TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                                                                         S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 141/2015                                                                    Sucre: 5 de marzo 2015                                        Expediente:O-72-14-S                                                        Partes:Nancy Apolonia Vásquez Maldonado c/ Ceciel Omar Navia MartínezProceso: Divorcio                                                        Distrito:Oruro

VISTOS: El recurso de casación en la forma y el fondo interpuesto por Ceciel Omar Navia Martínez  de fs. 1530 a 1533 y vta., impugnando el Auto de Vista Nº 209 de fecha 28 de octubre de 2014, de fs. 1518 a 1527, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso ordinario de Divorcio, seguido por Nancy Apolonia Vásquez Maldonado contraCeciel Omar Navia Martínez, la respuesta de fs. 1538 a 1540 y vta.,la concesión de fs. 1541, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

La Juez de Partido Cuarto de Familiade la ciudad de Orurodictó la Sentencia Nº 09 de fecha 29 de enerode 2014de fs. 1459a 1462, declarando: I. Probada la demanda de fs. 35 a 36, por las causales 1) y 4) del art. 130 del Código de Familia e Improbada la demanda reconvencional de fs. 42 a 44 vta., por la causal 4) del art. 130 del Código de Familia. Consiguientemente disuelto el vínculo matrimonial que une a los espososCeciel Omar Navia Martínez y Nancy Apolonia Vásquez Maldonado, por culpa del esposo y con derecho a ser asistida la misma. Sin costas por el doble juzgamiento. II. En su mérito se ratifica la guarda legal de las dos hijas a favor de la madre y se fija asistencia familiar a favor de lacónyuge y las dos hijas en la suma de Bs. 3.000 mensual. III. En ejecución de sentencia y previa su comprobación fehaciente, procédase a la división y partición de bienes gananciales.

Resoluciónde primera instancia que es apelada por el demandado por memorial de fs. 1469 a 1473y vta., y por la demandante por memorial de fs. 1476 a 1477 y vta.,que mereceel Auto de Vista Nº 209 de 28 de octubre de 2014, de fs. 1518 a 1527.Resolución de alzada que es recurrida de casación en la forma y enel fondo por la parte demandada, que obtiene el presente análisis.

CONSIDERANDO II:                                                                        DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

De forma resumida se pasa a detallar los fundamentos de agravio que expone el recurrente:

En el fondo:

1.Al amparo del art. 253 en sus incs. 1) y 3) del Código de Procedimiento Civil, acusa la vulneración de los arts. 1283, 1330, 1283, 1286 del Código Civil y art. 143 del Código de Familia, error de hecho y de derecho en la valoración de la prueba, porque el Tribunal de Alzada no hubo realizado una valoración integral de todas las pruebas de descargo que detalla para la confirmación de la fijación incorrecta de la asistencia familiar en favor de sus dos hijas y de su esposa.

2. Por otra parte al declarar probada la demanda de divorcio se ha vulnerado lo establecido en los numerales 1) y 4) del art. 13 0 del Código de Familia, toda vez que para declarar probada estas causales solo se han considerado las declaraciones testificales de cargo en forma errónea, y que con esa prueba no se ha comprobado la existencia de relación sexual o carnal que hubiere sostenido su persona con alguien que no es su cónyuge vulnerándose lo establecido por el art. 1311 del Código Civil. Y por otra parte la parte actora no ha demostrado con prueba alguna la existencia de malos tratos psicológicos. Por consiguiente la demanda principal debe ser declarada improbada.

En la forma:

1. Denuncia que tanto el A quo como el Ad quem no han valorado sus pruebas literales, vulnerando lo establecido por el art. 397.I del C.P.C. En éste caso  su prueba ha sido ignorada, vulnerando su derechoa la defensa y el principio de igualdad de partes garantizado en la Constitución Política del Estado.Por otra parte se ha infringido lo establecido por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, porque en el Auto de Vista impugnado no existe congruencia entre los puntos resueltos por el inferior en relación a los puntos apelados, toda vez que no se ha resuelto la indebida fijación de la asistencia familiar a favor de la esposa quien tiene ingresos económicos.

2.No existe fundamentación o motivación sobre los reclamos que durante todo el proceso ha sido objeto de injurias, que conforme al art. 374 inc. 6) del Código de Procedimiento Civil y “477 parágrafo II”. Por lo que la demanda reconvencional debió declararse probada. Es más la demandada cambió chapas de la puerta principal de su casa para impedir su ingreso al hogar conyugal vulnerando lo establecido por el art. 97 del Código de Familia, sobre éste aspecto tampoco existe pronunciamiento en el Auto de Vista. 

Por todo lo expuesto, solicita que se le conceda el recurso de casación ante el Tribunal Supremo de Justicia para que se case el Auto de Vista debiendo declararse improbada la demanda principal, probada la demanda reconvencional, disuelto el vínculo jurídico del matrimonio civil por culpa de ambos esposos sin derecho a percibir asistencia familiar la demandante y se fije la asistencia familiar solo a favor de su hija menor de edad en la suma de Bs. 1.000.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Habiéndose interpuesto recurso de casación tanto en el fondo como en la forma, corresponde primero resolver el recurso de casación en la forma ya que de ser evidentes las infracciones acusadas, ya no sería necesario ingresar al recurso de casación en el fondo:

En la forma:

1.Respecto a su denuncia genérica de falta de valoración de sus pruebas, y faltade congruencia y de pronunciamiento en relación a los agravios que fueron objeto de apelación, vulnerándose de ésta manera el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

1.1.De inicio corresponde aclarar al ahora recurrente que la denuncia en relación a la valoración de la prueba corresponde al recurso de casación en el fondo y no en la forma, incoherencia que impide ingresar a analizar el agravio denunciado en esta parte por su manifiesta impertinencia.

1.2.Ahora bien, de la revisión de la Resolución de alzada se evidencia que el Ad quem, en el considerando Ihaciendo mención a la pertinencia establecida por el art. 236 del adjetivo civil, concreta los agravios que fueron fundamento del recurso de apelación por parte del demandadoCeciel Omar Navia Martínez, y en el considerando III, en sus puntos A) al E), desarrolla detalladamente su análisis en relación a dichos agravios, remitiéndose de ésta manera a los agravios que fueron fundamento del recurso de apelación, entre ellos la fijación de la asistencia familiar, y también resuelve sobre los mismos aspectos que fueron motivo de impugnación, cumpliendo de ésta manera con el art. 236 del adjetivo civil y con el principio de congruencia extrañado.

En consecuencia se concluye que el Auto de Vista recurrido se circunscribe a la expresión de agravios que hubo sido detallado en el memorial de apelación, porque absuelve sobre los mismosaspectos, habiendo observado de esta manera la pertinencia que establece el art. 236 en concordancia con el art. 227 del Código de Procedimiento Civil y el estricto cumplimiento del principio de congruencia, deviniendo en ésta parte el recurso en infundado.

2.Remitiéndonos al punto anterior,debemos concretar que el Tribunal de alzada conforme a su razonamiento ha fundamentado y motivado debidamente la Resolución de alzada, por ello mismo dicha Resolución tiene la suficiente claridad y cuenta con una aceptable motivación y fundamentación que la sustenta, dando cuenta de las razones por las cuales arriba a dicho entendimiento, aspecto que permite comprender razonablemente la claridad y alcance del fallo, porque en definitiva se establece que la parte actora no ha acreditado los fundamentos de la reconvención con prueba alguna, resultando por consiguiente inconsistente el agravio denunciado.

Por lo referido, en ésta parte corresponde resolver en la forma prevista por el art. 271 num. 2), y 273 del Código de Procedimiento Civil.

En el fondo:

1.Respecto a la fijación incorrecta de asistencia familiar en favor de sus dos hijas y su esposa; éste aspecto ha sido valorado por el Ad quem en el punto c) del considerando II, de la Resolución de alzada, donde ha concretado que el recurrente centra su pretensión recursiva sólo respecto al monto de la asistencia familiar. En ese antecedente,corresponde referir que el incremento o reducción de la asistencia familiar, es un asunto que no causa estado y puede ser revisado en cualquier momento aun en ejecución de sentencia, donde es posible la sustanciación incidental de cesación, incremento o reducción de la asistencia familiar, pudiendo el Juez de la causa dictar en cualquier tiempo, a petición de parte, las providencias modificatorias que se requieran al respecto, ante la comprobación que las circunstancias que le indujeron a tomar aquella determinación se han modificado o han desaparecido, pues las mismas no son definitivas, no existiendo la posibilidad de que este aspecto sea revisado y menos modificado en casación, pues este recurso está destinado al conocimiento y revisión de las Resoluciones dictadas por los Jueces inferiores, que causen ejecutoria y/o pongan fin al proceso, lo que no acontece con la asistencia familiar  como se tiene manifestado.

Por ello de manera uniforme y reiterada este Tribunal, siguiendo la línea adoptada por la extinta Corte Suprema de Justicia, estableció que el recurso de casación resulta improcedente cuando el recurrente pretende a través de este medio de impugnación se modifique el monto de asistencia familiar que los Tribunales de instancia impusieron; razón por la cual no puede abrir su competencia para conocer y resolver este agravio denunciado, deviniendo el mismo en improcedente.

2.Con relación a la vulneración de lo establecido en los numerales 1) y 4) del art. 130 del Código de Familia toda vez que para declarar probada estas causales solo se habrían considerado las declaraciones testificales de cargo en forma errónea, y que con esa prueba no se ha comprobado las causales de divorcio demandadas.

Al respecto corresponde especificar que el ahora recurrente a más de la mención genérica de la prueba testifical de cargo, y que dicha prueba no ha demostrado las causales invocadas en la demanda principal, no señala error de hecho o de derecho, ya que tratándose de pruebas estas son valoradas por los Jueces de grado, siendo incensurables en casación, por lo que es obligación del recurrente citar en términos claros, concretos y precisos, no sólo la Sentencia o Auto que se impugna, sino principalmente la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y además especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente, conforme manda el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil,habida cuenta de que el recurso de casación está asimilada a una demanda nueva de puro derecho,extremos con los cuales no cumple el agravio interpuesto, por lo que el incumplimiento a esta carga procesal impide se abra la competencia de éste Tribunal por sumanifiesta inconsistencia.

Por lo expuesto corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia fallar en esta parte en la forma prevista por los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO:La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los Arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADOel recurso de casación en la forma, y conforme a los arts. 271 num.1) y 272 num. 2) del mismo cuerpo legal, declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación en el fondo, ambos de fs. 1530 a 1533 y vta., interpuesto por Ceciel Omar Navia Martínez, que recurre del Auto de Vista Nº 209 de fecha 28 de octubre de 2014. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.


Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo