objeto de Litis se encuentra en el Municipio de Viacha, considerando que existiría  indefensión en la entidad Municipal, sin embargo, a efectos de aclaración diremos por una parte que conforme la documentación cursante en obrados, se tiene que los lotes de terreno objeto de Litis, se encuentran bajo el dominio particular, por otra parte las recurrentes al pretender atribuirse representación para reclamar la supuesta indefensión del ente Municipal de Viacha, carecen de legitimidad, pues no se debe perder de vista que para que prospere la nulidad procesal es imprescindible que quien reclame lo haga en defensa de su propio derecho y no de terceros, radicando precisamente en ese hecho la legitimación procesal.

3.-En cuanto al tercer punto, cabe precisar que si bien las recurrente aluden a la existencia de un vicio procesal, al haber sido admitida prueba de cargo fuera de plazo previsto por el art. 140 del Código de Procedimiento Civil, es decir que la misma fuera presentada el mismo día de su notificación con el Auto de Relación Procesal, sin considerar que el plazo corre recién a partir del día siguiente de la notificación, reclamo que carece de consistencia, pues el hecho de que la prueba fuera presentada el mismo día de su notificación con el auto de relación procesal, de ninguna manera les causa agravio alguno, pues en todo caso correspondía realizar dicho reclamo ante el Juez que tramitaba la causa, siendo la regla que los tribunales deban conservar los actos procesales procediendo a la anulación solo cuando dicho vicio procesal afecte al debido proceso y el derecho a la defensa reclamados en el plazo oportuno reconocido por ley a los litigantes, de lo contrario quedará cubierta por el consentimiento tácito de las partes, como sucedió en el caso de autos.

Fondo:

Con relación a la incorrecta valoración del art. 1545 del C.C., debido a que su derecho propietario deviene de un vendedor distinto al de los demandantes, que hace inviable se declare probada la demanda de mejor derecho propietario, en primer término cabe aclarar que una norma puede ser acusada de incorrecta interpretación, mas no de “incorrecta” valoración como erradamente acusan las recurrente, sin embargo al margen de ello en esta parte del recurso deducido las actoras una vez mas vuelven a incumplir los requisitos que prescribe el art. 258 num. 2) del Cód. de Pdto. Civil, al no precisar qué medio probatorio autentico no ha sido correctamente valorado, cual el error de hecho o de derecho cometido por el Tribunal de alzada, como fue erróneamente valorado y como debió ser valorado el mismo, y menos hacer mención en cuál de los incisos contendidos en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, se encontraría el supuesto agravio acusado, omisión que imposibilita responder a los agravios deducidos.

Consiguientemente, por las razones expuestas y dando cumplimiento a la Sentencia Constitucional Nº  corresponde fallar conforme lo establece el art. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I  num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación  cursante a fs. 449 a 454 de obrados, interpuesto por Emiliana López Condori y Dionisia López de Condori, contra el Auto de Vista Nº 129/2008 de 03 de abril de 2008. Con Costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs.1.000.-

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto