TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                              S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 185 /2015 - L

Sucre:  16 de marzo 2015

Expediente:T-12-10-A

Partes: Nahir Mary Rojas de Narvaez. c/Oscar Raul Ortiz.

Proceso: Extinción de usufructo y entrega de bien inmueble.

Distrito: Tarija.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Raúl Oscar Ortiz Sánchez  en representación de Oscar Raúl Ortiz de fs. 185 a 186, impugnando el Auto de Vista  Nº 12/2010 de fecha 05 de febrero de 2010, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito de Tarija, dentro del proceso de Extinción de usufructo, Entrega de Bien inmueble, seguido por Nahir Mary Rojas de Narvaez contra Oscar Raúl Ortiz, la concesión de fs. 191, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                         ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, la Juez de Partido  Cuarto en lo Civil de la Capital del Distrito de Tarija, dicta Auto interlocutorio definitivo  en fecha 22 de agosto de 2009 de fs. 133 a 134, resolución por la cual  declara Probada la excepción previa de cosa jugada respecto a la demanda reconvencional.

Contra esta determinación Raúl Oscar Ortiz Sánchez interpuso recurso de apelación, motivo por el que, la entonces Corte Superior del Distrito de Tarija a través de su Sala Civil Segunda emitió el Auto de Vista  Nº 12/2010, por el cual declara inadmisible el recurso de apelación y como consecuencia precluido el derecho recursivo por parte de Oscar Raúl Ortiz.

Resolución impugnada  por Raúl Oscar Ortiz Sánchez en representación de Oscar Raúl Ortiz quien interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo mismo que se pasa a resolver.

CONSIDERANDO II:                                                                              DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


En la forma:

En amparo de lo establecido en el art. 254 num. 4) del CPC interpone recurso de casación en la forma  fundamentando que ni en la apelación o contestación al recurso de apelación interpuesto solicitó declarar la inadmisibilidad del recurso de apelación y el Tribunal de segunda instancia debió pronunciarse sobre su agravio y que al haber dispuesto la inadmisibilidad del recurso ha violado lo establecido en el art. 236 del CPC, sobre todo si su agravio es claro.

Solicitando la nulidad de obrados.

En el fondo:

Refiere que el Auto de Vista no cumple con el art. 227 del CPC ya que  el recurso   estaría indicando como agravio claramente que no se cumple con los requisitos del art. 1319 del CC ya que el fallo del Juez de Primera instancia no cumple con los presupuestos para disponer la cosa juzgada.

Solicitando se Case el auto recurrido  y revocar la resolución impugnada,

CONSIDERANDO III:                                                                 FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En cuanto a la forma:

1.- Conforme a los agravios descritos del análisis del Auto de Vista  Nº12/2010 dictado por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito de Tarija, se advierte que el Tribunal Ad quem declaró INADMISIBLE el recurso de apelación interpuesto por el apoderado de la parte demandada, bajo dos fundamentos el primero consistente en que el recurso de apelación fue presentado de manera extemporánea y el segundo que el recurso carecería de la expresión de agravios, por lo que, corresponde analizar estos fundamentos bajo la óptica de nuevos lineamientos constitucionales que rigen en el Estado Plurinacional de Bolivia, respecto a la administración de justicia, para lo cual corresponde partir del análisis,  de si el recurso de apelación se encontraba fuera de plazo.


En el presente caso de la revisión de antecedentes, se establece que  la resolución que da origen al presente recurso de casación es el Auto interlocutorio definitivo que declara probada la excepción previa de cosa juzgada visible de fs. 133 a 134 misma que fue notificada a Raúl Oscar Sánchez por Oscar Raúl Ortiz mediante cedula en fecha 28 de agosto de 2009, resolución que en una primera oportunidad fue apelada por el antes citado a fs. 139, quien en la suma de su recurso expone -apela en el efecto diferido- en fecha 02 de septiembre de 2009 tal cual, se advierte del cargo de presentación, memorial que mereció la respuesta -se tiene por interpuesto el recurso de apelación en el -EFECTO DIFERIDO-, empero posteriormente el Juez de la causa durante la tramitación  advertido de su error al momento de la concesión del efecto de la apelación por Auto de fs. 150 y vta.,  revoca la determinación asumida a fs. 139 vta., y dispone que  -en el plazo de tres días el demandado haga uso del recurso que corresponda- determinación que fue notifica a la parte demandada en fecha 03 de noviembre de 2009, como emergencia de aquello el demandado a través de su memorial de fs. 155 y vta.,  apela nuevamente la resolución de fs. 133 a 134 con los fundamentos expuestos en su recurso en fecha 05 de noviembre de 2009.


