TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                                                                     S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 1125/2015 - L                                                             Sucre: 07 de Diciembre 2015                                                         Expediente: O-39-11-S                                                                   Partes: Eleuterio Coria Jaldín c/ Benedicta Tórrez Ajno                        Proceso: Divorcio                                                                         Distrito: Oruro

VISTOS: El recurso de casación de fs. 337 a 339 y vta., planteado por Eleuterio Coria Jaldín, contra el Auto de Vista Nº 139, de 24 de noviembre 2011, cursante de fs. 330 a 334 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, en el proceso de Divorcio seguido por Eleuterio Coria Jaldín, contra Benedicta Tórrez Ajno; concesión de fs. 344, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                         ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Segundo de Partido de Familia de Oruro, dictó Sentencia Nº 51, de 21 de mayo de 2011, cursante de fs. 282 a 285 y vta., por el que se declara: I.- con lugar y probada la demanda de Divorcio de folios 6 y vta., por la causal establecida por el art. 131 del Código de Familia; sin costas por la contestación afirmativa en cuanto al tiempo de separación. II.- Se declara disuelto el vínculo conyugal que une a los esposos; Eleuterio Coria Jaldín y Benedita Tórrez Ajno, por culpa de ambos, sin derecho a la asistencia familiar la señora. III.- Las hijas; Verónica Lizeth y Betzabeth de apellidos Coria Tórrez, quedan bajo guarda legal de su señora madre, y se asigna asistencia familiar en favor de dichos hijos en la suma de Bs. 500, de carácter mensual que debe cancelar el obligado Eluterio Coria Jaldín, en formulario de Depósito Judicial, bajo alternativa de Ley. IV.- Bienes gananciales, serán objeto de división y partición en ejecución de Sentencia previa su fehaciente comprobación y cumplimiento de las formalidades de ley. V.- En ejecución de Sentencia, procédase a la cancelación de la Partida Matrimonial Nº 64 de 16 de octubre de 1999, inscrita en el Folio Nº 64 del Libro Nº 1-99, de la ORC Nº 4-99-04, previas las formalidades de ley.

Resolución contra la que se interpuso recurso de apelación primero por Eleuterio Coria Jaldín mediante memorial de fs. 292 a 294, y segundo por Benedicta Tórrez Ajno por memorial de fs. 298 a 301.

En mérito a esos antecedentes la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, emitió el Auto de Vista cursante de fs. 330 a 334 y vta., por el que CONFIRMA la Sentencia de fs. 282-285 vta., de fecha 21 de mayo de 2011.

Resolución que dio lugar al recurso de casación formulado por parte de Eleuterio Coria Jaldín, que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                         HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1.- Que no se habría tomado en cuenta las pruebas literales que se ofrecieron de su parte, infringiendo lo dispuesto por el Código de Familia en su art. 15-3), transcribiendo su entendimiento, así como la referencia a un aforismo relacionado al tema de asistencia familiar. Cita luego a entendimientos que contuvieran gacetas judiciales referidas asimismo a la obligación de los padres a sustento de sus hijos.

Concluye con ello señalando que no se habría hecho una valoración de todas las pruebas ofrecidas y que deberían valorarse para fijar una asistencia familiar de Bs. 200 en favor de sus hijas.

2.- Asimismo se habría infringido el art. 21 del Código de Familia referido a la necesidad de quien la pide y los recusos del que debe darla, que fuera indispensable que el obligado esté en condiciones de poder suministrar la prestación, que no pudiera cubrir la suma fijada. Que no se habría interpretado de forma correcta la abordada norma familiar al confirmar la Sentencia, sin tomar en cuenta los ingresos que tuviera ni las cargas familiares que debe cubrir.

3.- Refiere que el art. 147 del Código de Familia indica sobre la proporcionalidad de la asistencia, y que este artículo no hubiera sido tomado en cuenta, pues la madre de sus hijas tuviera las mismas obligaciones para con sus hijas.

4.- Que habría cumplido a la medida de sus posibilidades, que no tuviera los ingresos que se menciona y que debiera haberse tomado en cuenta ello.

5.- Tampoco se habría valorado las declaraciones de sus testigos, y se habría vulnerado el art. 476 sin aclarar de que norma-, con la pretensión de vincular a normas adjetivas y sustantivas civiles, concluyendo que debieran ser apreciadas en su conjunto.

6.- Que para fijar la asistencia en la suma otorgada, debió haberse tomado en cuenta el monto que percibe como salario, y que no se habría tomado en cuenta sus pruebas literales y testificales, pretende ampararse el art. 115 de la Constitución Política del Estado, considerando elevado la suma fijada.

Por lo expuesto refiere plantear recurso de casación en el fondo, sin petitorio concreto de que es lo que pretende.

De la respuesta al recurso

Notificada con el recurso de casación, la demandada previo Traslado corrido, contesta señalando los fundamentos por los que considera deba declararse infundado el recurso, haciendo hincapié en el hecho de que ambos padres son los responsables para la manutención de los hijos, que no habría cumplido con sus deberes, además la asistencia se fijaría en función a la proporcionalidad, concluyendo que la suma fijada no fuera suficiente para la sobrevivencia de su familia.

Que la Constitución Política del Estado en su art. 59.III defiere a la igualdad de derechos y deberes con respecto a los hijos. En cuanto a la vulneración del Art. 476 del Código de Procedimiento Civil se habría efectuado aplicación de manera correcta, pues el propio demandante habría sostenido que trabaja como chofer aceptando ser propietario de una movilidad e ingresos económicos y que fácilmente podría proporcionar más de lo fijado. Que respecto a que se hubiera favorecido a la demandada, esta sería falsa y que lo único que se realizó fue valorar correctamente la Resolución de primera instancia para confirmar. Pide se declare infundado el recurso.   

CONSIDERANDO III:                                                         FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

De la revisión de los argumentos expuestos por el recurrente, en sus siete acápites, todos están relacionados y referidos al monto de asistencia familiar que se fijó a favor de sus hijas a tiempo de emitir la resolución de primera instancia y confirmada por Auto de Vista, limitándose en su exposición a reclamar desde diversas perspectivas sobre aquel aspecto, en la suma de Bs. 500 que pretende sea reducido a Bs. 200. Siendo ése el argumento central y único además del recurso de casación planteado, se hace preciso señalar que sobre el tema existe línea jurisprudencial consolidada desde la ex Corte Suprema de Justicia, que resolviendo casos similares razonó en sentido de que; “…conforme lo establece el art. 28 del Código de Familia, (…) las resoluciones sobre asistencia familiar no causan estado, debido a que la resolución, aumento o exoneración de la misma, procede en cualquier tiempo, dependiendo de las circunstancias en que se encuentren los beneficiarios y obligados…” (A.S. Nº 110, de 19 de marzo de 2009). El razonamiento vertido en ese fallo, no ha sido modulado ni cambiado, por ello se entiende que conforme al art. 28 del Código de Familia, la pensión de asistencia familiar, se reduce o se aumenta de acuerdo a la disminución o incremento que se opera en las necesidades del beneficiario, o en los recursos del obligado y que por consiguiente la Resolución que fija la pensión de asistencia familiar es revisable, modificable y reducible de acuerdo a las necesidades del beneficiario o los recursos que genere el obligado y que el recurrente puede acudir ante el Juez de la causa y pedir su disminución, si así lo considera pertinente de acuerdo a los recursos económicos que genera.

En el caso en análisis, como se manifestó anteriormente, en sus diferentes acápites, el recurrente centra su pretensión recursiva sólo respecto al monto de asistencia familiar a favor de sus hijas considerándola excesiva, aspecto que conforme establece el art. 28 del Código de Familia, como se dijo ya anteriormente, no causa estado y es revisable en cualquier estado del proceso, aun en ejecución de Sentencia, aspecto que inviabiliza la apertura de la competencia del Tribunal de Casación para analizar los argumentos expuestos.

Bajo esas consideraciones se hace innecesario efectuar mayor análisis del contenido del recurso planteado contra el Auto de Vista emitido en la presente causa, y en su lugar corresponde dar aplicación a lo previsto por los arts. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia de lo solicitado por la parte demandada.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley de Órgano Judicial y en aplicación de lo previsto por los Arts. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo interpuesto por Eleuterio Coria Jaldín por memorial de fs. 337 a 339 y vta., contra el Auto de Vista Nº 139, de 24 de noviembre de 2011 que cursa a fojas 330 a 334 y vta. Con costas.

Se regula honorario del abogado de la parte demandada en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                                   Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.