TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo: 11/2015

Sucre: 14 de enero 2015

Expediente: P - 12 - 14 - S

Partes: Limbert Choque Choque. c/  Agustina Flores Moga.

Proceso: Reconocimiento de unión conyugal libre o de hecho, ruptura de la unión

    conyugal, división de bienes y asistencia familiar.

Distrito: Pando

VISTOS:El recurso de casación en el fondo de fs. 207 a 210, interpuesto por Limbert Choque Choque, impugnando el Auto de Vista Nº78 de fecha 29 de agosto de 2014, de fs. 199 a 200 vta., pronunciado por la Sala Civil, Familiar, Social, Niño Niña Adolescente del Tribunal Departamental de Justicia del Pando, en el proceso de reconocimiento de unión conyugal libre o de hecho, ruptura de unión conyugal, división de bienes y asistencia familia, seguido a instancias de Limbert Choque Choque contra Agustina Flores Moya, el Auto de concesión de fs. 213 vta.; los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que tramitada la causa por el Juzgado de Partido de Familia de la ciudad de Cobija, emitió la Sentencia Nº28/2014 de fecha 23 de mayo de 2014, cursante de fs. 157 a 159, declarando IMPROBADA la demanda de ruptura de unión conyugal libre o de hecho y división de bienes, complementada a fs. 162.

Sentencia que apelada por el demandante Limbert Choque Choquede fs. 175 a 177, que fuera confirmada totalmente por Auto de Vista Nº78 de 29 de agosto de 2014 de fs. 199 a 200 vta., pronunciada por la Sala Civil, Familiar, Social, Niña, Niña Adolescente del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, ocasionando que el demandante, interpongan recurso de casación en el fondo, que es motivo de Autos.

CONSIDERANDO II

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1.- El recurrente acusa la violación e interpretación errónea y aplicación indebida del art. 158 y 172 del Código de Familia, debido a que los de instancia no observaron las circunstancias que rodea al caso en examen, pues su persona en su buena fe creyó que su divorcio anterior se había consolidado con la dictación de la sentencia sin que sea necesaria su ejecutoria, como erradamente argumentó el Tribunal de Alzada, más aun cuando de fs. 189 y 190 cursa prueba por la que hubiera acreditado la ejecutoria de la sentencia de divorcio y su respectiva cancelación en el Registro Civil.

2.- Del mismo modo refiere que el razonamiento del presente Auto de Vista es contradictorio al A.S. Nº 125 de 06 de marzo de 2007 y SPC 0069/2013 referidas a los efectos de la unión conyugal libre o de hecho sobre la ganancialidad de los bienes adquiridos durante su vigencia.

3.- En forma reiterada acusa error en la apreciación de la prueba cursante a fs. 199 y 200 por la que se acreditó que la sentencia de divorcio se encuentra plenamente ejecutoriada y cancelado en el Registro Cívico por lo que no es evidente que carecería de libertad de estado para la procedencia del reconocimiento de la unión libre o de hecho demandada.

Concluye solicitando se case la resolución recurrida y se reconozcan a su favor los efectos de la unión conyugal libre o de hecho y se proceda a homologar el acuerdo de conciliación de fs. 133 de obrados, por haber incurrido los de instancia en las causales previstas para la procedencia del recurso de casación en el fondo previstos por los numerales 1), 2) y 3) del art. 253 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

De la generalidad de los agravios acusados se advierte que los mismos están orientados a acusar la violación e interpretación errónea y aplicación indebida del art. 158 y 172 del Código de Familia, debido a que los de instancia no observaron las circunstancias que rodea al caso en examen, pues su persona en su buena fe creyó que su divorcio anterior se había consolidado con la dictación de la sentencia sin que sea necesaria su ejecutoria, más aun cuando de fs. 189 y 190 cursa prueba por la que hubiera acreditado la ejecutoria de la sentencia de divorcio y su respectiva cancelación en el Registro Civil, acusando del mismo modo que el razonamiento contenido en el Auto de Vista recurrido de casación contraviene el entendimiento asumido en el A.S. Nº 125 de 06 de marzo de 2007 y SPC 0069/2013 referidas a los efectos de la unión conyugal libre o de hecho sobre la ganancialidad de los bienes adquiridos durante su vigencia, siendo estos los agravios deducidos para un mejor entendimiento se hace necesario precisaralgunos aspectos.

El art. 158 del Código de Familia refiere: “se entiende haber unión conyugal libre o de hecho cuando el varón y la mujer voluntariamente constituyen hogar y hacen vida en común en forma estable y singular con la concurrencia de los requisitos establecidos en los artículos 44, 46 y 50". De la misma manera el art. 172 de la misma norma legal dispone: “ No producen los efectos anteriormente reconocidos, las uniones inestables y plurales, así como los que no reúnen los requisitos prevenidos por los art. 44 y 46 al 50 del presente Código, aunque sean estables y singulares. Sin embargo en este último caso pueden ser invocados dichos efectos por los convivientes cuando ambos estuvieron de buena fe, y aún por uno de ellos, si sólo hubo buena fe de su parte, pero no por el otro…”. Asimismo por imperio de la Constitución Política del Estado en su art. 63 que señala: "Las uniones libres o de hecho que reúnan condiciones de estabilidad, seguridad y sean mantenidas entre un hombre y una mujer, sin impedimento legal producirán los mismos efectos que el matrimonio civil tanto en las relaciones personales y patrimoniales de los convivientes como en lo que respecta a los hijos e hijos adoptados o nacidos de aquellos".

Dentro de ese orden, tanto la legislación familia como la doctrina y jurisprudencia coinciden que uno de los requisitos de la Unión Conyugal libre o de hecho es la libertad de estado, es decir que ninguno de los convivientes esté ligado por matrimonio civila otra persona, situación que no acontece en el caso de Autos, pues conforme correctamente advirtieron los Jueces de grado, el actor carecía del requisito esencial de libertad de estado, motivo por el cual efectivamente no se podía reconocer la existencia de la unión conyugal libre o de hecho, sin embargo debe aclararse que el matrimonio que el actor mantuvo con Olga Nair Cuqui Sea, se disolvió en el momento en que la sentencia de divorcio adquirió calidad de cosa juzgada al no ser objeto de apelación por las partes, no siendo correcto el criterio vertido por los Jueces de grado al sostener que la sentencia de divorcio no se encontraría ejecutoria. 

Empero, también es evidente que conforme la prueba testifical de fs. 141 y 142, así como la propia confesión de la demandada contenida en el memorial de fs. 133 en el que refirió:“conforme se ha llegado a una conciliación con el demandante y al ser evidente que mi persona ha convivido con el señor LIMBERT CHOQUE CHOQUE el mencionado periodo que se indica a pesar de que el ultimo año 2012 ha sido irregular…, pero siendo que los años anteriores si hemos vivido juntos de manera estable como familia, pido asu autoridad que en sentencia se ejecute la conciliación efectuada ante su autoridad en fecha 17 de febrero ya que mi persona esta consiente de  la convivencia y no tiene el ánimo de seguir negando dicha convivencia.”, del mismo modo conforme la declaración jurada de fs. 134, la demandada señala que: “QUE MI PERSONA HA CONVIVIDO COMO PAREJA DE MANERA LIBRE Y CONTINUADA CON EL SEÑOR LIBERT CHOQUE CHOQUE …… desde el 17 de mayo de 2005 hasta el 09 de julio de 2012…”, aspectos que inequívocamente demuestran que entre Limbert Choque Choque y Agustina Flores Moga existió una (relación) uniónde hecho, aunque ésta tenga el carácter de irregular por la falta de libertad de estado del actor.

En ese sentido diremos que si bien el actor tenia conciencia de su estado civil, no es menos evidente que pese a este impedimento legal, al encontrarse separado de quien fuera su cónyugeOlga Nair Cuchi Sea, logró establecer una relación estable, singular y con notoriedad o publicidad con la demandada Agustina Flores Moga, esto debido a que la relación de hecho que mantuvo con la demandada se constituyó como ella misma lo reconoce, en la intención de establecer una verdadera relación de pareja en la que ambos asumieron derechos y obligaciones propias de esa relación, sin que en obrados exista evidencia que demuestre que el actor estableció aquella relación con la intensión de hacer prevalecer luego el impedimento que suponía su vínculo conyugal a fin de generar perjuicio a su pareja Agustina Flores Moga, actuar en el que precisamente radica la buena fe del actor.

Se debe precisar que el solo conocimiento de parte de uno de los convivientes de su falta de libertad de estado, no supone per se, su mala fe, porque esta debe ser considerada no sobre la base del conocimiento de ese impedimento sino en la consideración de la intensión que tiene éste a tiempo de establecer esa relación, y si esa intensión supone establecer una unión singular, estable, notoria, en la que ambos asuman derechos y obligaciones propias de la convivencia entre un hombre y una mujer como son la fidelidad, apoyo mutuo, asistencia recíproca entre otros, no existe razón alguna para establecer la mala fe de este conviviente, esencialmente si al impedimento que recae sobre él no fue ocultado a su pareja en cuyo mérito ambos saben y conocen que su relación encuadra dentro de las consideradas como irregulares pero en el convencimiento de que la misma genera para ambos los efectos reconocidos a las uniones libres o de hecho.

En ese sentido, queda plenamente demostrado que entre las partes en contienda existió una unión de hecho, la cual al carecer de uno de los requisitos esenciales para su  formación no puede ser reconocida dentro de los parámetros del art. 158 del Código de Familia, empero, ante la existencia real de esta unión de hecho se debe reconocer los efectos que produce en las relaciones personales como en las patrimoniales de los convivientes, siempre y cuando se encuentre presente en su constitución la “buena fe” de ambos y uno de los convivientes, conforme prevé el art. 172 del Código de Familia, que señala: “(Uniones irregulares). No producen los efectos anteriormente reconocidos, las uniones inestables y plurales, así como las que no reúnen los requisitos prevenidos por los artículos 44 y 46 al 50 del presente Código, aunque sean estables y singulares. Sin embargo en este último caso pueden ser invocados dichos efectos por los convivientes, cuando ambos estuvieron de buena fe, y aún por uno de ellos, si sólo hubo buena fe de su parte, pero no por el otro…”, es decir, que una unión irregular, según lo previsto el artículo señalado es aquella inestable o plural, que no generaría los efectos que se atribuyen a las uniones conyugales libres, revistiendo un carácter de irregular, aquellas uniones que no reúnan los requisitos prevenidos por los arts. 44, 46 al 51 del Código de Familia, sin embargo cuando estas uniones son estables y singulares generaran los efectos de la uniones conyugales siempre y cuando  fueran entabladas de buena y aun cuando solo hubo buena fe en uno y no en ambos convivientes.

De lo expuesto concluimos que es acertada la determinación asumida por los  jueces de instancia al negar el reconocimiento de la unión conyugal libre o de hecho demandada, por faltar en su conformación de uno de los requisitos esencialescomo es la libertad de estado, sin embargo, conforme se explano precedentemente en aplicación de lo dispuesto por los arts. 171 y 172 del Código de Familia, corresponde reconocer los efectos de la unión de hecho, al haberse probado su existencia y haber sido reconocido por la misma actora en ese entendido y existiendo acuerdo conciliatorio al que arribaron las partes corresponde su homologación.

Por lo referido, corresponde a este Tribunal fallar conforme establecen los arts. 271 num. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional del Bolivia, con la facultada conferida por el art. 41 y 42 numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, CASA PARCIALMENTE  el Auto de Vista Nº78 de  fecha 29 de agosto de 2014, de fs. 199 a 200 vlta., pronunciado por la Sala Civil, Familiar, Social, Niño, Niña y Adolescente del Tribunal Departamental de Justicia del Pandoy deliberando en el fondo, se reconoce los efectos de la unión irregular mantenida entre Limbert Choque Choque y Agustina Flores Moga, en cuyo mérito se HOMOLOGA el acuerdo transaccional de fs. 129 y vta., quedando incólume la determinación asumida por los de instancia referida a la improcedencia del reconocimiento de unión conyugal libre o de hecho a la unión irregular mantenida entre, sin costas.

Sin multa por ser excusable el error.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero