TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 20/2015

Sucre: 14 de enero 2015

Expediente:        SC-158-14-S

Partes: Banco Unión S.A. c/ Seguros Illimani S.A.Sergio SanzeteneaDimoff,

María del Pilar SanzetenaDimoff.

Proceso: Cumplimiento de Pago de Seguro.

Distrito: Santa Cruz.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo formulado por Seguros Illimani S.A. representado legalmente por Enrique Lacoa Rodríguez de fs. 504 a 507, contra el Auto de Vista Nº 383 de 31 de octubre de 2013 de fs. 498 a 499, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso de Cumplimiento de Pago de Seguro, seguido por Banco Unión S. A. contra Seguros Illimani S.A., Sergio SanzeteneaDimoff y María del Pilar SanzeteneaDimoff, respuesta de fs. 509 a 512 vta., laconcesión de fs. 513, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Primero de Partido en lo Civil y Comercial de Santa Cruz de la Sierra, pronunció Sentencia cursante de fs. 452 a 461 vta., declarando: 1.- IMPROBADA en su totalidad la demanda interpuesta por el Banco Unión S.A. de fs. 166 a 170 y vta., con relación a la Aseguradora Illimani S.A. y PROBADA en lo concerniente a los co-demandados Sergio SanzeteneaDimoff y María del Pilar Sanzetenea Dimoff, los daños y perjuicios serán averiguables en ejecución de sentencia. 2.- Se declaran IMPROBADAS las excepciones perentorias y demanda reconvencional interpuesta por la Aseguradora Illimani S.A. de fs. 200 a 203 y de fs.  208 a 209. 3.- Se ordena a los co-demandados Sergio SanzeteneaDimoff y María del Pilar Sanzetenea Dimoff, a cancelar al Banco Unión S.A. la suma de $us. 27.000, a tercero día de su legal notificación con la ejecutoria de la presente Sentencia, bajo prevenciones de subasta y remate de sus bienes embargados o por embargarse. Complementado por Auto de fecha 02 de abril de 2012 de fs. 464 por el que se dispone: Se ordena a los co-demandados Sergio SanzeteneaDimoff y María del Pilar Sanzetenea Dimoff a cancelar al Banco Unión S. A. la suma de Treinta y dos mil trescientos setenta y cinco 00/100 Dólares Americanos ($us. 32.375), a tercero día de su legal notificación con la ejecutoria de la presente sentencia, bajo prevenciones de subasta y remate de sus bienes embargados o por embargarse, De la misma manera, se corrige el apellido materno del demandado Sergio SanzeteneaDimoff, por el correcto que es Dimoff, en consecuencia, a los efectos de la presente Sentencia, queda redactado como Sergio Sanzetenea Dimoff.

Sentencia apelada por Banco Unión S.A.“solo de la primera parte del punto 1 del Por tanto” en lo que expresa “Se declara improbada en su totalidad la demanda interpuesta por el Banco Unión S.A. de fs. 166 a 170 vta., con relación a la Aseguradora Illimani S.A.” mediante memorial de fs. 467 a 473 vta., asimismo apelada por Seguros Illimani S.A. “sólo del punto dos del por tanto de la Sentencia de fecha 23 de febrero de 2011”, en lo que expresa “Se declaran improbadas las excepciones perentorias y demanda reconvencional interpuesta por la Aseguradora Illimani S.A. de fs. 200 a 203 y de fs. 208 a 209, sin costas por ser juicio doble”, que fue resuelta por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que emitió el Auto de Vista cursante a fs. 498 a 499, por el que REVOCA parcialmente la Sentencia de fecha 23 de febrero de 2011, consiguientemente se declara PROBADA la demanda con relación a la Compañía de Seguros Illimani S.A. e IMPROBADA con relación a los codemandados Sergio Sanzetenea Dimoff y María del Pilar Sanzetenea Dimoff. Consiguientemente se dispone que la  empresa Seguros Illimani S.A. pague a la institución bancaria demandante Banco Unión S.A. el importe de $us. 27.000 (Veintisiete mil 00/100 Dólares Americanos) según se reconoce por comunicación de fecha 05 de junio de 2002, como indemnización del siniestro ocurrido en fecha 13 de septiembre de 2001 y sea a tercero día de la ejecutoria de la presente resolución bajo prevenciones de subasta y remate de sus bienes embargados o por embargarse.

Resolución que dio lugar al recurso de Casación en el fondo, interpuesto por parte de Seguros Illimani S.A., que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Que el Auto de Vista fuera fruto de una incuestionable violación e interpretación errónea y aplicación indebida de la Ley Sustantiva Civil y el Código de Comercio, amparado por los arts. 250, 253-1), 258, 271 y 274 del Código de Procedimiento Civil, interpone recurso de casación en el fondo.

Refiere analizar la resolución impugnada, alude a la naturaleza jurídica del recurso de casación  y finalmente en el punto IV refiere especificar infracción de leyes y fundamentación del derecho.

1.- Acusa violación, falsa interpretación y “peor aplicación” de los arts. 979 y 987 del Código de Comercio. Que existe proceso ejecutivo seguido por el Banco Unión S. A. contra Sergio Sanzetenea Dimoff y María del Pilar Sanzetenea Dimoff ante el Juzgado Décimo de Partido en lo Civil que emergería de un préstamo  de dinero, contrato de mutuo con garantía prendaria de un vehículo y garantía personal a favor del Banco Unión por la suma de $us. 42.000, donde no intervendría la compañía Seguros Illimani S. A., que Banco Unión no pudo cobrar la deuda ni la garantía a los deudores, que no se tiene acreditada el endoso de dicho documento ni la voluntad del Banco ejecutante en la aceptación del endoso que se menciona en el memorial de excepciones, concluyendo que entre el asegurado Sergio Sanzetenea y el Banco Unión nunca hubo intención de endosar la póliza de la Compañía de Seguros Illimani S. A.

En el contrato de seguro de automotores de 16 de agosto de 2001 entre Seguros Illimani y Sergio Sanzetenea, en que la entidad aseguradora se obliga a indemnización sobre el vehículo, Banco Unión S.A. no fuera parte.

Señala sobre acuerdo transaccional de 16 de febrero de 2005 que evidencia que Renán Ribera Arancibia en representación de Sergio Sanzetenea Dimoff, recibe de Seguros Illimani S.A. la suma de $us. 24.000 como pago de liquidación y transacción final sobre el siniestro de vagoneta objeto de litis. Que debe observarse que el Banco Unión inicia demanda ordinaria de cumplimiento de garantía, por la suma de $us. 27.000, y la Sentencia de primera instancia fuera justa, al haber declarado improbado la demanda contra Seguros Illimani S. A. y probada a los codemandados Sanzetenea. En referencia a las excepciones de prescripción planteadas por los recurrentes no surtirían efectos contra el demandante habida cuenta que no existe relación contractual entre el Banco Unión S.A. y la Aseguradora Illimani, aspecto que los vocales habrían aplicado e interpretado erróneamente el art. 987 del Código de Comercio referido a las partes contratantes, el asegurador y el asegurado.

2.- Acusa la violación, falsa interpretación y “peor aplicación” de los arts. 522 y 988 del Código de Comercio. Que el Auto de Vista recurrido, habría violentado la ley o leyes, aplicado falsa y erróneamente al revocar parcialmente la Sentencia de 23 de febrero de 2011, y no tomo en cuenta los artículos del endoso y de tomador y la calidad de beneficiario descritos en los arts. 522 y 988 del Código de Comercio.

Pide se case el Auto de Vista recurrido, manteniendo la sentencia dictada en primera instancia que declara improbada la demanda interpuesta por el Banco Unión S.A. con relación a la compañía de Seguros Illimani S.A.

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

1.- En el recurso en cuestión, si bien se acusa de violación, falsa interpretación y “peor aplicación” de los arts. 979 y 987 del Código de Comercio, se lo hace en forma genérica sin disgregar de manera específica cómo se hubiera violado, cual la falsa interpretación y que significancia tiene la expresión “peor aplicación” de las normas señaladas; aspecto que derivaría en la declaración de improcedencia del recurso. Sin embargo, en consideración al nuevo orden constitucional que garantiza el principio de impugnación plasmado en el art. 180.II de la Constitución Política del Estado, ingresamos a considerar los argumentos expuestos.

En ese orden cuando en el primer acápite se acusa de vulnerados disposiciones del Código de Comercio conforme se señaló de principio, el argumento es que Seguros Illimani S.A. no intervino en el contrato de mutuo por la suma de $us. 42.000, entre el Banco Unión y Sergio Sanzetenea Dimoff, además que no habría endoso a favor del Banco Unión o la intención de hacerlo la póliza de la Compañía de Seguros Illimani S.A., ni la voluntad del Banco en la aceptación del endoso. Y refiriendo al contrato de seguro de automotores de 16 de agosto de 2001, entre Seguros Illimani y Sergio Sanzetenea Dimoff en la que se obligaría a indemnizar sobre el vehículo, el Banco Unión no fuera parte.

Respecto a ello corresponde señalar que de manera específica no consta en el contrato de seguro de fs. 51 a 55 que fuera el Banco Unión el beneficiario para el cobro del Seguro, sin embargo, de la documental cursante a fs. 64 se establece la comunicación de la intención de endoso de la póliza de seguros Nº LP-91-00513490 a favor del Banco Unión S.A., de similar forma la documental de fs. 67 en el que textualmente refiere “…encontrándose la documentación legal del vehículo, en poder del Banco Unión S.A. por un crédito para la compra de dicho vehículo, operación signada con el No. 23046, subrogo mis derechos a favor de dicha institución bancaria a objeto de que la misma proceda al cobro del total del monto indemnizable, y les transfiera a ustedes los papeles…”, tiene relación con la documental de fs. 146 dirigida por el codemandado Sergio Sanzetenea Dimoff a Seguros Illimani cuando refiere “…les solicitamos su consentimiento, para proceder el endoso de la póliza, a favor del Banco Unión S.A., entidad financiera, con la cual se tiene una obligación pendiente, por la compra de dicho vehículo…”, y lo más contundente es la literal de fs. 147 en la que Seguros Illimani S.A. dirige correspondencia a Banco Unión S.A., solicitando documentos de la Vagoneta Mitsubishi Montero Placa 1168-DZD aludiendo a la suma de dinero a reconocer por el robo del vehículo, asimismo documentales que cursan a fs. 151, 161, 162 en los que Banco Unión S.A. reclama por la efectivización de la suma señalada. Es decir, se establece de manera fehaciente la relación existente entre Sergio Sanzetenea Dimoff, Seguros Illimani S.A. y Banco Unión S.A.

Bajo esos antecedentes, merece aclarar que en autos se estableció de manera fehaciente los distintos roles o posiciones tanto del demandante así como de los demandados, en ese contexto diremos que el asegurador es la empresa de seguros que emite la póliza firmada por el tomador, quien cobrará por las primas del tomador y en caso de una eventualidad pagará por las indemnizaciones necesarias al beneficiario del seguro; en cambio el asegurado, es la persona física o jurídica que cubre el seguro. Esta persona recibirá unas indemnizaciones o contraprestaciones según las condiciones indicadas en su póliza, debiendo añadirse que se considerará beneficiario del seguro a la persona física o jurídica que recibirá la indemnización en caso de una eventualidad y si el riesgo o accidente sufrido forma parte del seguro. En muchas ocasiones tomador, asegurado y beneficiario son la misma persona. En otras, suelen coincidir tomador y asegurado o asegurado y beneficiario, sin embargo esta persona no tiene porqué ser la misma que el asegurado, pudiendo ser un tercero, aspecto último que se efectivizó en el caso de autos, pues si bien producto del contrato conforme señala el art. 987 del Código de Comercio, refiere al asegurador y asegurado como partes del contrato de seguro, no habrá que perder de vista que de las documentales presentadas al proceso, el asegurado hizo conocer de manera expresa que el beneficiario del seguro era Banco Unión S.A., que fue la entidad que otorgó el préstamo para la adquisición del vehículo al que aseguró Seguros Illimani S.A., no existiendo oposición por parte de la entidad aseguradora, y en el entendido que se configuró lo determinado por el art. 1011 del Código de Comercio, es decir la cesión de la póliza de la persona natural a la jurídica conforme se verifica de las notas referidas supra, el asegurador guardó silencio en el plazo que señala la norma, figurándose su aceptación. Partiendo de ello, y en sujeción a lo previsto por el art. 987 del Código de Comercio citado supra, se tiene que en el caso de autos el asegurador es Seguros Illimani S.A., el asegurado Sergio Sanzetenea Dimoff y el beneficiario Banco Unión S.A., bajo ese antecedente, el análisis realizado por el Ad quem tiene sustento, pues los elementos de prueba aportados al proceso, patentizan que Seguros Illimani S.A. conocía perfectamente que la entidad bancaria demandante, era el beneficiario del seguro.

Verificado aquel aspecto, es decir que el beneficiario del pago por el siniestro es Banco Unión, resulta inexplicable que aun de ello Seguros Illimani S.A. haya procedido a una transacción con el apoderado de Sergio Sanzetenea Dimoff por la suma de $us. 24.000, cuando lo correcto era el pago a Banco Unión S.A. como beneficiario real, en todo caso le estará facultado a la entidad recurrente repetir el pago contra quien recibió de manera indebida el pago pactado como estableció el Ad quem, resultando correcto el criterio emitido en el Auto de Vista recurrido, no existiendo violación ni falsa interpretación de los arts. 979 y 987 del Código de Comercio, no existiendo coherencia en la referencia de “peor aplicación” de las normas señaladas.

2.- Cuando en otro acápite se acusa de violación falsa interpretación y “peor aplicación” de los arts. 522 y 988 del Código de Comercio, de manera global señala que se habría violentado la ley o leyes, aplicado falsa y erróneamente al revocar la Sentencia de primera instancia y no se habría tomado en cuenta los artículos referidos que señala a los requisitos formales del endoso y quien representa el tomador, no existe mayor dato que evidencie que su posición estuviera sustentada, es decir que habría violación de las referidas normas o que hubiera falsa interpretación, no habiendo expresado como se hubiera violado y ante la falsa interpretación cual la correcta que debió darse, no merece mayor consideración, debiendo en todo caso estarse al análisis efectuado en el punto 1 de la presente resolución.

Bajo esos antecedentes, corresponde dar aplicación a lo previsto por el art. 271num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42 núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y los Arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el Recurso de casación en el fondo interpuesto por Seguros Illimani S.A. mediante su representante legal Enrique Lacoa Rodríguez por memorial de fs. 504 a 507, contra el Auto de Vista de fs. 498 a 499 de fecha 31 de Octubre de 2013. Con Costas.

Se regulan los honorarios del Abogado en la suma de Bs. 1.000.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Abog. Gonzalo Rojas Segales

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero