TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                  S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 1161/2015 - L

Sucre: 16 de Diciembre 2015

Expediente: LP-148-11-S

Partes: Francisco Canaviri Blanco c/ Arminda Lazo Salazar

Proceso: Divorcio

Distrito: La Paz

                                                                                               

VISTOS: El recurso de casación cursante de fs. 251 a 252 y vta., interpuesto por Arminda Lazo Salazar, contra el Auto de Vista Nº 282, de 26 de septiembre de 2011, cursante a fs. 247 a 248, pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz (hoy Tribunal Departamental de Justicia), dentro el proceso de Divorcio seguido por Francisco Canaviri Blanco contra Arminda Lazo Salazar, la respuesta de fs. 258 a 261, concesión de fs. 262, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


El Juez Octavo de Partido Familia de la Capital La Paz, mediante Sentencia Nº 478, de 11 de octubre 2010, cursante a fs. 177 a 180, declaró: IMPROBADA la demanda de fs. 4 y PROBADA la reconvención de fs. 15-16, por consiguiente disuelto el vínculo matrimonial que une a Francisco Canaviri Blanco y Arminda Lazo Salazar, debiendo en ejecución de Sentencia procederse a la cancelación de la partida matrimonial ante la Dirección del Registro Civil, a la que hace referencia  el certificado de fs. 1 conforme a los datos que en él se consignan de conformidad al art. 398 del C.F.


Homologó la Resolución de medidas provisionales Nº 05/2010 de fecha 06 de enero de 2010, cursante a fs. 59


Deducida la apelación por la demandada y remitida la misma ante la instancia competente, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz (hoy Tribunal Departamental de Justicia), mediante Auto de Vista Nº 282/11, anuló el Auto de concesión de fs. 217, por no encontrarse fundamentada la apelación.


En conocimiento de la determinación de segunda instancia, la demandada interpuso recurso de casación en el fondo, mismo que se pasa a analizar.


CONSIDERANDO II

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Que interpuso recurso de apelación  con referencia a la Sentencia de que declaro improbada la demanda y probada la reconvención, olvidando que tanto la demanda como la reconvención no probaron  las causales de divorcio tal es así que tanto las pruebas de cargo como las de descargo como las testificales serían suficientes para acreditar las causales de divorcio, en este entendido no habrían valorado correctamente los antecedentes ya que su demanda reconvencional tampoco fue probada, pues las cuatro declaraciones de sus testigos de descargo no serían contestes y conformes en personas, hechos, tiempos y lugares.


Que las declaraciones de los testigos no serían validas por que las prestarían por simple referencia y no darían una razón concluyente, razón por la que habría interpuesto apelación contra la Sentencia y que el señor Juez al dictar dicha resolución disponiendo la asistencia familiar para sus hijos excluyéndola, le habría limitado el derecho a la supervivencia.


Por lo anteriormente expuesto solicita se dicte Auto Supremo para invalidar la Resolución, casando en el fondo por existir error de hecho y de derecho en general en la valoración de la prueba.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Previamente a analizar el recurso de casación planteado en el fondo, se debe tener presente que que el recurso de casación en la forma, se funda en errores en el procedimiento, referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas igualmente para cada caso en concreto, por el artículo 254 de la citada norma. Mientras el recurso de casación en el fondo es aquel medio de impugnación contra las resoluciones del inferior que contuvieron violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, cuando contuviera disposiciones contradictorias y cuando en la apreciación de las pruebas se hubiera incurrido en error de hecho o de derecho, art. 253 del Procedimiento Civil.

Ahora bien, el entendimiento jurisprudencial asumido por la extinta Corte Suprema de Justicia asimilada por éste Tribunal Supremo de Justicia, ha establecido que contra una Resolución anulatoria de obrados, no corresponde plantear recurso de casación en el fondo, sino el recurso de casación en la forma, en el entendido que al ser anulatoria, el Tribunal inferior no ingresa a analizar el fondo de la problemática, es decir que para asumir una decisión anulatoria tomo en cuenta la consideración de errores in procedendo y no la existencia de errores in iudicando, lo que resulta lógico teniendo en cuenta que toda nulidad procesal es decretada sobre la base de una supuesta infracción de la norma adjetiva, por lo que se hace imposible que el Tribunal de Casación habilite su competencia `para realizar una valoración de fondo del proceso. En ese sentido cuando se plantea recurso de casación en el fondo contra una Resolución anulatoria, éste indudablemente será declarado improcedente.

En el caso de Autos, la recurrente plantea recurso de casación en el fondo, acusando que “tanto la demanda como la reconvención” no probaron las causales de divorcio tal es así que tanto las pruebas de cargo como las de descargo, entre ellas las testificales, no serían suficientes para acreditar las causales de divorcio, en este entendido no habrían valorado correctamente los antecedentes ya que su demanda reconvencional tampoco fue probada, pues las cuatro declaraciones de sus testigos de descargo no serían contestes y conformes en personas, hechos, tiempos y lugares, cuestionando en general que existiría errónea valoración de la prueba solicitando se case en el fondo la Resolución recurrida por dichos errores, aspecto no aplicable al caso de Autos por ser la decisión de segunda instancia anulatoria del Auto de concesión, lo que correspondía era cuestionar a través del recurso de casación en la forma, si el razonamiento del Tribunal de Alzada estaba errado al anular obrados.

En base a lo expuesto concluimos que, el recurrente al interponer recurso de casación en el fondo contra una Resolución anulatoria, no comprendió la naturaleza del fallo y equivocó el medio de impugnación deducido, toda vez que como se dijo anteriormente, el Tribunal de Alzada al haber anulado obrados, no ingresó a considerar el fondo del asunto ni mucho menos fundamentó su decisión en ese sentido, siendo viable contra ese tipo de resoluciones únicamente el recurso de casación en la forma para que el Tribunal de casación revise si los motivos que dieron lugar a la nulidad dispuesta son o no correctos; resultando por ello inviable y hasta ilógico interponer recurso de casación en el fondo contra una Resolución anulatoria.

Por lo manifestado, corresponde a este Tribunal resolver conforme señala el art. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los artículos 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE El recurso de casación cursante de fs. 251 a 252 y vta., interpuesto por Arminda Lazo Salazar, contra el Auto de Vista Nº 282, de 26 de septiembre de 2011, cursante a fs. 247 a 248.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán