TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

   S A L A   C I V I L


Auto Supremo: 150/2015                                                              Sucre: 06/ marzo 2015                                                                   Expediente: SC - 182 - 14 S                                                                 Partes: Empresa Molino Andino S.A. representado por Fernando Sabino Zanca

             Valencia. c/ Jorge Modesto Villarroel Dávalos y Rosa Inés Eyzaguirre de

             Villarroel.

Proceso: Desocupación y entrega de inmueble.                                  Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 236 a 237 vta., interpuesto por Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel y Jorge Modesto Villarroel Dávalos, contra el Auto de Vista de 29 de Septiembre de 2014, de fs. 233 a 234 vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de desocupación y entrega de inmueble seguido por Empresa Molino Andino S.A. representado por Fernando Zanca Valencia contra Jorge Modesto Villarroel Dávalos y Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel; la respuesta de fs. 240 a 242 vta.; el Auto de concesión de fs. 243; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:                                                                 ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Fernando Zanca Valencia en representación de la Empresa Molino Andino S.A., adjunto literales a 24 fs., demanda de fs. 25 a 26 vta., y fs. 29, amparado en los arts. 614, 621, 641 a 643 del Código Civil, arts. 52 y 327 del procedimiento Civil, manifestando que la empresa que representa es propietaria absoluta del bien inmueble ubicado en la zona La Colorada, UV. 160, Manzana Nº 81, de 400,00 m2 derecho propietario legalmente registrado en fecha 19 de julio de 2008, adquirido de Jorge Modesto Villarroel Dávalos y Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel mediante documento de 7 de diciembre de 2005, de pacto de rescate, consiguientemente, el plazo de dos años para recuperar el inmueble venció el 7 de diciembre de 2007, tras haber transcurrido un poco mas de siete meses se registró el inmueble, y pese a cursar a los demandados notas solicitando la desocupación y entrega del inmueble se niegan a cumplir lo pactado.

Jorge Modesto Villarroel Dávalos y Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel, de fs. 35 a 35 vta., responden y reconvienen señalando que el codemandado fue obligado a firmar un documento a través del cual vendía el inmueble de su propiedad ubicado en la Zona Sur, UV. 106, Mzna 81, calle s/n de 400 m2 debidamente inscrito, y luego conducido ante una Notaría donde citaron a la codemandada para posteriormente proceder al reconocimiento de firmas explicándoles que se trataba de una simulación únicamente para que los dueños de la empresa que residen en la ciudad de La Paz no se den cuenta de la mala administración en que estaba siendo manejada la empresa. No recibieron ningún pago por la venta, ni exhibieron al codemandado algún documento de auditoria por el que estaba siendo acusado menos la orden de detención sino justificaciones de que era para simular el dinero faltante de la empresa. Reconvienen por nulidad de la transferencia por simulación del contrato de compraventa con pacto de rescate. 

El Auto Supremo Nº 8 de 30 de enero de 2013, de fs. 181 a 182 vta., dispuso la anulación de obrados hasta el Auto de Vista Nº 65 de 26 de abril de 2011, debiendo emitirse nuevo Auto de Vista conforme a derecho.

El Juez Décimo de Partido en materia Civil y Comercial, mediante Sentencia Nº 65 de 20 de noviembre de 2013, de fs. 202 a 203 vta., declaró Probada la demanda respecto a la desocupación y entrega de bien inmueble ubicado en la Zona La Colorada, UV 160, Mzna Nº 81, de 400 m2, inscrito a nombre del demandante, e Improbada la demanda reconvencional, disponiendo que los demandados en el plazo de 10 días de ejecutoriada la sentencia entreguen el inmueble bajo prevención de mandamiento de lanzamiento.

En grado de apelación, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista de 29 de septiembre de 2014, de fs. 233 a 234 vta., Confirmó la Sentencia; en contra de esta resolución la parte demandada recurre de casación en la forma.

CONSIDERANDO II:                                                                         HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Primer error: falta el debido proceso, la demanda se encuentra como no presentada tal como se estableció el Juez de la causa en el Auto de 25 de febrero de 2009, de fs. 27 vta., fue juzgada con una demanda defectuosa tenida como no presentada vulnerando el debido proceso provocándole indefensión por lo que el superior en grado debió anular la Sentencia.

Segundo error: falta al debido proceso, el Juez no fundamenta en su fallo los extremos de la demanda violentando el art. 192-2 del Código Adjetivo Civil.

Tercer error: defectuosa valoración de la prueba, el demandante pide la desocupación de un inmueble ubicado en la UV 160 Manzana 81 y en el término probatorio presenta pruebas de otro inmueble, de la UV 106 Manzana 81. La inspección ocular se llevó en un lugar distinto al que se pretende desocupe, por tanto no ha enervado los extremos de su demanda ni ha demostrado que se trata del mismo inmueble del que intenta se le entregue. El Tribunal de Alzada no debía otorgar lo que no se le ha pedido actuando ultra petita violentando la seguridad jurídica al haber admitido la complementación en cuanto a la ubicación del inmueble modificándose el lugar donde el inmueble se encuentra al realizado en la inspección. La única manera de modificar la demanda es hasta antes de la contestación.

Falta de valoración de la prueba, porque el Tribunal de grado no ha considerado  la declaración testifical de Enrique Parada Leygue por la que se establece que la oficina regional dirigida por Dennis Michel Pineda Calderón se encontraba en déficit debido a ello tuvo que simularse la transferencia de venta con pacto de rescate para cubrir ese déficit, y la suscripción de esa transferencia lo obtuvo Dennis Michel Pineda Calderón cuando llamó al recurrente a su domicilio para conversar y estando en el lugar fue detenido acusándole de supuestas irregularidades que habría cometido cuando trabajaba en esa empresa, obligándole a firmar un documento por el que le hacían vender su casa con pacto de rescate así como le hicieron firmar a su esposa, señalándoles que dicho documento serviría para justificar los dineros faltantes en la empresa, lo que equivale a una simulación, que es como debía haberse valorado las pruebas.

Con esos argumentos, pide anular la Sentencia.

CONSIDERANDO III:                                                                 FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Respecto al primer error acusado como agravio, se debe señalar que con la permisión del art. 233 del Código de Procedimiento Civil, el Juez puede ordenar de oficio se subsanen los defectos dentro de un plazo prudencial a fijar con el apercibimiento de que si no se subsanan los mismos, la demanda se tendrá como no presentada, situación que ha ocurrido en el caso de autos, pues, de acuerdo a la providencia de fs. 27 vta., el Juez de la causa, considerando a la demanda como defectuosa concedió al apoderado demandante el plazo de dos días para que subsane las observaciones indicadas bajo prevención de tenerse como no presentada, plazo en el cual el demandante a fs. 29, subsanó tales observaciones con lo que el Juez mediante Auto de fs. 29 vta., admitió la demanda ordenando se corra en traslado a los demandados, en cumplimiento de art. 234 siguiente, no siendo evidente que el proceso se tramitó con una demanda defectuosa.

En cuanto al segundo error del que se acusa, es de advertir que la expresión del mismo no cumple con los requisitos de claridad, precisión y concreción como establece el art. 258-2) del Código Adjetivo de la materia, siendo confuso su planteamiento, constituyendo este punto una reproducción fiel de lo que ha expresado en apelación el cual ha sido absuelto por el Tribunal de Alzada, sin embargo, en esta instancia, el recurrente no ha fundamentado ese reclamo limitándose a transcribir lo reclamado en segunda instancia, sin que haya señalado de qué manera la respuesta del Ad quem en ese punto le hubiera causado perjuicio, o con qué parte de lo absuelto está en desacuerdo, debido a lo cual se mantiene subsistente lo resuelto por el Ad quem en el presente agravio.

El tercer error del cual reclaman los demandados, se tiene que a través de la demanda se pide la desocupación y entrega del inmueble ubicado en la zona La Colorada, U.V. 160, Mzna. 81 de 400 m2, registrado bajo la matricula 7011060006050 en fecha 19 de julio de 2008. No obstante, a tiempo del ofrecimiento de la prueba de inspección judicial al inmueble (fs. 72), y del verificativo de ésta cuya acta cursa a fs. 82, se estableció la ubicación del inmueble en la Unidad Vecinal Nº 106, Mzna. 81, zona La Colorada, aspecto que sin embargo, el apoderado demandante aclaró a fs. 101-101 vta.,  la ubicación en que se encontraría el inmueble pidiendo que se tenga por ubicación correcta, solicitud que fue providenciada por el Juez de la causa, sin embargo, desde el ofrecimiento de la inspección con el nuevo dato de ubicación del inmueble, pasando por la audiencia de inspección, el memorial de aclaración de ubicación de contrario, hasta el siguiente actuado de los demandados, aquí recurrentes, que tuvo lugar a fs. 114, no se advierte que éstos hubieran extrañado tal situación en los términos en que ahora reclaman, demostrando o al menos haciendo notar que la ubicación del predio no era el correcto, todo lo contrario, tras la aclaración de ubicación del inmueble (fs. 101-101 vta.), los recurrentes únicamente atinaron a solicitar copia simple del expediente (fs.114), sin cuestionar los aspectos de lugar y/o ubicación del inmueble, por lo que no corresponde en esta etapa  atender tales alegaciones.

Respecto a que habrían sido obligados a firmar el documento de transferencia de su inmueble para cubrir un déficit de la empresa por lo que dicho acto fue simulado, se debe señalar que conforme al testimonio de fs. 5 a 6, inscrito en Derechos Reales  relativo a la transferencia de inmueble que suscriben Jorge Modesto Villarroel Dávalos y Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel, y la Empresa Molino Andino S.A. representada legalmente, se acredita la transferencia del inmueble precedentemente descrito, en calidad de venta bajo la modalidad de pacto con rescate, asimismo, mediante el certificado alodial de fs. 7, se acredita la titularidad de la Empresa Molino Andino S.A. en el asiento Nº 3, empero a lo largo del proceso, no se ha demostrado dichas acusaciones considerando que la carga de la prueba, conforme al art. 1283-II del Código Civil, y 375-II de su procedimiento, y de acuerdo a las circunstancias que señala, le correspondía ser ejercida por los demandados para probar tales extremos dirigidos a desvirtuar la titularidad del derecho propietario mencionado arriba, cuyo ejercicio demanda la empresa Molino Andino S.A., habida cuenta que los hechos que refieren ocurrieron el 7 de diciembre de 2005, fecha en que el demandante habría obtenido irregularmente el consentimiento y voluntad de los demandados obligándoles a firmar el documento de venta con pacto de rescate de su casa, y la demanda se interpuso recién en enero del año 2009, momento en el que recién dan a conocer dichos extremos pero sin sustento de los mismos, por lo que, entre tanto no se proceda a su demostración, se tiene que la apreciación de la prueba en el presente caso, se ha basado en las reglas de la sana crítica y el criterio equilibrado de los jueces de instancia.           

Por los motivos expuestos, este Tribunal de Máxima Jurisdicción concluye que no son fundados los agravios expuestos por los recurrentes, correspondiendo fallar en la forma prevista por el art. 271 num. 2) en relación al art. 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y  273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma interpuesto por Rosa Inés Eyzaguirre de Villarroel y Jorge Modesto Villarroel Dávalos, contra el Auto de Vista de 29 de septiembre de 2014, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de desocupación y entrega de inmueble seguido por Empresa Molino Andino S.A. representado por Fernando Zanca Valencia contra los recurrentes. Con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs.700,oo.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo