TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A  C I V I L


Auto Supremo:44/2015                                                        Sucre:26 de enero 2015                                                        Expediente:B-35-14-S                                                        Partes:Sirio Gustavo Hurtado Durán.c/ Osman Bravo Tivi y CalixtaNoeGuaji.Proceso:Reivindicación,  entrega de inmueble y desocupación.Distrito:Beni.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo interpuesto por  Osman Bravo Tivi y Calixta Noe Guaji cursante de  fs. 122 a 123 en contra del Auto de Vista Nº 109/2014 de fecha 18 de septiembre de 2014, de fs. 118 a 119 vta., emitido por la Sala Civil, Mixta de Familia, Niñez y Adolescencia y violencia intrafamiliar  o Doméstica Pública del Tribunal Departamental de Justicia del Beni, dentro el proceso de reivindicación, entrega de inmueble y desocupación interpuesto por  Sirio Gustavo Hurtado Durán contra Osman BravoTivi y CalixtaNoeGuaji; el Auto de concesión de fs. 127, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez Primero de Partido en lo Civil y Comercial de Trinidad- Beni, mediante Sentencia Nº 14/14 de fecha 17 de junio de 2014,  declaró probada la acción reivindicatoria interpuesta por María Eugenia Becerra Viera en representación de Sirio Gustavo Hurtado Durán en contra de Osman Bravo Tivi y Calixta Noe Guaji, quienes deben restituir el inmueble objeto de litigio en favor de los propietarios en el plazo de 15 días a contar de la ejecutoria de esta sentencia, e improbada la reconvención por usucapión interpuesta por Osman Bravo Tivi y Calixta Noe Guaji en contra de Sirio Gustavo Durán , sin costas por ser juicio doble.

Deducida la apelación por los demandados, mediante Auto de Vista Nº 109/2014 de fs. 118 a 119 vta., la Sala Civil Mixta de Familia Ninez y Adolescencia Violencia intrafamiliar o domestica pública del Tribunal Departamental de Justicia del Beni confirmó totalmente la Sentencia con costas,  por lo que Osman Bravo Tivi y Calixta Noe Guaji  interpuso recurso de casación en el fondo, mismo que se pasa a considerar.

CONSIDERANDO II:                                                        DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1.-Los recurrentes plantean recurso de casación en el fondo manifestando que existe una interpretación equivoca e indebida de las normas concretamente manifiestan que existe interpretación errónea del art. 1453 del Código Civil, ya que claramente señala que quien ha perdido la posesión de una cosa puede reivindicarla de quien la posee o detenta, significando que solo quien anteriormente perdió algo o sea que alguna vez tuvo que poseerlo está capacitado para reivindicar, en el caso concreto el demandante en su demanda principal invoco esta normativa como base fundamental debería legítimamente tener posesión anterior del inmueble para poder recién accionar la reivindicación del inmueble y nunca tuvo tal posesión, y fue por esta causa que exigieron que ese extremo se incluya en los puntos de hecho a probar por el Juez inferior, sin embargo este no lo hizo, favoreciendo al demandante, por lo que en el momento oportuno recurrieron de reposición bajo alternativa de apelación la misma que fue concedida en el efecto diferido, causando un daño al proceso debido a que el Juez del proceso dio al igual que el Tribunal Ad quem una interpretación errónea del art. 1453 del Código Civil.

2.- Acusa también que el Tribunal Ad quem hace una relación errónea e interpretación indebida del art. 330 del  Código de Procedimiento Civil  ya que esta norma no tiene ninguna relación con la expresión de agravios que planteo en el recurso de apelación respecto a la argumentación de fs. 68, donde señala que la demanda fue originalmente presentada ante el Juez Instructor en lo Civil para tramitarse según lo solicitado por el demandante en la vía sumaría que conforme lo establece el art. 479 -II del Código de Procedimiento Civil debería acompañarse toda la prueba siendo por tanto las posteriores certificaciones y documentos presentados totalmente extemporáneos y el Juez inferior no debería considerarlos en sentencia.

Finalmente solicita que se admita del recurso y que este Tribunal dicte la resolución correspondiente.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Conforme los argumentos expuestos en el recurso de casación en el fondo y de la revisión de antecedentes, se puede advertir lo siguiente:

1.- Que los recurrentes acusan que existe una interpretación errónea respecto del art.  1453 del Código Civil el mismo que establece: “El propietario que ha perdido la posesión de una cosa puede reivindicarla de quien la posee o detenta. II Si el demandado, después de la citación,  por hecho propio cesa de poseer o detentar la cosa, está obligado a recuparla para el propietario o a falta de esto, a abonarle su valor y resarcirle el daño.”. En el caso de Autos el propietario  Sirio Gustavo Hurtado Durán, mediante documental presentada a la demanda ha probado  su derecho propietario  del lote de terreno en litigio inscrito bajo la matrícula 8.01.1.01.0002312, así como se ha probado que Osman Bravo Tivi y Calixta Noa Guaji, sin ningún derecho están ocupando actualmente el mencionado lote de terreno  y que no permiten que los propietarios ejerzan  la posesión. De lo que se infiere que el propietario ha perdido la posesión y que los recurrentes se encuentran en posesión del lote de terreno, sin embargo por el solo hecho de ser propietario el demandante ya tiene la posesión porque goza del corpus y el animus  por lo que resulta irrelevante  el cuestionamiento que hacen los recurrentes cuando indican los demandantes deberían probar cuándo perdieron la posesión, para poder reclamar la reivindicación. Es  importante aclarar que en  la acción de reivindicación se debe probar el derecho propietario y  demostrar también que otras personas que no tienen la propiedad del bien,  se encuentren en posesión del inmueble. Al respecto Gonzalo Castellanos Trigo  en su libro posesión, usucapión y reivindicación  edición 2011 establece  “Que el derecho propietario es el poder jurídico que permite usar, gozar y disponer de la cosa. Puede el propietario, además ejercer las acciones tendentes a mantener el derecho, el cual por su naturaleza conlleva “la posesión” emergente del derecho mismo, consiguientemente no necesariamente debe estar en posesión corporal  o natural del bien, habida cuenta de que tiene la “posesión civil” que está integrada por sus elementos “corpus” y “animus” Generalmente el propietario  aun cuando no esté en posesión natural o actual de su inmueble puede perder la posesión o tenencia misma por acción de terceros como ocurre, por lo que sería una utopía la acción reivindicatoria si acaso se le exigiese la posesión previa o anterior a la eyección, desconociéndose el concepto de dominio y la posesión misma que le confiere al propietario de usar y gozar del bien . De ahí que la acción reivindicadora esta acordada al propietario cuando ha perdido la posesión corporal de su inmueble en manos de un tercero”

De lo que se infiere que no es importante que el propietario esté en posesión del bien o que demuestre en que momento ha perdido la posesión como pretenden los recurrentes porque el mismo hecho de demostrar que es propietario le confiere la posesión. El derecho de propiedad, está concebido en el art. 105 del Código Civil, como el poder jurídico que permite usar, gozar y disponer de una cosa dentro del dominio que confiere a su titular la posesión civil o jus possidendi y la natural  o corporal o jus possesionem , esta última puede o no ser ejercida por el propietario, porque el solo hecho de tener título de propiedad, otorga al propietario el corpus y animus sobre la cosa, ejerciendo el goce y disposición sobre aquella, otorgándole el derecho de reivindicar la cosa de manos de un tercero así el demandante no hubiera estado en posesión material de la cosa en  litigio. De lo que se concluye que al demandante por el solo hecho de ser propietario se le reconoce que tiene a poseer el inmueble del que es el titular y por ello se le activa el derecho de la acción de reivindicación.   De lo que resulta que no existe interpretación errónea del art. 1453 del Código Civil,  resultando  infundado el reclamo de los recurrentes.

2.- Con relación al segundo reclamo indican los recurrentes que la demanda se presentó como sumaria y conforme lo establece  el art. 479 el Código de Procedimiento Civil con ella deben acompañarse todas las pruebas que demuestren su pretensión y al reconvenir por usucapión el Juez segundo de instrucción en lo civil declinó competencia al Juez de Partido, en esta instancia el demandante presento más prueba, concretamente la documental de fs.61 referida a una impresión del mapa digital de la base de datos del 2009, además de ofrecer certificaciones de FEJUVE y plano de jurisdicción de la juntas vecinales de Trinidad, prueba que fue objetada por los recurrentes por memorial de fs. 68, argumentando que toda la prueba debía presentarse con la demanda resultando extemporánea e impertinente.  Al respecto conviene aclarar que tanto el art. 479  como el art. 330 del Código de Procedimiento Civil establecen que la demanda debe presentarse con toda la prueba que sea pertinente a objeto de acreditar y demostrar la pretensión de la misma, salvo la excepción que se da en la prueba de reciente obtención. En el caso concreto si bien el demandante presentó esa prueba después  de la presentación de la demanda esta no ha sido determinante ni ha sido considerada por el Juzgador para  declarar probada la misma; ya que el derecho propietario que tenía el demandante se demostró con el documento de compra venta de bien inmueble debidamente reconocido cursante de fs. 6 a 7 de obrados así como el certificado de matrícula, de Derechos Reales cursante a fs. 5 de obrados el pago de impuestos,documentos que fueron presentados con la demanda, por lo que resulta irrelevante la consideración de dicho agravio, resultando  infundado el mismo

Por lo anteriormente señalado, corresponde resolver el recurso conforme a lo previsto en los art. 271 núm. 2) con relación al art. 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I num 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts . 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo interpuesto por Osman Bravo Tivi y Calixta Noe Guaji, contra el Auto de Vista Nº 109/2014 de fecha 18 de septiembre de 2014 cursante de fs. 118 a 119 vta., con costas.

Se regula honorarios profesionales  en el monto de Bs. 700.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero