TRIBUNAL  SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                         S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 190/2015 - L

Sucre: 18 de marzo 2015

Expediente: SC 35 10 S

Partes: Marcelo Berndt.  c/ Robert Alexander Mendoza Pimentel.

Proceso: Mejor derecho de propiedad y otros.

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 314 a 316 vta., interpuesto por Robert Alexander Mendoza Pimentel contra del Auto de Vista Nº 631/2009 de 30 de noviembre de 2009 que cursa de fs. 310 a 311, emitido por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso seguido por Marcelo Berndt  representado por Juan Soliz Basma en contra del recurrente, la concesión de fs. 320, los antecedentes del proceso, y;


C0NSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Segundo en lo Civil, pronunció la Sentencia de Nº 160 de 12 de diciembre de 2005 que cursa de fs. 183 a 187 vta., por la que declara probada en parte de la demanda de fs. 37 a 39 solo en lo que corresponde al mejor derecho de propiedad, nulidad de títulos  de inscripción en los registros públicos. Sin lugar al daño y perjuicio por no haberse demostrado.

Resolución de primera instancia que fue recurrida de apelación por Robert Alexander Mendoza Pimentel y por Marcelo Berndt mediante su apoderado, en base a las mismas se emitió el Auto de Vista de fs. 281 que anula obrados hasta la concesión del recurso de apelación, fallo en contra del cual se interpuso recurso de casación y en razón del mismo se emitió el Auto Supremo N° 213 que cursa de fs. 301 a 302 vta., que su vez anula el Auto de Vista recurrido y dispone que se pronuncie nueva Resolución conforme al art. 236 del Código de Procedimiento Civil; consiguientemente en base a dichos antecedentes de llega a pronunciar el Auto de Vista de fs.  310 a 311 que revoca la Sentencia apelada y dispone el pago de daños y perjuicios a ser evaluados en ejecución  de Sentencia, fallo que a su vez es recurrido de casación por el demandado, objeto de análisis.

CONSIDERANDO II

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Refiere que formula recurso de casación o nulidad, acusando lo siguiente:

1.- El Auto de Vista al igual que la Sentencia, viola el art. 192 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, arguyendo que el Juez de primera instancia luego de describir las pruebas presentadas por las partes, en el segundo considerando refiere que el recurrente no habría demostrado la documentación respaldatoria de la compra hecha el 5 de enero de 2014, sin haber efectuado una evaluación de la prueba de fs. 59 a 74, tampoco ha citado las leyes en que se funda, inobservando el art. 397 del adjetivo civil, con relación al art. 1286 del Código Civil, violación que también fue cometida por el Ad quem, se extraña la falta de evaluación y fundamentación y la cita de las leyes en que se funda.

2.- Acusa que se vulnera el art. 1296 del Código Civil, y la prueba de fs. 59 a 74 que no fue valorada por el Tribunal de Alzada ni en Sentencia, tan solo señalan que fuera evidente que el camión reclamado por la parte demandante fue objeto de robo en la carretera del Estado de Mato Grosso-Brasil, argumento que sirvió para declarar probada la demanda, sin tomar en cuenta los argumentos vertidos de su parte.

3.- En el último considerando del Auto de Vista, señalan que no se ha determinado los daños y perjuicios, empero resulta ser evidente que los gastos de los viajes, estadía y gastos del proceso se debe determinar en ejecución de Sentencia, confundiendo el art. 199 del Código de Procedimiento Civil en relación al art. 984 del Código Civil, que fue invocada en su demanda, distinta a la invocada en su recurso de apelación que fue por el art. 344 del Código Civil.

4.- Acusa violación del art. 236 del Código de Procedimiento Civil, que se incumplió el art. 192 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, arguyendo que la motivación de segunda instancia debe ser precisa e indicar el análisis de primera instancia, así también debe referirse a todos los agravios expuestos por el apelante, si estos últimos se justifican o se desestiman, así también debe citar con precisión las leyes en que se funda, así se evidencia que el Tribunal de alzada no invocó norma jurídica alguna.

Por lo expuesto refiere que le Auto de Vista viola normas sustantivas y adjetivas, por lo que en previsión de los arts. 250 y 252 del Código de Procedimiento Civil,  formula recurso de casación o nulidad e impetra se dicte Resolución anulando el Auto de vista por no estar fundamentado, además de haberse violado normas sustantivas y adjetivas.

CONSIDERANDO III                                                                 FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

1.- Respecto a que la Sentencia en el segundo considerando, hubiera indicado   la compra mediante documentación respaldatoria, efectuada el 5 de enero de 2004, sin que se hubiera evaluado la documental de fs. 59 a 74, por lo que se infringió el art. 397 del Código de Procedimiento Civil, con relación al art. 1286 del Código Civil, error que también fue cometido por el Tribunal de alzada.

En la sentencia de grado, en la foja 186 renglón 17 y ss., se ha tomado en cuenta la prueba de fs. 59 a 74, posteriormente el Ad quem, refiriendo la prueba del demandado, en la foja 310 vta. renglón 9 y ss. señaló que el comprador boliviano nacionalizó el camión obteniendo títulos en la Aduana Nacional, Alcaldía y Tránsito, sin embargo el camión fue reportado como robado en el estado de Mato Grosso-Brasil, por la certificación que existe; esto quiere decir que el Ad quem aunque no haya referido la foliación de las documentales- consideró la prueba del demandado, consiguientemente se evidencia que El Tribunal de alzada al considerar la prueba del recurrente, tomo en cuenta los medios de prueba, empero si el recurrente considera que no fueron identificados, podía haber solicitado la complementación y explicación conforme al art. 239 del Código de Procedimiento Civil, por lo que no se evidencia vulneración del art. 1286 del Código Civil y 397 del Código de Procedimiento Civil, normas que refieren la valoración de la prueba, normas con las que el recurrente, se encontraba facultado interponer recurso en el fondo por error de hecho o error de derecho en la valoración de la prueba, y no explanar su recurso alegando que la prueba no hubiera sido valorada.

2.- Acusa infracción del art. 1296 del Código Civil, referente a la prueba documental que adjunta para demostrar la legalidad de la procedencia de su camión, sin embargo de ello se debe indicar que los de instancia dedujeron que frente a la documentación presentada por el recurrente (trámite de nacionalización y registro en la Alcaldía de Santa Cruz), se encuentra la documentación del actor quien presenta documentos de registro del mismo camión (con anterioridad al registro del demandado) en la República de Brasil, al margen de ello en el país de referencia se hubiera formulado denuncia de robo y posterior denuncia también en el Estado de Bolivia, documentos estos últimos que sirvieron de base para declarar probada la demanda, sobre los cuales el actor no fundamentó de qué manera la documentación presentada por su parte llegaría a contrastar o enervar los documentos del actor, por lo que la acusación relativa al art. 1296 del Código Civil en forma individual resulta ser insuficiente para considerar los documentos presentados por el actor que fueron considerados como prueba esencial por los de instancia, consiguientemente en la forma como se ha planteado no se advierte infracción del art. 1296 del Código Civil, por las razones anotadas.

3.- Respecto a que el Ad quem, confunde los daños y perjuicios con el alcance de las costas procesales, se debe indicar que la confusión en la fundamentación del Auto de Vista, es un vició procesal que -previa petición de aclaración y/o explicación- correspondía ser impugnada mediante un recurso de casación en la forma, pues toda contradicción  entre la fundamentación y la parte dispositiva, se refiere a una congruencia interna de la Resolución, o en su defecto si la petición del apelante fuera de calificar responsabilidad contractual y el Ad quem emitió una decisión sobre responsabilidad extracontractual, la misma también  debió ser impugnada previa petición de explicación y/o enmienda- por incongruencia externa, en  sentido de exponer que la decisión asumida por el Tribunal de Alzada no responde a la pretensión recursiva, cuestionamientos que no han sido explanados por el recurrente.

4.- Respecto a la infracción del art. 236 con relación al art. 192 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, respecto a la obligación de fundamentar el Auto de Vista; se debe señalar que la fundamentación es un requisito esencial en toda resolución, sin embargo en el Auto de Vista, al margen de resumir su motivación dedujo el razonamiento por el que consideró la existencia de daños y perjuicios, y al haber descrito estos dos últimos institutos lucro cesante y daño emergente, respectivamente, aunque no compartida por este Tribunal, tan solo correspondía mencionar el artículo que funda la motivación, por ello ya habiendo definido los institutos que favorecieran al apelante (actor), al Ad quem tan solo faltaba describir la disposición legal, pues la motivación y decisión en la parte dispositiva ya estaban asumidas en el Auto de Vista; en ese sentido, si solo correspondía describir la disposición legal, el recurrente debió solicitar la complementación y explicación conforme al art. 239 del Código de Procedimiento Civil, y en caso de negativa recién interponer recurso de casación en la forma, empero no directamente recurrir de la resolución, pues la norma prevista en el art. 16 del la Ley Nº 025 señala que el vicio procesal debe ser reclamado en forma inmediata y la forma oportuna para el reclamo del recurrente -como se dijo- es pedir la complementación y explicación conforme al art. 239 del adjetivo de la materia, por lo que tampoco se advierte falta de fundamentación en el Auto de Vista, consiguientemente no se evidencia infracción del art. 236 y 192 inc. 2) del mismo cuerpo legal.

Por lo expuesto, corresponde emitir resolución en base al art. 271 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por los arts.  42 parágrafo I numeral 1) de la Ley Nº 025, 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 314 a 316 vta., interpuesto por Robert Alexander Mendoza Pimentel contra del Auto de Vista Nº 631/2009 de 30 de noviembre de 2009 que cursa de fs. 310 a 311. Con costas.

Se regula honorario del abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Segundo