TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A   C I V I L




Auto Supremo: 1144/2015 - L        

Sucre: 08 de diciembre 2015                                                

Expediente: PT 20 11 - S

Partes: Lidia Soliz Vda. de Morales, Lidia Diciery Morales Soliz y Wendy Carolina

            Morales Soliz. c/ Domitila Gómez Sánchez y Carlos Bernardino Morales

           Gómez.

Proceso: División y partición de bien inmueble.

Distrito: Potosí.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 218 a 220, interpuesto por Carlos Bernardino Morales Gómez, contra el Auto de Vista Nº 226/2011 de 29 de octubre de 2011 de fs. 214 a 215 vta., de obrados, pronunciado por la Sala Civil, Comercial y Familiar de la R. Corte Superior del Distrito de Potosí (Hoy Tribunal Departamental de Justicia) en el proceso ordinario de División y partición de inmueble, seguido por Lidia Soliz Vda. de Morales, Lidia Diciery Morales Soliz y Wendy Carolina Morales Soliz contra Domitila Gómez Sánchez y Carlos Bernardino Morales Gómez la respuesta de fs. 222 a 223 vta., el Auto de concesión de fs. 224; los antecedentes del  proceso, y:

CONSIDERANDO I:                                                                 ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sustanciado el proceso en primera instancia, el Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial de la ciudad de Potosí, mediante Sentencia Nº 50/2011 de 20 de agosto de 2011 cursante de fs. 195 a 197 vta., declaró probada la demanda de división y partición de fs. 14, complementado por el memorial de fs. 18 y 24 de obrados, por lo mismo se dispone la división y partición del bien inmueble ubicado en la calle 1 de abril Nº 307 de la ciudad de Potosí, con una superficie de 111 mts2 e inscrito en Derechos Reales matrícula 5.01.1.0.1.0003372 de 5 de marzo de 2008 entre los tres copropietarios: Domitila Gómez Sánchez, Carlos Bernardino Morales Gómez y la heredera y esposa supérstite de Luis Armando Morales Gómez, Lidia Soliz Gallegos Vda. de Morales. Con costas.

Contra esa resolución de primera instancia, la parte demandada de fs. 200 a 201, interpone recurso de apelación en cuyo mérito la Sala Civil, Comercial y Familiar de la R. Corte Superior de Distrito de Potosí (Hoy Tribunal Departamental de Justicia) por Auto de Vista Nº 226/2011 de fecha 29 de octubre de 2011, cursante de fs. 214 a 215 vta., confirma íntegramente la Sentencia apelada de fs. 195 a 197,; resolución recurrida en casación en el fondo por la parte demandada cursante a fs. 218 220, mismo que se pasa a considerar y resolver.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Del contenido del Recurso de Casación en el fondo se tiene lo siguiente:

Acusa violación de los arts. 171, 1241, 1242 y 1274 del Código Civil,  que señalarían que la división judicial o extrajudicial sería nula cuando se fraccionan bienes no divisibles por su interés para la economía o normas de urbanización y ornato público

Con estos agravios expuestos solicita CASAR el Auto de Vista recurrido todo de conformidad a lo establecido a los arts. 271 num. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:                                                                                       FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de fondo está enfocado y reclama respecto a que la división judicial o extrajudicial sería nula cuando se fraccionasen bienes no divisibles ya sea por su interés para la economía o por normas de urbanización y ornato público.

Al respecto es pertinente puntualizar lo que la normativa vigente establece, el art. 676 del Código de Procedimiento Civil en su parágrafo I que señala: “(Bienes que no admiten cómoda división). I. Si, fuera de los casos previstos en el Código Civil, alguno o algunos bienes no admitieren cómoda división o si algunos coherederos reclamaren llevar bienes raíces y otros muebles, se ordenará la tasación, subasta y remate”, la norma de referencia señala que en caso de que algún bien no admita cómoda división se ordenará la tasación, subasta y remate, esto quiere decir que en el proceso de conocimiento, el demandante ha solicitado la división y partición creyendo que el mismo admitiera cómoda división,

En el caso de autos dada la forma del terreno es imposible su cómoda división y que debido a la normativa urbana del Gobierno Autónomo Municipal de la ciudad de Potosí, misma que no daría lugar a la aprobación de planos, de lo que resulta que a objeto de su preservación, sólo acepta transferencias de la integridad del mismo; en el caso particular, dado que el inmueble no permite cómoda división (fraccionamiento), la forma correcta de llevar adelante una división, es precisamente mediante la venta judicial, producto con el cual a cada una de las partes  se les asignará el monto económico, en el porcentaje definido en Sentencia, criterio adoptado bajo el entendimiento del art. 676.I del adjetivo Civil transcrito supra.

Concluyendo que la única forma de efectivizarse la división y solucionar el problema es al amparo de la normativa antes referida, aspecto que es inherente  al tipo de fallo y la misma debe ser comprendida porque el Ad quem tomó la decisión de confirmar íntegramente el fallo y expresar que “.. Igualmente el hecho de no haber solicitado el demandante remate del inmueble en caso de no admitir cómoda división; no es suficiente razón como para revocar el fallo de la Sentencia; en razón de que este aspecto corresponde a la labor jurisdiccional del juez apelado para determinar su división material o el remate del inmueble, para dividir equitativamente entre los coherederos del bien inmueble..” consiguientemente se entiende claramente que el Tribunal de alzada no incurrió en Resolución extra petita ni ultra petita.

Por lo expuesto corresponde emitir fallo en base al art. 271 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en el art. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil declara: INFUNDADO el recurso de casación planteado por Carlos Bernardino Morales Gómez, contra el Auto de Vista Nº 226/2011 de 29 de octubre de 2011 de fs. 214 a 215 vta., de obrados, pronunciado por la Sala Civil, Comercial y Familiar de la R. Corte Superior del Distrito de Potosí (Hoy Tribunal Departamental de Justicia). Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.