TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                S A L A C I V I L

Auto Supremo:179/2015                                                                Sucre: 11 de marzo 2015                                                        Expediente:O-71-14-S                                                        Partes: Karina Isabel Villarroel Mazueloc/Juan Carlos Cortez Méndez Proceso: Ruptura Unilateral

Distrito:Oruro


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 781 a 784 de obrados interpuesto por Karina Isabel VillarroelMazuelocontra el Auto de Vista Nº 177 de 17 de octubre de 2014 cursante de fs. 765 a 777,pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro dentro el proceso de Ruptura Unilateral incoado por Karina Isabel Villarroel Mazuelo en contra deJuan Carlos Cortez Méndez, la contestación de fs. 789 a 792 y vta., la concesión de fs. 793;los antecedentes procesales; y:

CONSIDERANDOI:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, la Juez de Partido Primero de Familia de la ciudad de Oruro, pronunció Sentencia Nº 58/2014, cursante de fs. 634 a 640 y vta., declarando: PROBADA la demanda de Ruptura Unilateral de fs. 23 a 24, interpuesto por Karina Isabel Villarroel Mazuelo, por el art. 169 del Código de Familia con relación a los incs. 1) y 4) del art. 130 Código de Familia, al no haberse opuesto excepción de prescripción en su contra por parte del demandado; IMPROBADA la demanda RECONVENCIONAL de ACCION NEGATORIA  interpuesto por Juan Carlos Cortez Méndez de fs. 65 a 69 y vta., y las excepciones opuestas por el demandado de oscuridad, imprecisión y contradicción y como emergencia de lo resuelto se dispone la guarda y tutela del hijo menor Carlos Joshua Cortez Villarroel a favor de la progenitora, señalándose una Asistencia Familiar de Bs. 1.500.-(UN MIL QUINIENTOS 00/100 BOLIVIANOS) de carácter mensual en su favor y de la demandante, que el obligado deberá cancelar en forma prevista por el art. 22 y 436, Código de Familia, por ser culpable para la conclusión de la relación concubinaria luego de 18 años que importa el nacimiento de su hija mayor. Librándose los derechos de la hija mayor a la vía llamada por ley, dada su mayoría de edad.

En cuanto a los bienes gananciales, procédase en ejecución de Sentencia a su división y partición, previa su fehaciente comprobación. 

Resolución contra la cual,Juan Carlos Cortez Méndezinterpuso recurso de apelación por memorial de fs. 653 a 655 y vta., a su turno previa notificación Karina Isabel Villarroel Mazuelo contesto al recurso antes mencionado y paralelamente interpuso recurso de apelación de fs. 662 a 665.

Previa sustanciación de los recursos antes descritos, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, como emergencia de los recursos descritos emitió el Auto de Vista Nº 177 de 17 de octubre de 2014 cursante de fs. 765 a 777, por el que REVOCA PARCIALMENTE la Sentencia apelada de fs. 634 a 640 y vta., deliberando en el fondo declara IMPROBADA la DEMANDA de Ruptura Unilateral de fs. 23 a 24 interpuesta por Karina Isabel Villarroel Mazuelo IMPROBADA la demanda RECONVENCIONAL de ACCION NEGATORIA interpuesta por Juan Carlos Cortez Méndez de fs. 65 a 69 y vta., y declara IMPROBADA la excepción de oscuridad, imprecisión y contradicción y PROBADA la excepciones de falta de acción y derecho opuesta por el demandado, dejándose sin efecto cualquier medida provisional fijada salvando los derechos de la hija a la vía llamada por ley.

Contra el referido Auto de Vista Karina Isabel Villarroel Mazuelo interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo, mismo que es motivo del presente análisis.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

En la forma

1.- Expone que cuando se impugno la Sentencia, mediante Auto de Vista el Tribunal de Segunda instancia da por desistido su recurso de apelación en el efecto diferido de fs. 194 a 194 vta. Señalando que existiría omisión de fundamentación al momento de apelar la Sentencia, extremo que según la ahora recurrente sería erróneo ya que, se hubo fundamentado debidamente a fs. 194 a 194vta contra la resolución de fs. 172 a 173,  apelación que mediante el otrosí 1ro de su recurso de apelación de fs. 662 a 665 contra la Sentencia ratificada y solicitada que se tramite conforme a rigor, en vista de que la misma  fue diferida por Auto de Vista de fs. 244 a 245 y vta.

2.- Asimismo refiere que hubo suscitado incidente nulidad mediante memorial de fs. 164 a 165 mismo que hubo sido rechazado por Auto de fs. 172 a 173, contra esta determinación la ahora recurrente interpuso recurso de apelación, la cual fue concedida por la Juez de la causa en el efecto devolutivo pero el Tribunal de Segunda Instancia revoco el Auto de concesión y concedió la apelación en el efecto diferido, cuando procedimentalmente debía revocar el Auto y disponer que la Juez de la causa dicte nueva Resolución concediendo la apelación en el efecto diferido.

3.-Expone que, la Juez de la causa hubiese realizado un trámite errado y hubiese vulnerado el procedimiento, en vista de que la parte demandada interpone excepción previa de obscuridad, contradicción e imprecisión en la demanda las que son rechazadas por Auto de fs. 31, contra esa Resolución la misma parte demandada interpuso recurso de reposición bajo alternativa de apelación mismo que fue resuelto mediante Auto de fs. 98, teniendo por retirado en forma tácita el recurso, trámite que vulneraria el procedimiento, ya que, no se hubiera resuelto conforme dispone nuestra normativa legal ya sea reponiendo o concediendo la apelación alternativainterpuesta, sobre todo si no se advierte memorial alguno de renuncia tacita.

4.-También alega que de manera inusual e ilegal, arbitraria, y contra lo dispuesto por el art. 342 el demandado interpone excepción perentoria de obscuridad contradicción o imprecisión en la demanda viciando de nulidad el procedimiento además que el Juez de primera instancia al admitir dicha excepción previa como perentoria también vicia el Procedimiento Civil y vulnera los arts. 336, 342 y 343 del Código Procedimiento Civil, en si refieren que tanto el demandado como el Juez de primera instancia han vulnerado el art. 90 del Código Procedimiento Civil  ya que tanto las partes como el Juez se debe regir al Código Civil y al Código de Procedimiento Civil, además causa inseguridad jurídica a las partes.

5.- Señala que cuando el demandado presenta su demandada reconvencional cursante de fs. 65 a 69 la misma es rechaza mediante Resolución de fs. 70  y ante tal resolución el demandado por memorial de fs. 73 a 74 interpone recurso de reposición bajo alternativa de apelación de la referida resolución y alternativamente modifica su demanda, mediante Auto de fs. 78 y sin fundamento la Juez de la causa admite la demanda reconvencional modificada por memorial de fs. 73 a 74 empero, la Juez de la causa ha obviado el memorial de fs. 65 a 69 y la resolución de fs. 70 inventando un nuevo Procedimiento creando inseguridad jurídica.

6.-Que, mediantememorial de fs. 354 se ha planteado incidente de revisión  de medida provisional a cuyo incidente se contestó en su oportunidad mediante memorial de fs. 363 a 363 vta., pero hasta el momento dicho incidente no ha sido resuelto pese a que existe una Sentencia y Auto de Vista que no han observado dicho aspecto.

7.- Que, la Sentencia no se pronuncia en su parte resolutiva sobre las excepciones perentorias de falta de acción y derecho tampoco resolvió la demanda reconvencional de pago de daños y perjuicios o resarcimiento de daños y perjuicios

8.- El Auto de Vista recién resolviendo la excepción perentoria declara probada la excepción de falta de acción y derecho opuesta por el demandado, cuando debió anular obrados y disponer que sea la Juez de primera instancia que dicte nueva Sentencia y resuelta la excepción perentoria.

De todo lo explanado y ante la flagrante vulneración del art. 90 del Código de Procedimiento Civil,solicita la nulidad de obrados.

En el fondo

1.-Señala que el Tribunal de Segunda Instancia tuvo por desistido el recurso de apelación en el efecto diferido interpuesto por su parte, bajo el argumento de que no se hubiese fundamentado su recurso de apelación en el efecto diferido, empero sostiene que si bien al momento de apelar no se fundamentó el referido recurso no es menos cierto al momento de interponer el recurso ya se encontraba con el requisito de fundamentación de los agravios de fs. 194 a 194 vta. y en el memorial de apelación contra la Sentencia  en el otrosí 1ro ha existido ratificación tacita en dicho recurso haciendo viable el mismo habiendo vulnerado lo establecido en el art. 25 y 24 de la Ley 1760.

2.- En la resolución la excepción de falta de acción y derecho opuesta por el demandado, en el recurso de apelación en ninguna de sus partes señala dicho aspecto, vulnerando el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, de donde se advierte que dentro de la presente causa el Juez de primera instancia en ningún momento se ha pronunciado sobre las excepciones y no existe fundamentación concreta sobre la excepción de falta de acción y obscuridad, contradicción e imprecisión.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

La recurrente refiere interponer recurso de casación en la forma y en el fondo, sin embargo de la revisión del mismo se establece que todos los agravios denunciados corresponden a la forma, consecuentemente se resolverá en esa  vía.

En cuanto al primer punto refiere que el Tribunal de Segunda Instancia hubiese dado por desistido su recurso de apelación en el efecto diferido bajo el argumento que no se hubiese fundamentado dicho recurso extremo que según la recurrente no sería válido en vista de que al momento de apelar de la Sentencia hubo ratificado su apelación.

Al respectose señala que el recurso de apelación es el derecho con el que cuenta la parte agraviada para hacer efectiva la doble instancia reconocida en nuestra legislación por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado antes citado, que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales; al igual que el artículo 8-h) de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos de San José de Costa Rica; normas que determinan que toda persona tiene derecho a recurrir del fallo ante el Juez o Tribunal Superior, que además reconocen el derecho a la impugnación o a la doble instancia, derecho que se materializa no con el simple enunciado normativo que reconozca a la parte la posibilidad de interponer un recurso de Alzada sino con la respuesta motivada y fundamentada que otorgue el Tribunal de Alzada respecto a los agravios que fundan su impugnación.

Partiendo de dicho entendimiento sobre el tema de la apelación en el efecto diferido el art. 25 de la Ley 1760 de manera textual señala:” I.- La  apelación en el efecto diferido se limitara a su simple interposición, en cuyo caso y sin perjuicio del cumplimiento de la resolución impugnada y la prosecución del proceso, se reservara la fundamentación en forma conjunta con la de una eventual apelación de la Sentencia definitiva.II.- Si la Sentencia definitiva fuere apelada, se correrá traslado de ambos recursos a la parte apelada, con cuya contestación o sin ella, los recursos se concederán para que sean resueltos en forma conjunta por el superior en grado.III.- Si la Sentencia no fuere apelada se tendrá por desistida la apelación formulada en el efecto diferido”.

Conforme a esta norma que modifica el Código de Procedimiento Civil incorporando un nuevo efecto al recurso de apelación como es el efecto diferido que tiene por fin que la tramitación no sea suspendida por diferentes recursos evitando que la causa llegue a su fin específico, es por tal motivo que contra el catálogo de supuestos establecidos en el art. 24 de la Ley 1760 procede el recurso de apelación en el efecto diferido, caso en el cual el recurrente debe  limitarse a su simple interposición sin ningunafundamentación del recurso de apelación, no obstante en caso de no apelar la Sentencia o de no haber fundamentadoen su momento y ratificar la apelación que hubo sido diferida,  se tendrá por desistida, ya sea, por no haber apelado la Sentencia, dando en ese caso su aceptación a todo lo actuado o  en caso de  no haber activado en su motivación la apelación que hubo sido diferida, importando su renuncia tácita, sin importar que exista concesión de esta apelación por parte del A quo, ya que, al no existir pronunciamiento del interesado recurrente no tendría porque el Juez de la causa sustanciar dicha apelación.

Ahora puede darse otro supuesto que al momento de impugnar una Resolución enmarcada dentro del art. 24 de la Ley 1760 el recurrente en ese memorial exponga sus fundamentos o agravios sufridos en tal caso el Juez de la causadiferirá dicha apelación hasta una eventual apelación de la Sentencia, caso en el cual, corresponderá simplemente al apelante ratificar sus argumentos antes vertidos, para activar su recurso; por otro lado en caso de existir un silencio sobre su recurso diferido al momento de apelar la Sentencia, dicho acto implica una renuncia de éste, pero en caso de existir ratificación como se ha referido, el recurso deberá ser concedido ante el superior en grado correspondiendo al Ad quem pronunciarse sobre dicho recurso.

Partiendo de lo expresado en el caso presente, se advierte que a fs. 194 y vta., la ahora recurrente ha interpuesto recurso de apelación contra la Resolución de fs. 172 a 173 misma que si bien fue concedida en el efecto devolutivo por Auto de fs. 225, pero por Auto de Vistade fs.244 a 245 y vta., dicha apelación se la difiere hasta una eventual apelación de la Sentencia en aplicación de los arts. 24 y 25 de la Ley 1760 Resolución que adquirió la calidad de cosa Juzgada, ahora notificada la recurrente con la Sentencia en su memorial de fs.662 a 665 contesta al recurso de apelación y paralelamente contesta al recurso de casación y en su otrosí1º refiere de manera textual: “Habiendo interpuesto recurso de apelación en fecha 28 de septiembre de 2012 y concedido en el efecto diferido, pido se sirva imprimir el trámite correspondiente.” Conforme se desprende del texto de dicho petitorio se establece que la ahora recurrente ha activado su recurso de apelación de fecha 28 de septiembre de 2012 de fs. 194 y vta., el cual ha sido diferido para esta oportunidad, entonces al existir una ratificación implícita correspondía al Tribunal de Segunda Instancia pronunciarse sobre dicha impugnación, empero Auto de Vista objeto del presente recurso se evidencia que el mismo de forma expresa determina que se tiene por desistido al no haber fundamentado su recurso conjuntamente con la apelación a la Sentencia, extremo que aconteció en el caso en cuestión resultando ser evidente la infracción asumida, subsumiéndose la misma dentro de lo establecido en el art. 254num. 4) del Código de Procedimiento Civil, sobre todo si dicha omisión vulnera el debido proceso y el derecho a la defensa de la ahora recurrente.

En cuanto a los demás agravios denunciados este Tribunal considera innecesario considerarlos al haber encontrado cierto el vicio de nulidad denunciado y respondido conforme se desarrolló supra.

Por  lo referido, corresponde dictar Resolución conforme determina el art.  271 num. 3) y 275del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista Nº 177 de 17 de octubre de 2014 cursante de fs. 765 a 777 y dispone que el Tribunal sin espera de turno y previo sorteo pronuncie nueva Resolución debidamente fundamentada y motivada con arreglo a lo previsto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

Siendo excusable el error no se impone multa.

En cumplimiento del art. 17.IV de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, remítase copia de la presente Resolución al Consejo de la Magistratura

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.



Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo