TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

       S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 104/2015

Sucre: 12 de febrero 2015

Expediente: LP-147-14-S

Partes:KrunoslavKatusicDelic, en su calidad de heredero deElizabeth Delic

Viudade Katusic.c/Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la

Vivienda “La Primera” y Ángel KatusicDelic.

Proceso:Restitución y pago de depósitos a plazo fijo, interesesy daños y

perjuicios.

Distrito:La Paz.


VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 2465 a 2474 y vlta., interpuesto por KrunoslavKatusicDelic, contra el Auto de Vista Nº S-205/2014 de 01 de agosto de 2014 de fs. 2456 a 2460 y vlta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso ordinario de Restitución y pago de depósitos a plazo fijo, intereses y daños y perjuicios, seguido por KrunoslavKatusicDelic contra Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda “La Primera” y Ángel KatusicDelic, la respuesta al recurso de fs. 2476 y vlta., el Auto de concesión de fs. 2480, los antecedentes del proceso, y;


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Cuarto en lo Civil de la ciudad de La Paz dicta Sentencia Nº 178/2013 de 08 de agosto de 2013, cursante de fs. 2331 a 2336, declarando: Probada la demanda Restitución y pago de depósitos a plazo fijo, interpuesta de fs. 28-32, ratificado a fs. 1699-1700 vlta. de obrados, en consecuencia dispone a la entidad bancaria Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda Mutual “La Primera” proceder a la Restitución de los depósitos a plazo fijo, realizadas por Elizabeth Delic Vda. de Katusic, sea dentro de tercero día ejecutoriado el fallo, Probada con relación a la demanda accesoria de daños y perjuicios y pago de intereses, debiendo en ejecución de sentencia proceder a su averiguación, Improbada la demanda con relación a Ángel KatusicDelic eImprocedente las objeciones de prueba interpuestas por Ángel KatusicDelic a fs. 1978, fs. 2041, KrunoslavKatusicDelic a fs. 1992-1994 vlta.

Resolución que es apelada por la parte demandada Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda “La Primera”, por escrito de fs. 2376 a 2388 y vlta., y por el co-demandado Ángel KatusicDelic, por memorial de fs. 2392 a 2397, que merece el Auto de Vista Nº S-205/2014 de 01 de agosto de 2014, cursante de fs. 2456 a 2460 y vlta., que Anula obrados hasta el decreto de fs. 2330 de obrados. Resolución de alzada que es recurrida de casación en la forma por la parte demandanteKrunoslavKatusicDelic, que merece el presente análisis.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

De forma resumida se pasa a detallar los fundamentos de agravio que expone la parte recurrente:

Refiere que interpone el recurso de casación en la forma, para invalidar el Auto de Vista impugnado, específicamente para que el Tribunal de Casación anule obrados hasta el vicio procesal más antiguo, que en el caso de autos debe situarse a fs. 1701 de obrados, esto en aplicación imperativa de los arts. 90 y 252 del CPC, y no simplemente hasta fs. 2330, como erradamente ha determinado el Tribunal de Alzada, ya que si dicho Tribunal considera que la falta de citación a posibles herederos de Elizabeth Delic Vda. de Katusic, constituye un vicio de nulidad, lo que correspondía al mismo, en congruencia con lo fundamentado en los numerales segundo, tercero y cuarto del segundo considerando del Auto de Vista impugnado, era anular obrados hasta fs. 1701, porque era a partir de esa actuación procesal, que correspondía antes de proseguir con la tramitación del proceso, disponer: a) la suspensión de la tramitación del proceso, b) la citación de los posibles herederos de la demandante fallecida, por edictos, a los fines señalados por el art. 55 del CPC, y c) tal determinación correspondía al A quo adoptarla en aplicación del art. 87 del CPC, por ser aquel el director del proceso, por tanto, el responsable de cuidar que el proceso se desarrollará sin vicios de nulidad en cumplimiento del deber impuesto por el art. 3-1) del CPC.

Por tanto corresponderá al Tribunal de casación, anular obrados hasta el vicio procesal más antiguo, esto hasta fs. 1701 de obrados, disponiendo en correcta aplicación del art. 55 del CPC, “suspender la tramitación del proceso”, y la “citación de los posibles herederos de la demandante fallecida, por edictos”, para que en el plazo de 30 días se hagan presentes y asuman defensa prosiguiendo el juicio en el estado en que se encontrare”, ya que una solución contraria importa una decisión que resulta contradictoria e incongruente con los fundamentos desarrollados en la parte considerativa y la parte resolutiva del fallo impugnado, así como violatorio de los arts. 115, 117, 119, 178, 180 y normas concordantes de la CPE, en cuanto hace al derecho que se tiene a un debido proceso, así como violatoria de los preceptos contenidos en los arts. 90 y 252 del CPC, en los cuales este Tribunal de Alzada fundó su determinación para anular obrados.En base a los fundamentos expuestos interpone su recurso en la forma, por violación de las formas esenciales del proceso art. 254-7) del CPC, violación del principio de congruencia y consiguiente violación de los arts. 90 y 252 del CPC, así como de las reglas del debido proceso.

Habiendo cumplido a cabalidad con las exigencias del art. 258-2) del CPC, al amparo de los art. 3-1), 55, 90, 140, 250, 251, 252, 254-7), 275 del CPC así como del art. 90-I de la Ley 439 y demás normas citadas en el presente recurso de forma, a fin de que el Tribunal de Casación, en aplicación de tales normas, anule obrados hasta el vicio procesal más antiguo, que reitera debe situarse a fs. 1701 de obrados, debiendo disponerse que el A quo en cumplimiento de lo dispuesto por el art. 55 del CPC, proceda a determinar la suspensión del trámite y ordenar la citación de los herederos de la demandante, sea por edictos, concediéndole el plazo de treinta días para que se hagan presentes y asuman defensa, prosiguiendo el juicio en el estado en que se encontrare, teniendo presente que entre tanto no se hubiera cumplido con tal formalidad procesal no puede correr plazo alguno en aplicación imperativa del art. 90-I de la Ley 439. Nulidad que también pide declararla en aplicación de los arts. 105-I, 106-I, 109-I-II de la Ley 439, así como en aplicación del art. 252 del CPC, siendo aplicable al caso de autos el art. 16-II de la Ley 025.


CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

La parte recurrente en cumplimiento del art. 55 del Código de Procedimiento Civil, solicita la nulidad de obrados hasta el vicio procesal más antiguo, que en el caso de autos debe situarse a fs. 1701 de obrados, y no simplemente hasta fs. 2330 como erradamente habría determinado el Tribunal de Alzada.Sin embargo, de inicio corresponde precisar que ninguna de las partes ha cuestionado en concretola resolución anulatoria asumida por el Ad quem, ni la aplicación del art. 55 del Código de Procedimiento Civil al presente caso de autos por el fallecimiento de la entonces parte actora Elizabeth Delic de Katusic, sino solo los alcances de la nulidad dispuesta en relación al momento procesal que alcanzaría dicha nulidad, siendo así, corresponde analizar dicho cuestionamiento.

Al respecto, de la revisión de obrados se evidencia que en el presente caso de autos,por Auto Supremo Nº 266 de fecha 28 de mayo de 2007 se anuló obrados hasta el auto de admisión de la demanda de fs. 32 vlta., inclusive, disponiendo que el A quo ordene la integración a la litis de Ángel KatusicDelic como demandado. En cumplimiento de dicha resolución, adjuntando el certificado de defunción de la de cujus Elizabeth Delic de Katusic, fallecida en fecha 19 de noviembre de 2005 (fs. 1689), en su calidad de heredero KrunoslavKatusicDelic, por escrito de fs. 1699 a 1700 y vta., ratifica en todas sus partes la demanda de fs. 28 a 32 y ampliando la misma integra a la litis a Ángel KatusicDelic, asimismo hace conocer en dicho apersonamiento el fallecimiento de su madre y hasta entonces parte actora Elizabeth Delic de Katusic.

En ese antecedente,una vez sustanciado el proceso, y al haber las partes denunciado en apelación, entre otros agravios: el “incumplimiento del art. 55 del Código de Procedimiento Civil ante el apersonamiento del heredero KrunoslavKatusicDelic”, y que “ante el tema hereditario deben ser convocados todos los herederos para reclamar sus derechos”, en elAuto de Vista ahora recurrido, el Ad quem como fundamento para disponer la nulidad de obrados concreta que ante la ausencia, incapacidad o deceso de Elizabeth Delic de Katusic, la aplicación del art. 55 del Procedimiento Civil queda absoluta e insoslayablemente justificado sin que el efecto preclusivo del proceso o tal vez, el principio dispositivo reservado a las partes constituya un argumento que de contrario sensu pudiese afectar su obligatoria aplicación al tratarse de una norma indisponible, pública y obligatoria, conforme lo prevé el art. 90 del ritual adjetivo; no obstante sin más argumentación al respecto,anula obrados hasta el decreto de fs. 2330, es decir hasta el decreto que dispone que “pasen obradosa despacho” (Autos para Sentencia).

Que el art. 55 del Código de Procedimiento Civil en su parágrafo I dispone:”I.Cuando la parte que actuare personalmente falleciera o se incapacitare, comprobado el hecho el juez suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al tutor mediante edictos para que en el plazo de treinta días se hagan presentes y asuman la defensa, prosiguiendo el juicio en el estado en que se encontrare”.

La doctrina ha especificado que todo proceso supone la existencia de dos o más personas, en posición contrapuesta (principio de contradicción). En consecuencia tiene calidad de parte, quien como actor o demandado pide al órgano jurisdiccional, la protección de una pretensión jurídica. Asimismo ha distinguido entre sucesión y sustitución de partes. La sucesión se produce en caso de fallecimiento de la parte y la sustitución en caso de la enajenación de la cosa litigada. El art. 55 del Código de Procedimiento Civil, se refiere a la sucesión procesal que constituye en reemplazar en el proceso, al mismo tiempo, a la persona y al titular del derecho.

José Decker Morales en su obra “Derecho Civil Comparado Bolivia Uruguay” Ed. 2002, pag. 54, apunta que “…en caso de muerte del actor o del demandado, no se altera la relación procesal, porque según preceptúan los arts. 1000, 1059, 1094 y 1097 del Código Civil, heredero es aquel que después de la muerte del testador o causante, entra en todos los bienes, acciones, derechos y obligaciones del difunto, y ocupa el lugar que este dejó. Tanto la declaración de herederos, como el testamento, tienen la importancia de individualizar a los herederos se reintegra la relación procesal, porque aquellos ocupan la misma situación que tenía el causante antes de su fallecimiento, quedando firmes todos los actos procesales cumplidos, claro ésta que para ello, los herederos acompañando la declaratoria o el testamento si hubieren, deben apersonarse ante el juez de la causa y proseguir con los trámites posteriores”.

Gonzalo Castellanos Trigo en su libro “Análisis Doctrinal y Jurisprudencial del Código de Procedimiento Civil Boliviano” Ed. 2006, pag. 112-113, señalando al profesor Hugo Alsina refiere: “…Comprobada la muerte o incapacidad de la parte (que actuará personalmente), el juez suspende la tramitación de la causa con el objeto de citar a los herederos o al tutor para que los mismos se presenten en el plazo de treinta (30) días para que se presenten y asuman defensa y continúen el proceso en el estado que fue anteriormente suspendido.

De acuerdo a la norma, el proceso se paraliza; por consiguiente, los plazos no corren porque de lo contrario, la indefensión sería evidente. De ahí que el juzgador, una vez que tenga conocimiento del fallecimiento o incapacidad de cualquiera de las partes, de oficio como director del proceso, debe ordenar que se suspenda la tramitación del mismo y citar a los herederos, y en el caso que se incapacitare la parte citar al tutor o nombrarle ad litem, para que válidamente pueda reanudarse la causa”.

De la norma y doctrina precedentemente señalada se tiene que con carácter imperativo, al tenor del art. 90 del Código de Procedimiento Civil, dicha norma adjetiva establece que una vez evidenciado el fallecimiento de la parte que actuare personalmente, esto con documento idóneo, el Juez de oficio debe suspender la tramitación del proceso, y en resguarda del derecho a la defensa y debido proceso de los sucesores del de cujus, citará a los herederos mediante edictos para que en el plazo de treinta días se hagan presentes y asuman defensa, esto con la finalidad de evitar indefensión a los mismos, prosiguiendo el juicio en el estado en que se encontrare, y en caso de que los herederos no se presentaren en el plazo señalado, se declarará la perención o rebeldía de los mismos.

Por lo que en la especie, ante la presentación del certificado de defunción y en conocimiento del deceso de la parte demandante que hasta entonces actuaba personalmente, lo que correspondía al A quo es dar aplicación al art. 55-I del Código de Procedimiento Civil, en consecuencia el juez de primera instancia no podíaadmitir la demanda ni disponer la prosecución del proceso, entretanto no se dé cumplimiento a la normativa procesal referida.

Consiguientemente se advierte que el Ad quem en errónea interpretación de los datos que hacen al presente caso de autos ha dispuesto incorrectamente la nulidad de obrados hasta fs. 2330, cuando dicha nulidad alcanza hasta fs. 1701 de obrados, es decir hasta que el A quo se pronuncie de oficio sobre el certificado de defunción que se acompaña y la comunicación del fallecimiento de la parte actora que realiza el co heredero KrunoslavKatusicDelicen su apersonamiento, sea en el marco del art. 55-I del adjetivo civil;correspondiendo en consecuenciareorientar la nulidad dispuesta.

Por todo lo anteriormente expuesto, corresponde resolver el recurso en la forma prevista por el art. 271 núm. 2) con relación al art. 273 del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los Arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma, interpuesto por KrunoslavKatusicDelic, contra el Auto de Vista Nº S-205/2014 de 01 de agosto de 2014 de fs. 2456 a 2460 y vlta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; sin embargo se reorienta la nulidad dispuesta por el Ad quem, disponiendo que dicha nulidad sea hasta fojas fs. 1701 inclusive, conforme a los fundamentos contenidos en la presente resolución. Sin costas por la modulación de la nulidad.


Regístrese, comuníquese y devuélvase.


Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.


Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo