TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                             S A L A   C I V I L 



Auto Supremo: 321/2015 - L

Sucre, 18 de mayo 2015

Expediente:         LP-52-10-A

Partes: Empresa Metalúrgica Vinto c/ Seguros Illimani S.A.

Proceso: Cumplimiento de Contrato y de las Pólizas de Seguro.

Distrito: La Paz


VISTOS: El recurso de casación, interpuesto por Seguros Illimani S. A. legalmente representada por  Fernando Antonio Arce Grandchant, cursante de fs. 216 a 219 vta., contra el Auto de Vista N° 223/2009 de 24 de Noviembre 2009 de fs. 213 y vta., de obrados, emitida por la Sala Civil Tercera de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz (hoy del Tribunal Departamental de Justicia), dentro del proceso ordinario de Cumplimiento de Contrato y de las Pólizas de Seguro, interpuesto por la Empresa Metalúrgica Vinto contra Seguros Illimani S.A., la respuesta de fs. 228 a 230, auto de concesión de fs.230 vta., los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, tramitada la causa, la Juez Sexto de Partido en lo Civil y Comercial de la Capital La Paz, ante la solicitud de declaración de instancia presentada por Seguros Illimani S.A., de fs. 188, emitió el Auto definitivo de fecha 12 de mayo de 2009, cursante a fs. 189 vta., declarando la perención de instancia de la presente causa.


Deducida la apelación por la parte demandante, ésta fue remitida ante Tribunal de Segunda Instancia como es la Sala Civil Tercera dela entonces Corte Superior de Justicia de La Paz, que mediante Auto de Vista N° 223/2009 de 24 de Noviembre 2009, anuló el Auto de 12/05/2009 cursante a fs. 189 vta., disponiendo que la Juez A quo prosiga con la tramitación de la cusa resolviendo el incidente de nulidad suscitado a fs. 175.

Ante la determinación adoptada por el Ad quem, la parte demanda interpuso recurso de casación, conforme consta de fs. 216 a 219 vta., mismo que se pasa a considerar.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Acusa errónea interpretación y aplicación del art. 309 del CPC, ya que el Ad quem no habría considerado  el cumplimiento para las condiciones de la perención sobre  la instancia, la inactividad procesal y el tiempo transcurrido de 6 meses, condiciones que se habrían cumplido en el presente caso y que habrían sido verificadas y constatadas por el Ad quem a momento de declarar la perención de instancia, pues ninguna de las partes ni el propio juez habrían dado el impulso procesal necesario al presente caso, es decir no se presentaron solicitudes ni reclamos por las partes ni se habría producido actuaciones por parte del A quo.


Respecto a la vulneración  del art. 154 del CPC que sustenta el fallo del Ad quem, no se consideró que el demandante  no hizo reclamo alguno, ni hizo valer  sus derechos en especial en lo que refiere  a la aplicación del art. 154 del CPC, y que por otra parte el art. 313 del CPC  no contemplaría el incumplimiento de lo previsto en el art. 154 como causal de improcedencia de la perención de instancia, tampoco se evidenciaría en obrados actuaciones procesales que interrumpan el plazo para la perención.


Que existiría errónea interpretación y aplicación del art. 313 del CPC, toda vez que el Ad quem no habría considerado que el precepto antes citado establece con claridad los casos en que no procede el la perención de instancia, situación que no fue advertida por el Ad quem al momento de emitir el Auto de Vista recurrido.


Que existiría errónea interpretación y aplicación del art. 50 y el art. 327 del CPC concordante con el art. 15 de la Ley de Organización Judicial, ya que no se habría considerado que una de las condiciones más importantes para la adecuada tramitación seria la correcta legitimación procesal de las partes intervinientes, en este sentido en la apelación presentada por COMIBOL  a través de sus representantes, no se  haría referencia a que fueren  apoderados o representantes legales de la empresa metalúrgica Vinto (única demandante en el presente proceso).

Finalmente, solicita que en base al recurso de casación en el fondo mediante  Auto Supremo se case la citada la resolución recurrida y declare valida y vigente la perención de instancia  dispuesta por la A quo.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:


El recurso de casación está dirigido a lograr que el máximo Tribunal de Justicia revise y reforme o anule las Resoluciones expedidas en apelación que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

Este recurso puede interponerse en el fondo o en la forma, cuando la expresión de agravios se refiere a errores in judicando se interpondrá recurso de casación en el fondo y se pedirá casar el Auto de Vista, en cambio sí se acusa de errores in procedendo se interpondrá recurso de casación en la forma y se pedirá la nulidad de obrados, de lo se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes, el de fondo, está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución recurrida; y el de forma está orientado a que el Tribunal Supremo constate la existencia de errores formales en la resolución impugnada o de procedimiento en la sustanciación de la causa que conlleven la afectación del debido proceso, por lo que lógicamente, no resulta posible pretender la casación del Auto de Vista cuando éste es anulatorio, ya que la uniforme jurisprudencia de este Supremo Tribunal y la extinta corte suprema, contenida en diferentes Autos Supremos se ha establecido que contra una resolución de Alzada anulatoria no procede recurso de casación en el fondo, sino únicamente en la forma, pues al haberse anulado una resolución se entiende que no ha existido pronunciamiento sobre el fondo del asunto.

En el caso de Autos, de la revisión del memorial del recurso de casación se advierte que éste se ha formulado como recurso de casación en el fondo contra el Auto de Vista Nº 423/2009 de 24 de noviembre de 2009, que anuló el auto de 12 de mayo de 2009 de fs. 189 vta., y tratándose de una resolución anulatoria se entiende que no resolvió el fondo de la perención, si la parte recurrente no estaba de acuerdo con la resolución anulatoria emitida por el Ad quem, debió recurrir esta resolución a través del recurso de casación en la forma, pues dada la naturaleza anulatoria de Auto de Vista recurrido, no es posible plantear recurso de casación en el fondo, por lo que este Supremo Tribunal no puede considerar el recurso de casación en el fondo, dada la naturaleza anulatoria de la resolución recurrida.

Por otra parte, el recurrente solicita a este Máximo Tribunal que: “…en base al recurso de casación en el fondo mediante  Auto Supremo se case la citada la resolución recurrida y declare valida y vigente la perención de instancia  dispuesta por la A quo…” sin tomar en cuenta la naturaleza del fallo, resultando su pretensión fuera de contexto, correspondiendo contra un Auto de Vista anulatorio, sólo recurso de casación en la forma, contexto recursivo que demuestra el incumplimiento de la carga procesal del art. 258 num. 2) del CPC.

Por lo expuesto, dada la naturaleza anulatoria del Auto de Vista recurrido, este Tribunal se ve impedido de emitir criterio sobre aspectos de fondo referentes a la perención de instancia, correspondiéndole fallar en la forma prevista por los arts. 271 num. 1) en relación al art. 272 num. 2) del CPC.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación, interpuesto por Seguros Illimani S. A. legalmente representada por  Fernando Antonio Arce Grandchant, cursante de fs. 216 a 219 vta., contra el Auto de Vista N° 223/2009 de 24 de Noviembre 2009 de fs. 213 y vta. Sin costas.

No se regula honorario en razón a que los abogada patrocinante es funcionaria pública.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Duran

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Cuarto