TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A   C I V I L




Auto Supremo:1080/2015 - L

Sucre:18 de noviembre 2015                

Expediente: CB-153-11-S

Partes: Hilario Vallejos Angulo. c/ Banco Mercantil S.A. y otros

Proceso: Concurso voluntario de acreedores.

Distrito: Cochabamba.

VISTOS: El recurso de casación o nulidad de fs. 1047 a 1049 vta., interpuesto por Mario Herbas Colque en representación de Luisa Olaguivel Jiménez y Teresa López, impugnando el Auto de Vista REH/S.CII/ZGC/ASEM.291/10.08/2011, de fecha 10 de agosto de 2011, pronunciado por  la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso de Concurso voluntario de acreedores seguido a instancia de Hilario Vallejos Angulo contra el Banco Mercantil S.A. y otros, la respuesta del recurso de fs. 1059 a 1060,  la concesión de fs. 1060 vta., los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Hilario Vallejo Angulo interpuso demanda de concurso voluntario de acreedores contra el Banco Mercantil S.A., Banco Económico S.A. Banco Santa Cruz de la Sierra, Víctor Gómez, Luisa Olaguivel Jiménez, Wilfredo Villarroel, Juana TórricoVda. de Soria Galvarro. Indicando que es propietario de un bien inmueble ubicado en la zona de Blanco Galindo Km 7 y medio de la ciudad de Cochabamba,  avalado en la suma de $us. 386.000 y adeuda al Banco Mercantil S.A. la suma de $us. 80.000 más intereses, al Banco Económico S.A. la suma de $us. 5.250.24 más intereses, al banco Santa Cruz de la Sierra la suma $us. 5.249, deudas de anticrético a Víctor Gómez de $us. 7.500, Luisa Olaguivel Jiménez la suma de $us. 7.500, Tarjeta Banco Mercantil S.A. $us. 1200, Wilfredo Villarroel por concepto de deudas de honorarios médicos y Juana Torrico Vda. De Soria Galvarro la suma de $us. 11.000, solicitando la citación a todos los concursados así como a los juzgados de Partido e instrucción a fin de que remitan los procesos respectivos.

Tramitado el proceso el Juez de la causa pronunció Sentencia de grados y preferidos de fecha 24 de noviembre de 2008, cursante de fs. 984 a 987 de obrados por la cual declaró probada la demanda de fs. 41 aclarada a fs., 49, sin costas. En consecuencia dispuso que con el producto de la subasta y remate del bien inmueble ubicado en Avenida Blanco Galindo Km 7 ½, registrado a fs. y Pdta. No 3305 en fecha 10 de Octubre de 1991, del Libro primero de Propiedad de la Provincia Quillacollo, de propiedad de Hilario Vallejo Angulo, se pague en principio los gastos judiciales y las siguientes acreencias preferidas 1) Banco Mercantil S.A. la suma de 80.000 más intereses convenidos 2) Anticrético a favor de Teresa López $us. 11.000 3.-) Víctor Gómez Beltrán capital de anticrético de $us. 7.500 4) Luisa Olaguibel Jiménez capital anticrético de $us. 7.500 y en caso de existir remanente la acreencia quirografaria  de Juana Torrico Vda de Soria Galvarro de $us, 11.000. Asimismo se declara rechazada la pretensión de inclusión de acreencias perseguidas por Elías Puente Meza, Elsa Fajardo de Puente y María Soledad Meave Santa María.

Contra la Sentencia interpusieron recurso de apelación Nelly Panoso en representación de Hilario Vallejo Angulo y Mario Herbas Colque en representación de Luisa Olaguivel Jiménez y Teresa López, en conocimiento del mencionado recurso la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba, pronunció Auto de Vista REG/S.CII/ZGC/ASEN.291/10.08.2011, de fecha 10 de agosto de 2011 por el cual confirmó el auto apelado de 05 de agosto de 2008 y Anula el Auto de Concesión de Alzada de 4 de junio de 2009 y declara ejecutoriada la sentencia apelada con costas.

Contra la resolución de Alzada Mario Herbas Colque  en representación de Luisa Olaguivel Jiménez y Teresa López interpusieron recurso de casación o nulidad el cual se analiza:

CONSIDERANDO II:        DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Las recurrentes interponen recuso de casación y nulidad expresando los siguientes agravios:

Manifiestan que el Auto de Vista de fecha 10 de agosto de 2011, expresó que el recurso de apelación no contendría agravios y consiguientemente no habría nada que reparar conforme lo establece el art. 227 del Código Adjetivo, sin embargo en el recurso de apelación contiene agravios como la diligencia de notificación con el Auto de fecha 20 de julio 2007 fs. 599, en el que se identifica a la recurrente como Luís cuando su nombre es Luisa, siendo femenino, hecho que ha viciado de nulidad todo el proceso, más aún si mediante dicho Auto se determina la citación de los acreedores a afectos del art. 1449 del Código Civil afirma que este hecho le causaría agravios porque se ha cambiado de sexo en la notificación y no se puede dar por válida dicha actuación sustancial para la prosecución del proceso, más aún si se trata de señalamiento de día y hora de remate para que precisamente su producto sirva y alcance para el pago de mi acreencia, más aún si se determina se ponga en conocimiento de otra persona, el acto de llevarse a cabo el remate de un bien inmueble objeto del litigio.

Las recurrentes expresan que también se han violado los arts.90 y 91 del Código de Procedimiento Civil, mencionan que su recurso de apelación cumple y contiene los requisitos legales exigidos por el art. 219 el Código de Procedimiento Civil, por lo que el análisis realizado por el Tribunal de Alzada al dictar el Auto de Vista, con referencia a la apelación de Luisa Olaguivel y Teresa López, no ha expresado los fundamentos para asumir la decisión de confirmar la Sentencia y se ha limitado a anular el Auto de concesión de Alzada sin fundamentar en derecho su determinación y declarar la ejecutoria de la sentencia y sin que exista cita de normas legales para establecer su procedencia

Concluye su recurso solicitando a este Tribunal que al no haberse realizado la cita de normas legales que fundamente su determinación se anule el proceso hasta el vicio más antiguo con expresa condenación en costas.

CONSIDERANDO III:        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En mérito a que el recurso de casación ha sido interpuesto por las recurrentes en la forma solicitando la nulidad del proceso hasta el vicio más antiguo. Acusando como vicio de nulidad el hecho de que en el Auto de fecha 12 de mayo de 2007, cursante a fs. 599, el Juez de la causa hubiese dispuesto que se le cite a la recurrente como Luís en lugar de Luisa, manifestando además que ese Auto resulta importante porque dispone el remate del bien inmueble, y en ese hecho encuentra la recurrente que se le hubiese causado indefensión.

Al respecto diremos que lo que acusa la recurrente como vicio de nulidad ha sido objeto de incidente de nulidad interpuesto por Luisa Olaguivel Jiménez, quien al no haber sido citada correctamente como acreedora privilegiada, solicita la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo, habiéndose tramitado el referido incidente y resuelto por Auto de fecha 6 de noviembre de 2007, cursante a fs. 805 a 808 de obrados por el cual el Juez de la causa rechaza el mencionado incidente siendo apelado por Teresa López a fs. 826 y Luisa Olaguivel Jiménez de fs. 849 a 853 vta., concediéndose el mismo en efecto devolutivo por Auto de fecha 6 de febrero de 2008 cursante a fs. 883 y vta. En mérito a ello diremos que los incidentes son una cuestión accesoria al proceso principal razón por la cual  este Tribunal no tiene competencia para realizar análisis alguno  respecto al incidente de nulidad el cual fue concedido en el efecto devolutivo, debiendo la recurrente estar a lo resuelto del mencionado incidente por el Tribunal de Alzada, siendo apelado en el efecto devolutivo, no es susceptible de impugnación vía recurso de casación, por ser emergente de una resolución no comprendida en el art. 255 del Código de Procedimiento Civil, razón por la cual, este Tribunal no tiene competencia para realizar análisis alguno al respecto.

Con relación al segundo agravio respecto a la vulneración de los arts. 90 y 91del Código de Procedimiento Civil, mencionan las recurrentes que su recurso de apelación cumplía con los requisitos exigidos por el art. 219 del Código de Procedimiento Civil, razón por la cual el análisis realizado por el Tribunal de Alzada al dictar el Auto de Vista, no expresa  los fundamentos por los que ha confirmado la Sentencia y se ha limitado a anular el auto de concesión de Alzada sin fundamentar en derecho su determinación y declarar la ejecutoria de la sentencia y sin que exista cita de normas legales para establecer su procedencia.

Respecto al tema diremos que el Tribunal de Alzada, razonó que el recurso de apelación de las recurrentes contenía como único agravio repetir o reiterar los argumentos expresados en los memoriales de apelaciones sobre incidentes de nulidad contra el auto de fecha 6 de noviembre de 2007, que rechazó las solicitudes de nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo, en ese sentido indicó que las apelantes centran sus argumentos en una supuesta serie de vicios de nulidad en la que hubiese incurrido el Juez A quo en la tramitación del proceso, extremo que fue rechazado por Auto de 6 de noviembre de 2007, siendo incluso apelado por estas últimas sin que hasta la fecha se tenga conocimiento del resultado. De lo expresado se tiene que el Tribunal Ad quem si preciso que su recurso tenía el agravio en cuanto a los incidentes de nulidad planteados por las recurrentes, los mismos que fueron conocidos y resueltos por los jueces de instancia, estando pendiente la apelación en el efecto devolutivo.

Respecto al rechazo del recurso de apelación y la ejecutoria de la Sentencia, es conveniente aclarar a las recurrentes que el Tribunal de Alzada determinó anular el Auto de concesión de Alzada de fecha 4 de junio de 2009 y declarar ejecutoriada la Sentencia apelada respecto del recurso de apelación del demandante Hilario Vallejos Angulo, en merito a que el mismo fue interpuesto fuera de plazo estipulado en el art. 220.I num. 1) del Código de Procedimiento Civil, es decir fuera de los 10 días establecidos para el recurso de apelación en procesosordinarios, en ese sentido, el Tribunal de Alzada, realizo el análisis de que el demandante fue notificado con la Sentencia en fecha 15 de diciembre de 2008 y presento su recurso en fecha 30 de diciembre de 2008, presentando su recurso de manera extemporánea, fuera del plazo establecido. Sin embargo, el reclamo sobre declarar ejecutoriada la Sentencia, debió realizarse por el demandante Hilario Vallejos Angulo y no por las ahora recurrentes, en entendido que no cuentan con la legitimación procesal, la misma que está referida a aptitud o idoneidad para intervenir válidamente en el proceso, ya sea de parte del demandante o del demandado o de quienes intervienen en su representación (apoderados); es una cuestión de carácter estrictamente formal, en ese sentido las recurrentes  no tienen la facultad de asumir defensa por el demandante, quien es parte del proceso y como tal debió asumir su defensa y no ellas, careciendo su reclamo de legitimidad.

Por lo indicado concluiremos que, los Tribunales de instancia obraron conforme a derecho correspondiendo emitir fallo en virtud a la previsión contenida en los arts. 271 num. 1) y 272 ambos del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO.- La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art.42.I num.1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010; y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 del mismo compilado legal declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación o nulidadde fs.1047 a 1049 vta, interpuesto por Mario Herbas Colque en representación de Luisa Olaguivel Jiménez y Teresa López, impugnando el Auto de Vista REG/S.CII/ZGC/ASEM.291/10.08/2011, de fecha 10 de agosto de 2011,  pronunciado por  la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba. Con costas por existir respuesta al recurso.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Durán.