TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                             S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 54/2015

Sucre: 29 enero 2015

Expediente: LP-151-14-S

Partes: Vicky Magali Siñani Mamani. c/ Amalia Mendoza de Alavi. 

Proceso: Acción reivindicatoria.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 309 a 313, interpuesto por Amalia Mendoza de Alavi contra el Auto de Vista Nº 293/2014 de 16 de septiembre de 2014, cursante de fs. 282 a 283, pronunciado por  la Sala Civil Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso ordinario de reivindicación seguido por Vicky Magali Siñani Mamani contra Amalia Mendoza de Alavi, el Auto de concesión del recurso de fs. 317, los antecedentes del proceso, y;


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, el Juez Primero de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de El Alto de La Paz, pronunció la Sentencia Nº 61 de 20 de marzo de 2014, de fs. 253 a 256, declarando probada la demanda de reivindicación interpuesta por Vicky Magali Siñani Mamani contra Amalia Mendoza Alavi.

Resolución de primera instancia que es recurrida de apelación por la demandada por memorial de fs. 263 a 266 y vta., y resuelta por Auto de Vista Nº 293 de 16 de septiembre de 2014 cursante a fs. 282 a 283, por el que se confirmó la Sentencia apelada.

Resolución que a su vez es recurrida de casación por la demandada Amalia Mendoza de Alavi, que es objeto de autos.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La recurrente sin realizar diferencia alguna si deduce recurso de casación en la forma o recurso de casación en el fondo, reproduciendo los agravios denunciados en su recurso de apelación, refiere que se encuentra en posesión pacifica del inmueble objeto de Litis por más de 30 años, el cual adquirió a través de una minuta conjuntamente su madre de Manuel Blanco Castillo, introduciendo desde entonces mejoras en el inmueble y pagando por los servicios básicos del mismo, sin que haya podido regularizar su documentación en primera instancia por ausencia de su vendedor y luego por la sustracción de la documentación en la Notaria de Fe Pública, demostrando de esta forma su posesión sobre el inmueble que no puede ser desvirtuada por la documentación fraguada con la que cuenta la actora, más aun si ésta ni su vendedor detentaron el inmueble en momento alguno.

Concluye solicitando se revoque el Auto de Vista y en consecuencia se declare improbada la demanda de reivindicación al haber demostrado la posesión sobre el inmueble por más de 30 años.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Resulta necesario aclarar que, la parte recurrente aduce que interpone recurso de casación, procediendo a la transcripción íntegra y textual de su recurso de apelación contra la sentencia de primer grado, sin realizar la diferenciación de cuál de sus agravios corresponden al recurso de casación en el fondo y cuales al recurso de casación en la forma.

Por ello y en correspondencia a lo precedentemente advertido, corresponde realizar las siguientes puntualizaciones, relativas al hecho de que todo recurrente debe tener muy en cuenta que el recurso de casación, está considerado como "aquel medio impugnatorio vertical y extraordinario procedente en supuestos estrictamente determinados por ley y dirigido a lograr que el Máximo Tribunal revise y reforme o anule las resoluciones expedidas en revisión por los Tribunales Departamentales de Justicia o las sentencias de primera instancias, en la casación per salto, que infringen las normas de derecho material, la doctrina jurisprudencial, las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales”. Por ello, la uniforme jurisprudencia sentada por la extinta Corte Suprema de Justicia, señaló en reiteradas oportunidades que el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, que ha sido concebido para invalidar una Sentencia o Auto Definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo ser de casación en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, conforme está establecido en el art. 250 del Código de Procedimiento Civil.

Cuando el recurso de casación se interpone en el fondo o por errores in iudicando, los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el art. 253 del adjetivo civil, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución, unificando la jurisprudencia e interpretación de las normas jurídicas o creando nueva jurisprudencia; en tanto que si se plantea en la forma o por errores in procedendo, la fundamentación debe adecuarse a las causales y previsiones contenidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal, siendo su finalidad la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley.

Exigencias que no han sido cumplidas por la supra nombrada recurrente, porque no efectúa la diferenciación entre uno y otro recurso, no cita de manera concreta que disposiciones legales fueron vulneradas, infringidas o erróneamente aplicadas en el curso del proceso, menos procede a demostrar cómo se hubieran vulnerado las mismas, interpretado erróneamente o aplicado indebidamente o en su caso acusar error de hecho o error de derecho en la apreciación de la prueba identificar la misma e indicar como debía apreciarse o valorarse con arreglo a  la ley, limitándose a realizar la reproducción íntegra de su recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia de primera instancia, para culminar con la confusión en su petición, en sentido de que se revoque- el Auto de Vista, cuando en el supuesto de haber interpuesto recurso de casación en el fondo correspondía pedir a este Tribunal se case la resolución recurrida de conformidad al art. 274 del Adjetivo Civil, es decir, al no haber denunciado norma legal alguna de infringida, interpretada erróneamente o aplicada indebidamente, conforme lo exige el art. 258 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, omisión que torna en improcedente el señalado recurso.

Máxime si al ser los agravios denunciados una exacta del recurso de apelación suscitada contra la Sentencia de primera instancia, fueron considerados y absueltos por el Tribunal de Alzada, con la aclaración de que el argumento de haber estado en posesión del inmueble por más de 30 años alegado por la recurrente no tiene trascendencia, al no haberse deducido demanda reconvencional de usucapión contra la demanda principal. En base a los fundamentos expuestos, corresponde a este Tribunal fallar conforme establece el art. 271-1), y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de fecha 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts.271 mun. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Amalia Mendoza de Alavi, deducidos contra el Auto de Vista Nº 293/2014 de fecha 16 de septiembre de 2014. Con costas.

Se regula el honorario profesional del abogado de la parte actora en 1.000 Bs.


Regístrese, notifíquese y devuélvase.


Relatora: Mgda Dra. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero