TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL



Auto Supremo: 129/2015

Sucre: 27 de febrero 2015

Expediente: CB-148-14-S

Partes: María Adela López Aguilar de Soliz y Luis Fernando López Aguilar c/

             Yolanda Rosa López Aguilar de Cáceres  

Proceso: División de bien común.        

Distrito: Cochabamba.

VISTOS: El recurso de casación en la forma interpuesto por Yolanda Rosa López Aguilar de Cáceres de fs. 137 a 138, impugnando el Auto de Vista  de fecha 26 de septiembre de 2014, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso de División de bien común, seguido por María Adela López Aguilar de Soliz y Luis Fernando López Aguilar contra la recurrente, la concesión de fs. 146, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez de Partido en lo Civil Comercial de Sacaba, en fecha 04 de diciembre 2013 emitió Sentencia cursante de fojas 113 a 114 y vta., declarando Probada la demanda principal, disponiendo que en ejecución de Sentencia y no admitiéndose cómoda división el inmueble, en previsión del art. 676.I del Código de  Procedimiento Civil, dispuso el remate del inmueble objeto de la litis y la consiguiente división del producto en partes iguales a cada propietario.

Contra la indicada Resolución, interpuso recurso de apelación Yolanda Rosa López Aguilar de Cáceres, motivo por el cual, el Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba emitió el Auto de Vista, confirmando totalmente la sentencia.

Dicha Resolución dio lugar al recurso de casación en la forma presentado por la apelante, recurso que se analizan.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Acusa la violación de los arts. 671, 672 y 679 del Código de Procedimiento Civil, indicando que la propiedad pertenece a: 1. Yolanda Rosa Aguilar de López, 2. Luis Fernando López Aguilar, 3. María Adela López de Soliz y 4. Margarita Esther López Aguilar, los cuales no fueron demandadas, solamente se demandó en contra de la recurrente, omitiéndose demandar a la co-propietaria Margarita Esther López Aguilar.

Líneas más abajo, vuelve a reiterar que son 4 los propietariosy al no haberse demandado a todos se vulneraría lo dispuesto en el art. 679 del Adjetivo Civil, indicando que la minuta de transferencia de acciones y derecho solo surte efectos entre los otorgantes y sus herederos, más de ninguna manera con relación a terceras personas.

Finalmente acusa la violación de los arts. 3 num. 1) y 90 del Código de Procedimiento Civil, mencionando que los jueces debieron cuidar que el proceso se desarrolle sin vicios de nulidad.

Con lo que termina peticionando que se anule obrados hasta el vicio más antiguo, vale decir hasta el estado en que se consigne en la demanda de fojas 13 a todos los co-propietarios del inmueble objeto de la litis.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Estando enfocado el recurso de casación en la forma, únicamente en el argumento de integración de los demás co-propietarios, se deberá efectuar el siguiente análisis:

En la litis, la parte actora, María Adela López Aguilar de Soliz y Luis Fernando López Aguilar, inician demanda de división y particiónde bien común, que lo hubieran adquirido conjuntamente con Yolanda Rosa López Aguilar de Cáceres y Margarita Esther López Aguilar, ésta última, conforme se evidencia dela minuta de transferencia de fs. 2 y vta, transfirió sus acciones y derechos del inmueble ubicado en la zona de Huayllani, Sacaba, provincia Chapare del Departamento de Cochabamba, a favor de María Adela López Aguilar y Ciprian Soliz Soto, documento de transferencia que se encuentra reconocido mediante el formulario de reconocimiento de firmas Nº 7386202 cursante a fs. 3.

Si bien, como indica la recurrente, eran 4 los co-propietarios del inmueble objeto de división, corresponde reiterar que una de ellas (Margarita Esther López Aguilar) transfirió sus derechos y acciones a la actora María Adela López de Soliz, documento que a la fecha cuenta con toda la validez legal correspondiente, el mismo que no fue objetado o demandado de nulidad por ninguna de las partes por tanto surte los efectos legales establecidos en el art. 1297 del Código Civil, por ser un documento legalmente reconocido.  Por dicho motivo, la integración a la litis de Margarita Esther López Aguilar, resultaba innecesario, toda vez que, ésta transfirió sus derechos y acciones del inmueble objeto de litis y no cuenta a la fecha con ningún interés patrimonial en dicha división.

Al estar demostrado que una de las actoras, compró los derechos y acciones de otra copropietaria, la demanda de división y partición de bien común, legalmente se la dirigió únicamente en contra de la recurrente, quien se constituye en la única copropietaria que se opone a la división y partición del bien común, hecho que no vulnera lo establecido en el art. 679 del Código de Procedimiento Civil, menos lo normado en los arts. 3 num. 1) y 90 del mismo cuerpo legal; por dicho motivo, lo tramitado por los Tribunales inferiores, resulta correcto y no causa ningún agravio a la parte recurrente, quien, en todo caso, no cuenta con legitimación activa para reclamar derechos de terceras personas, o sea, la falta de integración a la litis de Margarita Esther López Aguilar, quien en caso de no haber efectuado la transferencia es la única que puede plantear la anulación de obrados por vulneración a su derecho a la defensa, aspecto que no concurre en la litis, por lo que se concluye que el recurso de casación en la forma deviene en infundado.

De lo expuesto, corresponde resolver en la forma prevista por los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num.1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara: INFUNDADO el recurso de casación en la forma interpuesto por Yolanda Rosa López Aguilar de Cáceres de fs. 137 a 138, impugnando el Auto de Vista  de fecha 26 de septiembre de 2014, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba.  Con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs.- 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo