TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                             S A L A   C I V I L 



Auto Supremo: 226/2015

Sucre: 10 de abril 2015

Expediente: CB-11-15-S

Partes: Lucia Vásquez Maldonado. c/ Gregoria Vásquez Maldonado y otros. 

Proceso: Nulidad de contrato, mejor derecho propietario, reivindicación y otros.

Distrito: Cochabamba.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo, interpuesto por Gregoria Vásquez Maldonado por sí y en representación de sus hijos Fidel, Lucy, Rubén, María Luz, Nelson y Elizabeth Chumacero Vásquez cursante de fs. 339 a 344 vta., contra el Auto de Vista N° 267/2014 de 24 de octubre de 2014 de fs. 334 a 336 vta., de obrados, emitida por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso ordinario de Nulidad de contrato, mejor derecho propietario, reivindicación y otros. Interpuesto por Lucia Vásquez Maldonado contra Gregoria Vásquez Maldonado y otros, respuesta de fs. 348 a 350 vta., la concesión de fs. 352, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, tramitada la causa, el Juez Segundo de Partido Civil y Comercial de Quillacollo Cochabamba, mediante Sentencia Nº 37/2013 de 12 de noviembre de 2013, cursante en fs. 293 a 298, declaró PROBADA EN PARTE la demanda DE fs. 4, PROBADAS las excepciones perentorias de falsedad, ilegalidad, improcedencia, falta de acción y derecho e imprescriptibilidad de la acción de nulidad, opuestas a la acción reconvencional de fs. 147, IMPROBADA la acción reconvencional por usucapión quinquenal e IMPROBADAS las excepciones perentorias de falsedad, ilegalidad, falta de acción y derecho y prescripción, opuestas a la acción principal, ambas de fs. 73. Sin costas por ser juicio doble.


2.-  procédase a la cancelación  de dicho registro en ejecución de sentencia, previa notificación a su titular.


3.- en ejecución de Sentencia deberá procederse a la valuación por perito de oficio, de la infraestructura construida por Gregoria Vásquez Maldonado, sobre el inmueble motivo de litis y cuantificada que sea, procederse a la devolución en forma proporcional por todos los copropietarios  en dinero, incluidos la demandante y demandada, en plazo de 10 días fatales, quedando de esa manera propietarios tanto del inmueble  como de las construcciones , por lo que determina no ha lugar  a la solicitud de demolición de las construcciones.


4.- no ha lugar a la reivindicación, ni el mejor derecho solicitado.


5.- la calificación de años y perjuicios se procederá en ejecución de Sentencia.


6.- se deja sin efecto el traslado corrido a presuntos interesados  con la acción reconvencional por decreto de 22 de junio de 2006, de fs. 78, y todo lo obrado en relación a presuntos interesados de la demanda reconvencional.


Deducida la apelación por la parte demandada y reconvencionista remitida la misma ante la instancia competente, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, mediante Auto de Vista N° 267/2014 confirmo en parte la Sentencia Apelada de fecha 12 de noviembre 2013 dejando sin efecto lo determinado en el punto 3 de su parte resolutiva.

 

Ante la determinación adoptada por el Ad quem, la parte demandada y reconvencionista interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo, conforme consta de fs. 339 a 344 vta., mismo que se pasa a considerar.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


En la forma.-


Que el Auto de Vista recurrido no se habría pronunciado sobre la cosa juzgada expuesta en el memorial de apelación, aspecto donde el Ad quem  no habría resuelto y menos emitido pronunciamiento con el debido fundamento, por lo que quedaría claro que no se habría tomado en cuenta su petición.


En el Fondo.-


Que el Auto de Vista recurrido estaría infringiendo normas constitucionales (arts. 109 y 115 de la CPE), ya que en ninguna parte se valoraría objetivamente la razón de su petición contra la Sentencia de primera instancia la cual habría sido erróneamente valorada, por lo que el Auto de Vista recurrido estaría atentando contra la seguridad jurídica proclamada en el art. 178 de la CPE, en razón a que no se estaría aplicando de forma objetiva los artículos 1319 del CC y el art. 178 de la CPE., ya que no se estarían observando principios fundamentales de carácter procesal puesto que ya se tiene expuesto la calidad de cosa juzgada, y no se estaría interpretando correctamente lo contenido en el art 1319 del CC.  En razón a que podría aplicarse la figura de la cosa juzgada en la causa pretendí y los fundamentos facticos y jurídicos que sostienen la petición.


Que el Auto de Vista recurrido no existiría una  debida y suficiente motivación, así también los argumentos expuestos en la motivación del Auto de Vista recurrido no guardan coherencia y menos seria congruente y con estos insuficientes y poco ponderables argumentos expuestos en la resolución recurrida se estaría vulnerando  su derecho al debido proceso.


Finalmente, solicita al excelentísimo Tribunal resolver de acuerdo al art. 271 inc. 3) anulando obrados hasta el vicio más antiguo, pronunciando el fallo correspondiente en el fondo.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Del análisis del recurso de casación en la forma y en el fondo, se tiene que los recurrentes inician su exposición realizando una argumentación en relación a la cosa juzgada y la seguridad jurídica que se reitera en los agravios de fondo, para luego exponer los agravios en la forma y en el fondo; por lo que nos referiremos de principio en lo que corresponde a la forma e indicaremos que:

En la Forma.-

Los recurrentes acusan que el Auto de Vista recurrido no se habría pronunciado sobre la cosa juzgada expuesta en el memorial de apelación, con el debido fundamento; al respecto se debe señalar que de la revisión del Auto de Vista recurrido, este en su considerando I punto 4 respecto al agravio que acusa existiría la cosa juzgada en relación a la firma del documento de 22 de enero de 1987, que en lo esencial dice: “…si bien el auto de vista de 20 de abril de 2004 de fs. 58 a 68, la Sala Penal  Segunda, en apelación de la sentencia  que declaraba la inocencia  de Anacleto Chumacero Facio y Gregoria Vásquez de Chumacero anulo obrados del proceso penal instaurado por falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado pero que por transcurso del tiempo del proceso, por auto de 6 de febrero de 2006, se declaró la extinción de la acción penal, sin que por ello deba interpretarse a que el documento de 22 de enero de 1987 contenga firmas auténticas de la vendedora…”, fundamento que demuestra que el Ad quem sí se pronunció al respecto, desvirtuando la acusación de la parte recurrente sobre que el Tribunal de Alzada no se habría pronunciado objetivamente sobre la cosa juzgada en relación al documento de 22 de enero de 1987, resultando infundado el recurso de casación en la forma.

En el Fondo.-

Respecto a que el Auto de Vista recurrido estaría infringiendo normas constitucionales (arts. 109 y 115 de la CPE), ya que se habría erronemente valorado los antecedentes del proceso penal por falsedad, aspecto que atentaría contra la seguridad jurídica proclamada en el art. 178 de la CPE, en razón a que no se estaría aplicando de forma objetiva el art. 1319 del CC., por el que podría aplicarse la figura de la cosa juzgada en la causa; a esto corresponde señalar que el art. 39 del CPP., en relación a la cosa juzgada penal señala: "…La Sentencia absolutoria y el sobreseimiento ejecutoriados producirán efectos de cosa juzgada en el proceso civil en cuanto a la inexistencia del hecho principal que constituya delito o a la ausencia de participación de las personas a las que se les atribuyó su comisión...", precepto generador del entendimiento asumido en el Auto Supremo Nº 348/2012, que respecto a la cosa juzgada penal en proceso civil interpreta que sólo se admite en dos casos: “1) en relación al hecho que constituye delito, respecto a los cuales en la vía civil se demanda la responsabilidad civil derivada de esos hechos; 2) respecto a la participación de las personas en el o los hechos que se consideran delitos, a efecto de la atribución subjetiva que se debe hacer en relación a la persona a quien se considera responsable del hecho generador de la responsabilidad civil que se demanda en la vía civil”.

Ahora bien, de la revisión de obrados se tiene que de fs. 45 a 72 corren actuados referentes a un proceso penal contra Anacleto Chumacero Facio y Gregoria  Vásquez de Chumacero por los delitos de falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado, emitiéndose Sentencia absolutoria (fs. 63 a 66 vta.) que fue anulada por la Sala Penal segunda de la entonces Corte Superior Justicia de Cochabamba (auto de fs. 68 y vta.), proceso que concluyo por Auto de 6 de febrero de 2006 que dispuso la extinción de la acción penal; en este  antecedente la parte recurrente no puede pretender que  la acusación respecto a que los jueces de instancia habrían erróneamente valorado la prueba referente a los actuados en el proceso penal, para desvirtuar el informe pericial de fs. 214 al 22 ratificado por el memorial de fs. 232, que determino la falsedad de dicho contrato, toda vez que en la prueba cursante de fs. 45 a 72 no se evidencia Sentencia penal ejecutoriada que haya declarado la inocencia de la demandada en cuanto a la falsificación del documento de 22 de enero de 1987 que se subsuma a los dos casos de procedencia de la cosa juzgada penal en proceso civil expuestos supra, aspectos valorados por los de instancia para declarar la nulidad del documento de 22 de enero de 1987, de manera integral conjuntamente las demás pruebas aportadas al proceso; no siendo evidente la violación de preceptos constitucionales y la inaplicación del art. 1319 del CC, debido a la supuesta errónea valoración acusada.

En cuanto a que en el Auto de Vista recurrido no existiría una debida y suficiente motivación, así como los argumentos expuestos no guardarían coherencia y menos seria congruente; al respecto corresponde hacer notar que este es un agravio que hace al recurso de casación en la forma, por lo que no correspondía su interposición como agravio en el recurso de casación en el fondo, aspecto que impide su consideración.

Por todo lo manifestado, corresponde a este Tribunal resolver conforme señala el art. 271 num. 2)  y el art. 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud a la atribución contenida en el art. 42.I num. 1) de la Ley N° 025 del Órgano Judicial y en aplicación del art. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo, interpuesto por Gregoria Vásquez Maldonado por sí y en representación de sus hijos Fidel, Lucy, Rubén, María Luz, Nelson y Elizabeth Chumacero Vásquez cursante de fs. 339 a 344 vta., contra el Auto de Vista N° 267/2014 de 24 de octubre de 2014 de fs. 334 a 336 vta., de obrados. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Duran

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Tercero