De los antecedentes acaecidos en el presente caso, se advierte que en un primer momento la apelación  de fs. 139  fue interpuesta  dentro del plazo establecido por ley, ahora si bien ha existido por parte del apelante una errónea solicitud para la concesión del efecto en la apelación, pero el Juez de la causa en su calidad de director del proceso conforme determina el art. 3-1) del CPC debió otorgar el procedimiento establecido  por ley a la apelación interpuesta de fs. 139 y no basarse en la solicitud de las partes al tratarse de una cuestión netamente procedimental que le atañe  y no a los justíciables, empero, si bien ha existido ese error procedimental al momento de la concesión,  el Juez de la causa advertido de dicha anomalía procesal a fs. 150 y vta.,ha rectificado el error cometido y ha posibilitado nuevamente a recurrir de la resolución de fs.133 a 134 a tal efecto le ha otorgado un plazo de tres días, y la parte demandada nuevamente impugna la resolución de fs. 133-134, en si conforme se desprende del anterior párrafo ambas apelaciones han sido interpuestas dentro del plazo que otorga el procedimiento, si bien hubo una anomalía la misma fue emergente del Juez de la causa  quien rectificó su determinación a fs. 150 y vta., resolución que no ha sido observada u objetada por ninguna de las partes operando el principio de preclusión y convalidación sobre esta determinación, entonces al estar interpuesta dentro de plazo ambas apelaciones la primera de fs. 139 y la segunda  de fs. 155 estáúltima conforme a la habilitación hecha por la resolución de fs. 150, no resulta evidente lo manifestado por el Tribunal Ad quem  en sentido de que la apelación estuviese interpuesta fuera del plazo establecido por ley.


De lo que se concluye que el Tribunal Ad quem al disponer la inadmisibilidad del recurso de apelación, tomando como parámetro que el recurso es extemporáneo no ha hecho una correcta apreciación de los antecedentes, dictando en si una resolución que responde a fines netamente formalistas desconociendo la finalidad del proceso y de la administración de justicia y los principios que rigen la nulidad de obrados.

2.-Como se dijo líneas supra, otro fundamento para disponer la nulidad de obrados era la falta de fundamentación de agravios en el recurso de apelación.

Hecho el análisis del recurso de apelación interpuesto por  Raúl Oscar Ortiz Sánchez por Oscar Raul Ortiz se evidencia que  expresa como agravio lo  siguiente:


-Que no se dan los requisitos de forma y fondo que indica el art. 1319 del CC, es decir, que no procedería la cosa juzgada dispuesta.-


Lo que demuestra objetivamente  la existencia de un agravio aunque de manera escueta y simple, aclarando que el recurso de apelación conforme determina nuestro ordenamiento jurídico no está limitado a requisitos esenciales para su procedencia, a diferencia del recurso de casación, sino que su procedencia está limitada a la exposición de agravios, y ante la existencia de agravios aunque solo uno, corresponde al tribunal Ad quem dentro del marco de su competencia absolver el mismo conforme manda el art. 227 y 236 del CPC.


Entonces ante la existencia de un agravio, no resulta correcto que el  Tribunal Ad quem haya razonado en sentido de declarar inadmisible el recurso de apelación y  anular el Auto de concesión del recurso de apelación, desnaturalizando el procedimiento, puesto que,  conforme estipula el art. 237-I del CPC son cuatro las formas de resolución del recurso de apelación: 1.-Confirmatorio con costas en ambas instancias. 2) Confirmatorio parcial, sin costas. 3) Revocatorio total o parcial. Sin costas. 4) Anulatorio o repositorio, con responsabilidad, pero nuestro ordenamiento jurídico no faculta a los Tribunales o Jueces de Segunda instancia declarar inadmisible el recurso de apelación, en suma se puede concluir que la determinación del Tribunal de apelación vulneró el debido proceso y el derecho que tiene la parte recurrente de acceder a una resolución de segunda instancia.

Siendo que ha de emitirse una resolución anulatoria del Auto de Vista resulta innecesario pronunciarse sobre el recurso de casación en el fondo.


Por lo señalado concluiremos indicando que el Tribunal de Alzada ha incurrido en infracción del art. 254 num. 4) del adjetivo Civil, por dicho motivo corresponde aplicar lo previsto por los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto de los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA obrados con reposición hasta el el Auto de Vista Nº 12/2010 de fecha 05 de febrero 2010 y dispone que el Tribunal sin espera de turno y previo sorteo y en atención al recurso de apelación, pronuncie nueva resolución debidamente fundamentada y motivada resolviendo el fondo del asunto con arreglo a lo previsto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

No se impone multa por considerarse error excusable, debiendo a futuro tenerse en cuenta la presente resolución.

En aplicación del art. 17. IV de la Ley Nº 025, remítase  copia de la presente resolución  al Consejo de la Magistratura para los fines consiguientes de ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda Rita Susana Nava Duran.

Ante mi Fdo. Dr. Gonzalo Rojas Segales.

Registrado en el libro de Tomas de Razón: Segundo