TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 1053/2015                                                        Sucre: 17 de Noviembre 2015                                                         Expediente:CH-044-15-S                                                        Partes:Daniel Flores Zúñiga por Lydia Flores Puma (menor de edad) c/ Sonia

Flores Sayago                                        Proceso:Pago de Beneficios Sociales                                        Distrito: Chuquisaca

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 235 y vta., planteado por Daniel Flores Zúñiga en representación legal de la menor Lydia Flores Puma por intermedio de su Apoderada legal María Hortencia Edith Terán Alba de Nina, contra el Auto de Vista Nº 232, de 31 de octubre de 2014, cursante de fs. 230 a 231 y vta., pronunciado por la Sala Civil, Comercial y Familiar Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, en el proceso seguido por Pago de Beneficios Sociales, contra Sonia Flores Sayago; concesión de fs. 240, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERAN DO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Primero de Partido de la Niñez y Adolescencia de Chuquisaca, dictó Sentencia de 14 de mayo de 2014 cursante de fs. 160 a 168, por el que se declara: PROBADA con costas la demanda en cuanto a la demanda de maltrato por explotación laboral y adeudo y beneficios sociales, en los términos y montos que arrojan la presente Sentencia, imponiéndole por la explotación laboral la sanción la medida prevista contenida en el Art. 219.2. a) del C.N.N.A., esto es hechos en contra de menores, ni en contra de otras personas, debiendo una vez ejecutoriado el presente fallo, firmar un acta de compromiso ante este despacho judicial, advirtiéndoles en caso de incumplimiento, de reincidencia, se pasará obrados a la justicia penal. Asimismo, se le impone la sanción prevista en el art. 219.2) inc. b) consistente en la sanción multa de 100 días, computable conforme prevé el art. 210.6 del C.N.N.A., es decir teniendo en cuenta que la multa deberá ser calculada en un máximo del 20% del salario mínimo nacional, desprendiéndose que el salario mínimo nacional es de 1.400 Bs., que hacen el monto de un mes es decir de treinta días, debiendo calcularse que cien días, hacen al salario de tres meses y 10 días, haciendo un total de 4.666, debiendo sacarse del mismo el 20%, por lo que resultaría ser Bs. 933.20, sin embargo esta sanción puede el juzgador imponer hasta 10 veces más de la suma de acuerdo a la gravedad de los hechos y la capacidad económica de la autora, considerando esta juzgadora que ha tenido en cuenta también la situación económica de la demandada y que emerge de la demanda de beneficios sociales ya se le reconoció a la adolescente los adeudos reconocidos, por lo que con la sana crítica que le confiere la ley, solamente se le va a la demandada la sanción de multa en la suma de Bs. 933.20, sin necesidad de incrementar esta suma.

En cuanto al adeudo salarial  beneficios sociales, corresponde el pago de acuerdo a los siguientes conceptos y montos: (detallando los mismos). Concluyendo en la parte final, haciendo un total por beneficios sociales y adeudos la suma de Bs. 11.745,83 (Once mil setecientos cuarenta y cinco con ochenta y tres centavos de bolivianos) y la sanción económica por la explotación laboral en la suma de Bs. 933,20, que sumados dan la suma de Bs. 12.679,03, con cargo a la demandada, misma que deberá hacer efectivo, ejecutoriada la Sentencia, más la multa del 30% y reajuste de UFVs conforme prevé el art. 9 del Decreto Supremo No. 28699, a través de depósito judicial a tercero día de su notificación, bajo conminatoria de apremio, en virtud de lo previsto por el art. 216 del Código Procesal del Trabajo, de aplicación por disposición del art. 51 del Decreto Reglamentario del Código de la Niñez  Adolescencia y la Sentencia Constitucional 718/2012. Haciendo conocer a las partes que pueden recurrir de apelación en el plazo de ley.

Resolución contra la que se interpuso recurso de apelación por Daniel Flores Zúñiga en representación legal de la menor Lydia Flores Puma por intermedio de su Apoderada legal María Hortencia Edith Terán Alba de Nina mediante memorial de fs. 171 a 174 y vta., y por Sonia Flores Sayago por memorial de fs. 176 a 179.

En mérito a esos antecedentes la Sala Civil, Comercial y Familiar Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, emitió el Auto de Vista cursante de fs. 230 a 231 y vta., por el que CONFIRMA la Sentencia de 14 de mayo de 2014 de fs. 160 a 168.

Resolución que dio lugar al recurso de casación formulado por parte de Daniel Flores Zúñiga en representación legal de la menor Lydia Flores Puma por intermedio de su Apoderada legal María Hortencia Edith Terán Alba de Nina, que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Refiere plantear recurso de casación en la forma, señalando que habría:

1.- Inobservancia e incumplimiento a lo previsto en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil. En razón a que a tiempo de pronunciar el Auto de Vista no resolvería de manera alguna el recurso de apelación interpuesto por su parte contra la Sentencia de primer grado, que incluso fuera respondida por la parte demandada y simplemente se habría abocado a responder el recurso de su contrario, sin la pertinencia correspondiente y en transgresión del de los art. 90 y 252 del C.P.C., consecuentemente la nulidad absoluta e insubsanable, vulnerando los derechos de Lydia Flores Puma.

2.- Inobservancia del art. 115 y parágrafo I del art. 178 de la Constitución Política del Estado, e incs. 6, 7 y 12 del art. 30 de la Ley Nº 025. Que al no resolver el recurso de apelación, habrían vulnerado los principios procesales y constitucionales del debido proceso, exhaustividad, tutela judicial efectiva y eficacia, y por no haber reparado los agravios contenidos en el referido recurso de apelación.

Por lo anterior, pide se resuelva conforme prevé el art. 271-3) del Código de Procedimiento Civil disponiendo se pronuncie nuevo Auto de Vista resolviendo el recurso de apelación planteado.  

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En función a lo expresado en el recurso de casación en la forma, se tiene que el mismo versa fundamentalmente sobre aspectos referidos a la vulneración del debido proceso, en ese contexto reclama por la “inobservancia e incumplimiento a lo previsto en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil”; y de la verificación de antecedentes se puede establecer que en el desarrollo del proceso, efectivamente luego de pronunciada la Sentencia de primer grado, éste fue objeto de apelación por ambas partes, el primero por Daniel Flores Zúñiga en representación legal de la menor Lydia Flores Puma por intermedio de su Apoderada legal María Hortencia Edith Terán Alba de Nina mediante memorial de fs. 171 a 174 y vta., y la segunda apelación interpuesta por Sonia Flores Sayago por memorial de fs. 176 a 179, que fueron concedidos ante el superior en grado como se verifica del Auto de fs. 184 vta., de 11 de junio de 2014 y remitidos a conocimiento del Ad quem para su tramitación; sin embargo de ello, de la lectura del Auto de Vista de fs. 230 a 231 vta., se observa que se resolvió exclusivamente la apelación de fs. 176 a 179, es decir, el planteado por Sonia Flores Sayago, dejando de lado el planteado por la parte actora, no habiendo sido objeto de análisis alguno conforme se verifica de su exposición y disposición, situación que en definitiva demuestra la vulneración del art. 236 de Código de Procedimiento Civil, pues si bien resolvió la apelación planteada por la demandada, soslayó ese deber en relación a lo planteado por su contraparte, que conduce a establecer el quebrantamiento de la norma referida, así como la vulneración de lo previsto por los arts. 115 y 180.II de la Constitución Política del Estado, no existiendo consideración alguna, que podría asimilarse a una respuesta en relación al recurso de la parte actora; bajo ese antecedente no es posible asimismo que previo a interponer recurso de casación pudiera recurrir primero a lo establecido por el art. 239 del Código de Procedimiento Civil, pues en el caso no hubo pronunciamiento de ningún tipo como se señaló.

Respecto a lo anterior será pertinente señalar que la Sentencia Constitucional Nº 2017/2010-R de 9 de noviembre, ha manifestado que: “En cuanto a la pertinencia entre el recurso de apelación, resolución apelada y lo resuelto en el auto de vista, es una condición esencial para asegurar a los justiciables que en la decisión de su recurso, los superiores en grado tienen delimitado su campo de acción para emitir resolución, límite que se expresa precisamente en la fundamentación de agravios prevista por el art. 227 del Código de Procedimiento Civil (CPC), como por el contenido de lo resuelto en la sentencia apelada, marco del cual el tribunal no puede apartarse.”

Consecuentemente, el Ad quem ante la interposición del recurso de apelación contra la Sentencia también por la parte actora, estaba en el deber ineludible de resolver y dar respuesta pertinente en función a los arts. 227 y 236 del Código de Procedimiento Civil, al no haberlo hecho transgredió las referidas normas, conllevando ello la afectación al debido proceso, por lo que se concluye que efectivamente las denuncias formuladas por la parte recurrente tienen sustento aunque corresponde aclarar que la norma con la que se ampara art. 252 del Código de Procedimiento Civil- ya no se encuentra vigente, en sujeción a lo establecido por la Ley Nº 439 Código Procesal Civil, en cuanto al régimen de nulidades se refiere, a tiempo del pronunciamiento del Auto de Vista así como la interposición del recurso.

Por los antecedentes analizados, corresponderá emitir Resolución en sujeción a lo previsto por los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y los Arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista Nº 232, de 31 de octubre de 2014 cursante de fs. 230 a 231 y vta., disponiendo que el Tribunal de Apelación, sin espera de turno y previo sorteo, emita nuevo Auto de Vista con la pertinencia correspondiente, en sujeción a lo previsto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

Sin multa por ser excusable el error.

En sujeción a lo previsto en el artículo 17.IV de la Ley del Órgano Judicial Nº 025, hágase conocer la presente Resolución al Consejo de la Magistratura a los fines consiguientes de Ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.