TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A   C I V I L


Auto Supremo: 115/2015

Sucre: 13 de Febrero 2015

Expediente: CH 68 14 - S

Partes: Ruth Loayza Salinas c/ Herederos de Norah Gambarte vda. de

            Aguilar y otros  

Proceso: Usucapión Decenal.

Distrito: Chuquisaca.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 309 a 314 y vta., interpuesto por Ruth Loayza Salinas, contra el Auto de Vista Nº SCCFI-472 de 09 de septiembre de 2014 de fs. 302 a 304 y Vta., de obrados, pronunciado por la Sala Civil y Familiar Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, en el proceso ordinario de usucapión seguido por Ruth Loayza Salinas contra Norah Gambarte Vda. de Aguilar y otros; la respuesta al recurso de fs. 317 a 319; el Auto de concesión de fs. 320; los antecedentes del  proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Ruth Loayza Salinas, por memorial de fs. 29 a 31 y vta., adjuntado las literales de fs. 1 a 28  interpone demanda de Usucapión, ante el Juzgado Segundo de Partido Mixto del Trabajo y Seguridad Social de Hernando Siles Monteagudo del Departamento de Chuquisaca en la vía ordinaria contra Norah Gambarte Vda. de Aguilar y otros, señalando que es propietaria de un lote de terreno de 800.00 mts.2, en la calle Demetrio Rocha del barrio “Lagunillitas” en fecha 28 de agosto de 1991, adquirido de su finada tía Norah Gambarte y esposo, al igual que de otros tres lotes, habiendo perfeccionado su derecho propietario solo respecto a primero, asimismo refiere estar en posesión de los tres lotes de terreno desde el año 1990, motivo por el que estando en posesión real y corporal del mismo por más de veinte años, interpone demanda ordinaria de prescripción adquisitiva (usucapión decenal o extraordinaria), dirigiendo su acción contra los herederos Norah Gambarte y presuntos interesados, en merito a que Nicolasa Concepción García Ayala sucesora testamentaria a tiempo de apersonarse al proceso opuso excepciones perentorias arguyendo que la demandante seria simple detentadora de los inmuebles objeto de litis.

Sustanciado el proceso el juez que aprendió conocimiento de la causa, mediante Sentencia Nº 0017 de 09 de junio de 2014 cursante de fs. 256 a 259 y vta., declaró probada la demanda de usucapión, disponiendo se proceda al registro de los tres terrenos en la oficina de Derechos Reales.

Contra esa Resolución de primera instancia, la parte demandada a fs. 264 a 273, interpuso recurso de apelación en cuyo mérito la Sala Civil y Familiar Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, por Auto de Vista de fecha 09 de septiembre de 2014, cursante a fs. 302 a 304 y vta., anuló todo lo obrado por la improponibilidad de la demanda; en contra de esta última Resolución de segunda instancia, la demandante recurre de Casación en el fondo, cursante a fs. 309 a 314 y vta, mismo que se pasa a considerar y resolver.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Del contenido del recurso de casación en el fondo se tiene lo siguiente: se advierte que el reclamo recae en el hecho de que el Tribunal de Alzada habría entendido que la pretensión radicaría en el perfeccionamiento del derecho propietario que se habría adquirido por compra venta, argumento que motivo al Tribunal de Alzada, anular el proceso por improponibilidad de la demanda, sin considerar que este hecho habría sido expuesto sólo como un antecedente para sustentar el inicio de su posesión por más de diez años.

Del mismo modo acusa, que la Resolución recurrida incurriría en incongruencias al tratar de favorecer a la parte contraria.

Asimismo, acusa la nulidad dispuesta por el tribunal Ad quem no tendría sustento legal alguno, por lo se habría vulnerado los  arts. 90 y 236 del Código de Procedimiento Civil.

Concluye solicitando que en aplicación de los arts. 251 del CPC. y 17.II de la Ley 025, el Tribunal Supremo de Justicia case el Auto de Vista recurrido.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El Art. 106 de la Ley Nº 439 del Código Procesal Civil, señala lo siguiente: “I. La nulidad podrá ser declarada de oficio o a pedido de parte, en cualquier estado del proceso, cuando la Ley la califique expresamente”, disposición aplicable al presente caso conforme la disposición transitoria segunda de la mencionada Ley, consiguientemente este Tribunal ingresa a efectuar la revisión del proceso y si en el mismo se han respetado las normas que rigen la materia objeto del debate, para el mismo se deberán tomar en cuenta los siguientes puntos:

El acceso a la justicia como derecho fundamental, recae en lo ético y valórico que arranca de la dignidad de las personas, lo que garantiza y exige es la igualdad ante la ley y la no discriminación. Los operadores de justicia  tienen la obligación de reconocerlo y garantizarlo a través del derecho ciudadano de resolver los conflictos por todas las vías legales, agotando en lo posible todas las instancias donde puedan ser oídos, cuya labor permite fortalecer las relaciones de convivencia, basados en los principios de dignidad y diversidad de todas las personas.

La buena administración de justicia requiere de una nueva actitud, un cambio en la cultura de los operadores de justicia, debe existir una concientización del acceso a la justicia, ya que siendo un derecho fundamental debe ser tomado en primer orden para garantizar los otros derechos; al respecto la Constitución Política del Estado en su art. art. 115 establece: “I. Toda persona será protegida oportuna y efectivamente por los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos”  II. “El Estado garantiza el derecho al debido proceso, a la defensa y a una justicia plural, pronta, oportuna, gratuita, transparente y sin dilaciones”.

Del contenido del Auto de Vista Nº SCCFI-472 de 09 de septiembre de 2014, se puede advertir que el Tribunal Ad Quem entendió que la demandante siendo propietaria de los terrenos en cuestión pretendería el reconocimiento de su condición de propietaria del inmueble vía usucapión cuando ya ostentaría los terrenos por derecho de compra, pretendiendo perfeccionar su derecho propietario, por lo que a criterio de los de Alzada la demanda sería subsumible de “improponibilidad manifiesta”. Según la interpretación del Tribunal de Alzada es querer titularizar esa compra; sin embargo del contenido de la demanda claramente se advierte que la actora no pretende regularizar su derecho propietario de la compra que refiere; simplemente la manifiesta como antecedente para justificar el inicio de su posesión sobre el inmueble que pretende usucapir, por lo que con este último análisis, la misma resultaría siendo perfectamente proponible.

Del contenido de la demanda, se puede entender que la recurrente funda su demanda de usucapión en una transacción que jamás se llegó a concretar, pues se entiende que fue de esa manera que ingresó al inmueble para poseerlo pacífica y continuamente por el tiempo que establece la ley, vale decir que la recurrente no pretende el reconocimiento a su derecho propietario de la compra que refiere, sino el reconocimiento de la posesión que ejerce sobre los tres lotes de terreno que pretende usucapir; el presupuesto generador de la demanda no es otro que la posesión de la usucapiente y que a efectos de demostrar que esta tuvo un inicio pacífico y libre de violencia, la actora trajo simplemente como antecedente esa compra, aspecto que de ninguna manera puede ser confundido o atribuirse como sustento de la pretensión, sino como una referencia del antecedente de posesión y que en definitiva es esta última (posesión) la que constituye el verdadero sustento real de la pretensión.

El Tribunal Ad-quem al haber procedido anular el proceso bajo el fundamento de ser improponible la demanda de usucapión, no ha realizado un análisis de los hechos en su verdadero alcance incurriendo de esta manera en un concepto equivocado, correspondiendo en todo caso ser enmendado por este Tribunal disponiendo la nulidad de la Resolución recurrida.    

En ese entendido, le correspondía al Tribunal de Alzada resolver el recurso de apelación dando respuesta a los agravios del recurrente fundamentando punto por punto, potestad inviolable de las partes en un proceso, a fin de que las personas puedan defenderse adecuadamente, siendo deber de los Jueces y Tribunales otorgar respuesta a los litigantes en cada instancia  procesal y de esta manera materializar el acceso a la justicia de tal modo que dicho postulado no quede simplemente en una buena intención, siendo imprescindible que se refleje de manera objetiva en actos concretos.

Por todas las consideraciones realizadas corresponde emitir Resolución en la forma prevista por el art. 271 num. 3) del Código de Procedimiento Civil y como consecuencia de la decisión que se asume, se hace innecesario realizar la consideración del recurso de casación, aspecto que debe tener presente la recurrente.

POR TANTO: La Sala Civil de Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42.I num. 1) de la Ley  025 del 24 de junio de 2010, art. 271 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista Nº ACCFI- 472 de 09 de septiembre de 2014, que cursa a fs. 302 a 304 y vta., y se dispone que sin espera de turno y previo sorteo el Tribunal A quem emita nueva resolución Resolviendo el recurso de apelación dentro de la pertinencia que establece el art. 236 del código de procedimiento civil.

Siendo excusable el error no se impone multa.

En aplicación del art. 17.IV de la Ley Nº 025, remítase copia de la presente Resolución al Consejo de la Magistratura a los fines consiguientes de ley.


Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Duran.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo