TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

  S A L A   C I V I L


Auto Supremo: 68/2015

Sucre: 30 de enero  2015

Expediente: SC 160 14 - S

Partes: Gustavo Plata. c/ Gloria Luisa Retamozo Nazrala. 

Proceso: Divorcio.

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 209 a 210, interpuesto por Gloria Luisa Retamozo Nazrala a través de su apoderado Jhon Marcelo Retamozo Nazrala, contra el Auto de Vista Nº 377 de 17 de septiembre de 2014, cursante a fs. 208 de obrados pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de divorcio absoluto seguido por Gustavo Plata contra Gloria Luisa Retamoso Nazrala; la respuesta al recurso de fs. 212.; el Auto de concesión de fs. 213 y vta.; los antecedentes del  proceso, y:


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Gustavo Plata,  por memorial de fs. 14 y vta.,  adjuntado las literales de fs. 1 a 13  interponen demanda de divorcio contra Gloria Luisa Retamozo Nazrala, acreditando que en fecha 27 de marzo de 1971 contrajo matrimonio civil con la señora Gloria Luisa Retamozo  Nazrala, de cuya unión conyugal procrearon tres hijos todos mayores de edad.

Asimismo refiere que con su nombrada esposa se encontrarían separados hace 17 años en forma libre, consentida  y continuada,  dado el tiempo trascurrido y la decisión tomada por ambos esposos no existiría la mínima posibilidad de reconciliación, resultando saludable para ambos disolver la unión; por lo que demanda en la vía ordinaria de hecho divorcio absoluto fundando su acción en el art. 131 del Código de Familia, solicitando sea citada la demandada mediante edictos de prensa por desconocer su paradero, asimismo pide se declare en Sentencia probada su demanda en todas sus partes, disuelto el vínculo conyugal y por consiguiente se ordene la cancelación de la partida matrimonial por ante la Dirección Departamental del Registro Civil.

Dentro de las medidas provisionales solicitadas se tiene: a) legalizar la separación de cuerpos, b) sin asistencia para la esposa e hijos por ser todos mayores de edad, c) partición y división en partes iguales los siguientes bienes:

1.- Inmueble urbano, ubicado en el manzano Nº 36, zona nor-este, UV. 41, lote 1, con una superficie de 425 m2, inscrito en oficina de derecho reales bajo la matricula Nº 7011990054665 de la ciudad de Santa Cruz.

2.-  Inmueble urbano, ubicado en el manzano Nº 12, zona este, UV. 19, con una superficie de 500 m2, inscrito en oficina de derecho reales bajo la matricula Nº 7011990026213 de la ciudad de Santa Cruz.

3.- Inmueble urbano, ubicado sobre la calle  Nicolás Suarez Nº 452, manzano Nº 33, zona nor - este, UV. 3, con una superficie de 179.30 m2, inscrito en oficina de derecho reales bajo la matricula Nº 7011990024100 de la ciudad de Santa Cruz.

4.- Inmueble urbano, ubicado en Conavi, barrio Wenceslao Montero, calle F Nº 217 de la ciudad de Santa Cruz.

Haciendo constar que algunas de ellas se encuentran gravadas por diferentes conceptos, tanto de préstamos de dinero como anticresis, al efecto adjunta folios reales de los dos primeros inmuebles descritos supra.

Radicado el proceso en el juzgado tercero de partido de familia, admitida que fue la demanda y publicados los edictos de prensa se designa defensora de oficio; quien oportunamente se apersona en representación de la demandada.

Cursa en obrados una nueva demanda interpuesta por Gloria Luisa Retamozo Nazrala a través de su apoderado Jhon Marcelo Retamozo Nazrala, mediante poder testimonio Nº 700/13 de 1 de mayo de 2013 otorgado por ante el señor René Efraín Verduguez Linarez Vice Cónsul del Estado Plurinacional de Bolivia en Washington D.C. confirmado que su mandante contrajo matrimonio civil con Gustavo Plata en fecha 27 de marzo de 1971, habiendo procreado evidentemente tres hijos: Hiessie Gloria, Humberto y Gabriel Marcelo todos Plata Retamozo, así mismo manifiesta que las intenciones de amor comprensión y entendimiento en la pareja  nunca se dieron por el mal comportamiento del esposo, mal carácter, celos, maltratos y agresiones psicologías tornaron insoportable su vida en común,  viéndose la madre en la necesidad de viajar a Washington EE.UU.AA. en busca de mejores condiciones de vida, habiendo suscrito con su esposo un documento privado de arreglo transaccional sobre tenencia de hijos y reconocimiento de derecho propietario de fecha 28 de septiembre de 1999, reconocido ante notaria de fe pública Nº 12 de primera clase, a cargo entonces del Dr. Alberto Lozada Cuellar.

En mérito a estos antecedentes interpone demanda de divorcio en contra de Gustavo Plata por la causal del art. 131 del Código de Familia, a quien pide sea legalmente citado mediante edictos de prensa por ignorar su domicilio y paradero, pidiendo se declare probada su demanda, disuelto el vínculo matrimonial y la consiguiente cancelación de partida matrimonial en el registro civil de la ciudad de La Paz.

Dentro de las medidas provisionales solicita: a) legalizar la separación de cuerpos, 1) bienes gananciales no existe, 2) homologación del contrato transaccional sobre tenencia de hijos y reconocimiento de derecho propietario, suscrito en fecha 28 de septiembre de 1999, 3) hijos mayores de edad, 4) se renuncia a cualquier tipo de asistencia familiar.

Radicado el proceso en el Juzgado Sexto de Partido de Familia, admitida la demanda y publicados los edictos, el demandante solicita declinatoria de competencia, en merito a haber interpuesto antes su demanda, ordenándose la acumulación de expediente en el juzgado tercero de partido de familia.

Sustanciado el proceso en primera instancia, la Juez de Partido Tercero de Familia de la ciudad de Santa Cruz, mediante Sentencia Nº 104 de 20 de marzo de 2014 cursante de fs. 164 a 165, declaró probada la demanda de fs. 14 y vta., deducida por Gustavo Plata al amparo del art. 131 del Código de Familia y disuelto el vínculo matrimonial que unía a los esposos , ordenando la cancelación de la partida matrimonial,  sin asistencia familiar por ser los hijos mayores de edad, en cuanto a los bienes gananciales se homologa el acuerdo transaccional de 28 de septiembre de 1.999 suscrito por los esposo Plata Retamozo.

Contra esa resolución de primera instancia y ante la negativa de enmienda y complementación el demandado interpuso recurso de apelación en cuyo mérito la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista Nº 377 de 17 de septiembre de 2014, cursante a fs. 208, revoca parcialmente la Sentencia apelada solo en lo pertinente a los bienes gananciales, dejando sin efecto legal la homologación realizada; en contra de esta última resolución de segunda instancia, la demandante Gloria Luisa Retamozo Nazrala por intermedio de su apoderado Jhon Marcelo Retamozo Nazrala, recurre de casación.


CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Del contenido del recurso se resume lo siguiente:

Señala que la resolución de primera instancia dictada por la juez tercero de partido de familia, cursante a fs. 164 a 165 no tiene problema alguno ya que la misma previa valoración de las pruebas aportadas dicto una justiciera sentencia.

Refiere que la homologación del acuerdo transaccional de 28 de septiembre de 1.999 se ajusta a derecho y que todo documento legalmente reconocido por autoridad competente como es el notario de fe pública, como ocurrió en el presente caso surte efecto legal en cualquier parte del territorio nacional incluso internacional, transcribiendo al efecto citas legales contenidas en el art. 945 del Código Civil corroborados por el art. 374 del Código de Procedimiento Civil.

Asimismo alega que la Juez de instancia habría procedido correctamente por lo que no precisó hacer ninguna fundamentación ni aclaración, ya que el mencionado documento de arreglo transaccional se lo hizo con estricta sujeción a la ley, ratificando que su poderdante desde muy joven trabajo y adquirió dichos bienes.

En merito a lo expuesto y en busca de justicia solicita se eleve la presente apelación ante el superior en grado Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional, para que revoque en parte el Auto de fecha 17 de septiembre de 2014 en lo que concierne a los bienes gananciales, ratificando y manteniendo inalterable la homologación del acuerdo transaccional ordenado por la Juez de primera instancia.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Antes de ingresar a resolver el recurso de casación interpuesto, se hace imprescindible dejar establecido que, conforme lo tiene desarrollado la uniforme doctrina legal establecida por este Tribunal, el recurso de casación se encuentra equiparado a una demanda nueva de puro derecho y puede ser planteado en la forma, en el fondo o en ambos a la vez, conforme lo prevé el art. 250 del Código de Procedimiento Civil; por lo que, cuando se plantea en la forma, es decir por errores de procedimiento, denominado también errores "in procedendo", la pretensión debe estar dirigida a la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso y que se encuentren expresamente sancionadas  con nulidad por la ley; en tanto que el recurso de casación en el fondo o "error in judicando", procede por errores en la resolución del fondo mismo del litigio y está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución impugnada, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que resuelva el fondo de la controversia en base a la correcta aplicación o interpretación de la ley o la debida valoración de la prueba. En cada caso, los hechos denunciados deben circunscribirse a las casuales de procedencia establecidas en los arts. 253 y 254 del Código Adjetivo Civil, respectivamente, debiendo cumplirse ineludiblemente la exigencia contenida en el inc.2) del artículo 258 de la misma norma procesal señalada; es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

De la revisión del memorial de recurso de casación interpuesto por Jhon Marcelo Retamozo Nazrala en representación de Gloria Luisa Retamozo Nazrala, corresponde efectuar las siguientes puntualizaciones:

En el preámbulo del recurso se señala que apela del injusto Auto de vista, figura jurídica inexistente en nuestra economía procesal civil, sin especificar los agravios sufrido con la resolución, de tal forma que no se puede determinar si el recurso interpuesto es en la forma o en el fondo, menos señala las normas legales en las que fundamenta su recurso, solicitando que el Tribunal Supremo revoque en parte el Auto de fecha 17 de septiembre de 2014, por considerar que el mismo es injusto y atentatorio a los intereses de su mandante; deduciéndose que el recurrente ha confundido el recurso de casación con el de apelación desconociendo el art. 271 de la precitada norma, que establece las formas de resolución del recurso de casación.

Las partes recurrentes tienen el deber de cumplir imprescindiblemente los requisitos de forma que se establecen en el numeral 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, que establece que para la procedencia del recurso éste se debe especificar en términos claros, concretos y precisos, lo cual no ha sucedido en el caso de autos;  pues pese a formularse un recurso no se habría  señalado si este es en la forma o de fondo. Asimismo es deber de los recurrentes concluir su pretensión recursiva conforme al recurso que plantean, ya que, como se dijo líneas arriba, si se plantea en el fondo la intensión del recurrente es que el Tribunal Supremo ingrese a considerar el fondo de la controversia y en su caso, casar la resolución impugnada.

La jurisprudencia de la extinta Corte Suprema de Justicia, ya había señalado que “… la procedencia del recurso de casación radica en la aptitud formal del acto impugnativo para abrir la competencia del tribunal que realiza el control jurídico de la decisión recurrida. Esa aptitud emana de la observancia de los requisitos señalados por el art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ…”.  

Consiguientemente, no se abre la competencia de este Tribunal de Máxima Jurisdicción al no haberse cumplido con lo señalado por el numeral 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, correspondiendo fallar en la forma prevista por el art. 271 num. 1) en relación al art. 272 num. 2) de la citada disposición legal.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 1) y art. 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Jhon Marcelo Retamozo Nazrala, en representación de Gloria Luisa Retamozo Nazrala contra del Auto de Vista Nº 377 de 17 de septiembre de 2014, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario de divorcio seguido por Gustavo Plata contra la recurrente. Con costas.

Se regula el honorario profesional en Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Duran.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero